Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
Un animal australiano podría conducir al desarrollo de nuevos medicamentos
7/11/16, 11:27 SIDNEY, octubre 7: Se trata del demonio de Tasmania, cuya leche contiene proteínas que podrían ser útiles en la lucha contra las ¨superbacterias¨ resistentes a los antibióticos. Los investigadores sugieren que a partir de los péptidos de la leche pueden matar algunas de las infecciones bacterianas y fúngicas más mortales, incluyendo el estafilococo dorado.
Posteá primero y convertite en suscriptor destacado
La noticia curiosa del día proviene de Australia, donde un equipo de investigadores escaneó el genoma del demonio de Tasmania y descubrió seis péptidos antimicrobianos, los cuales fueron replicados de forma artificial para evaluar su eficacia en matar algunas de las bacterias más perjudiciales conocidos para los seres humanos.

Durante los ensayos realizados, los científicos hallaron varios péptidos llamados catelicidinas, una especie natural de antibiótico. Los seres humanos llevan una catelicidina en su sistema, pero sólo tenemos una la LL-37 y los demonios de Tasmania tienen 12.

Las catelicidinas juegan un papel importante en la respuesta inmune innata. Además de su función como antibióticos endógenos son también moléculas que participan en procesos de señalización coordinando la función vascular a nivel local, la migración leucocitaria y las respuestas relacionadas con la curación de heridas. La catelicidina humana proviene de una molécula precursora que es procesada por serin-proteasas generando el péptido activo C-terminal llamado LL-37 por tener 2 leucinas y 37 aminoácidos de longitud, de acuerdo a la reseña del portal Food Newa Latam.

El estudio fue publicado en la última edición de la revista Scientific Reports donde podemos ver el análisis y como se expone a los péptidos de la leche demonio de Tasmania a las bacterias resistentes a múltiples fármacos y como muere el enterococo resiste a la vancomicina y la Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM).

La investigación está en sus primeras etapas, pero saber acerca de las propiedades de lucha contra la superbacteria encontrada en la leche del demonio de Tasmania podría conducir a nuevos medicamentos.

Las Superbacterias son consideradas una amenaza para la salud internacional, por lo que un gran interés se espera en la investigación. Los expertos creen que las bacterias resistentes a los fármacos podrían matar a 10 millones de personas en 2050, o una persona cada tres segundos, si no hay ningún principal medicamento innovador para luchar contra ellos.

El demonio de Tasmania tiene un amplio repertorio de catelicidinas que probablemente evolucionaron para proteger su sistema inmunológico. Su perfil de expresión amplio y la actividad antimicrobiana de amplio espectro sugiere que las catelicidinas del diablo están involucradas en la defensa epitelial en la bolsa y en otros sitios en el cuerpo. Además, las catelicidinas del diablo puede proporcionar inmunidad pasiva a los jóvenes a través de la leche y podría modular la respuesta inmune para mejorar la protección durante el desarrollo inmunológico en la bolsa.

#Curiosidades
¿Like?
#ANMAT
ANMAT prohibió la comercialización de un suplemento dietario
BUENOS AIRES, noviembre 17: Se trata del producto marca “Suplemento dietario – Esencia Herbal: Acoro + Piridoxina, marca Vida Natural”; por ser ilegal.
#Prematuros
Vinculan la restricción al tabaco con la disminución de los partos prematuros
BARCELONA, noviembre 17: En el marco del Día Mundial del Niño Prematuro, se presentó una investigación que refiere que se registran menos partos de niños prematuros en países más restrictivos con el tabaco.
#Medicamentos
Laboratorio nacional lanza un similar del antirreumático Arcoxia
BUENOS AIRES, noviembre 16: El laboratorio Craveri sale al mercado con su producto Etorex, un medicamento analgesico/antiinflamatorio a base de Etoricoxib.
#IOMA
Denuncian que IOMA interrumpió la cobertura médica a una nena con el Síndrome de Kabuki
BUENOS AIRES, noviembre 16: Maia tiene 18 años y es una de las dos personas que padece esta rara afección en Argentina. El valor del medicamento supera los 190 mil pesos. Su mamá denuncia que la obra social les dejo de entregar el remedio y que corre peligro de muerte.