Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 13/5/16
#Tecno
Crean un dispositivo que “bloquea” el dolor menstrual
13/5/16, 11:27, TEL AVIV, mayo 13: Científicos iraníes crearon un aparato que mediante la utilización de electrodos, estimula el nervio en la zona pélvica para que no llegue la sensación dolorosa al cerebro.
¿Like?
#NoaFarmacity
Hoy 13:13, BUENOS AIRES, junio 25: El máximo tribunal difundió los primeros expositores en la audiencia del 29 de agosto, que definirá si la cadenera es autorizada a operar en la Provincia. A la espera de esa fecha, más distritos aprueban leyes locales para prohibir la instalación de locales a nivel local.
#Cannabis
Hoy 12:43, VIEDMA, junio 25: El proyecto para adherir a la ley nacional que reconoce el uso medicinal del cannabis obtuvo media sanción en la legislatura provincial.
Su nombre es Livia y funciona a través de un clip que se coloca en el pantalón y dos electrodos que se adhieren a la parte inferior del abdomen mediante parches de goma que se ajustan de acuerdo a la intensidad del sufrimiento que se padece.

El efecto de los electrodos es una vibración que se encarga de estimular los nervios para que el dolor no llegue al cerebro y las mujeres no lo puedan notar.

El pequeño dispositivo cuesta 130 euros y dura unas 15 horas. Se pone en el cinturón o enganchado en el pantalón y pasa desapercibido ya que parece un reproductor de música.

"Livia es el interruptor de apagado para los dolores menstruales. Livia es una solución libre de drogas para el dolor menstrual. Con un solo toque, el pequeño dispositivo cierra las ¨puertas¨ de dolor mediante la estimulación de los nervios y bloquea el dolor para que no pueda pasar al cerebro. No más dolor, no más píldoras¨, podemos leer en su página de Indiegogo.

"La tecnología de este sistema se basa en la teoría de compuertas. Es decir, que cuando el cerebro recibe las pequeñas descargas eléctricas del aparato, bloquea las señales del dolor menstrual, por lo que esta sensación incómoda puede llegar a desaparecer. La idea es cerrar las puertas del dolor", explicó el doctor Bari Kaplan, al frente del proyecto que ya se probó en más de 160 mujeres, principalmente en el Hospital de Mujeres de de Tel Aviv.

“El proyecto recibió financiación -más de US$ 180.000- a través de una página de crowfunding. En octubre saldrá a la venta y se estima que costará 130 euros.

Fuente: La Nación