Dirección General
Farm. Néstor Adrián Caprov
Hace 6 años

Trazabilidad: avanza nuevo sistema para controlar remedios robados

#Actualidad

BUENOS AIRES: Según la ANMAT, la nueva forma de controlar la legitimidad de los remedios se comenzará a aplicar en los productos de alto costo, como los oncológicos o los de tratamientos de la hemofilia. Se hará desde una página web y evitará que los robados ingresen de nuevo al sistema legal.

E
l nuevo sistema de trazabilidad electrónica que comenzó a idear este año la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT) iniciará su labor en el control de fármacos de alta complejidad, una forma de dar respuesta a la alarma que generó el tráfico ilegal de estos productos. El método, que contará con la colaboración del ministerio de Salud y la Superintendencia de Servicios de Salud, será totalmente electrónico, y contará con una página web para su control.
Según la información suministrada por la entidad a distintos medios durante el fin de semana, el sistema será implementado inicialmente para el control de medicamentos oncológicos, contra el VIH y hemofílicos, entre otras drogas de alto costo. la idea es mantener una estricta vigilancia para conocer "su recorrido completo, desde su producción hasta su consumo".
Para esto, la ANMAT están desarrollando una página web en la que laboratorios, droguerías y farmacias estarán obligados a registrar el recorrido del medicamento. "Todos los eslabones de la cadena, desde el fabricante hasta el usuario, van a poder seguir el rastro del producto", informó la entidad. Esto se suma a un sistema mayor, creado junto a la Defensoría del Pueblo de la Nación, para acercar elementos a los usuarios de remedios para conocer si los medicamentos son legítimos o no.
"Cada medicamento va a tener que mostrar en su envase un número de lote, un número de partida y un número de medicamento. Este último será único para cada unidad, ya que unidades del mismo lote y partida comparte las otras dos cifras", adelantó la entidad, dependiente del ministerio de Salud nacional.
La medida nació, según publicó el fin de semana el diario Perfil, como necesidad para combatir el avance de la mafia de los medicamentos, en particular, de la comercialización de remedios robados y vencidos. Así, comenzaron a reactivarse causas judiciales en las que se investiga si las obras sociales se enriquecen elaborando expedientes de pacientes muertos o inexistentes, o de pacientes reales con tratamientos y medicamentos que nunca recibieron, y cobrando reintegros que les paga el Estado por esos servicios falsos.
También para aplicar mayores exigencias a las obras sociales a la hora de elaborar los expedientes que presentan en la Administración de Programas Especiales (APE) para que el Estado les reintegre lo que pagaron por los medicamentos y tratamientos médicos. En este sentido, la nota periodística explica que “si los medicamentos son robados, el laboratorio, la droguería o farmacia deben denunciar qué lotes o partidas les fueron sustraídos y así se anula inmediatamente la partida. El medicamento robado o falso no podrá reingresar a la seguridad social, es decir, que no podrá ser comprado por las obras sociales porque el APE no les va a pagar los reintegros si los medicamentos no están registrados en el sistema de trazabilidad”.
El sistema de trazabilidad será aplicado en tres meses y será financiado por los grandes laboratorios, según se comprometieron esas empresas con la Superintendencia de Servicios de Salud, dependiente del ministerio de Salud. La resolución podría toparse con obstáculos. Algunos laboratorios creen que encarecerá sus costos.
Una vez puesto totalmente en marcha, involucra a unas 2 mil droguerías y 13 mil farmacias en todo el país, con unos 450 millones de cajas de medicamentos que circulan por la cadena de distribución y comercialización.