Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 20/1/17
#Tecno
No es ficción: El pene biónico, un implante inteligente que reacciona al calor
20/1/17, 12:00, ESPAÑA, enero 20: Científicos estadounidenses han desarrollado un dispositivo de nitinol con “memoria de forma”, lo que significa que permanece flácido a temperatura corporal y erecto cuando se somete a calor. Fuente: consalud.es
¿Like?
#NuevosFármacos
20/7/18, 12:40, BUENOS AIRES, julio 20: El medicamento Abicipar permite mejorar la visión como las inyecciones disponibles en el mercado. Buscan la aprobación de la FDA de Estados Unidos.
#Sarampión
20/7/18, 11:52, BUENOS AIRES, julio 20: El Ministerio de Salud nacional confirmó dos casos autóctonos, y lanzó un plan para contener la circulación vital. Un informe critica la baja vacunación en los últimos dos años. En Brasil, hay más de 600 contagios, cun cuatro muertos incluidos.
Las zonas íntimas pueden ser motivo de complejos e inseguridades a la hora de llevar una vida sexual plena. La disfunción eréctil es uno de los problemas más frecuentes que padece el género masculino después de someterse a distintas operaciones. De hecho, cerca del 40% de los varones en edades comprendidas entre los 40 y los 70 años presentan algún nivel de impotencia.

Hasta el momento, las soluciones son meramente farmacológicas y muchos de los afectados no responden a medicamentos como la conocida Viagra. En este contexto, un grupo de científicos estadounidenses ha desarrollado un pene biónico, un implante inteligente a base de nilitol que se activa con el calor.

Se trata de un dispositivo destinado a ayudar a aquellos hombres que padecen disfunciones eréctiles graves. Éste cuenta con “memoria de forma”, lo que significa que permanece flácido a temperatura corporal y erecto cuando se somete a calor.

El implante es una especie de espiral metálica enrollable que se coloca en la base del pene mediante una pequeña intervención. Su material principal, el nilitol (una aleación de níquel y titanio), se encarga de reaccionar a las distintas temperaturas y de cambiar de forma ante ciertos estímulos.

Brian Le, urólogo de la Universidad de Wisconsin-Madison y uno de los autores del estudio, considera que este implante podría convertirse en una alternativa a los tratamientos tradicionales contra la impotencia y llegar al mercado en un plazo de cinco a diez años.

Eso sí, por el momento, este equipo de científicos se encuentra trabajando en un mando a distancia que mande ondas al pene biónico con el fin de aumentar su temperatura y conseguir que el paciente tenga erecciones completas y duraderas que le permitan recuperar su vida sexual.