Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
Mercadonegro

#Mercadonegro

Avanza en España reforma judicial que endurece pena para quienes trafiquen medicamentosADJUNTO

Mercadonegro

MADRID, febrero 20: La iniciativa ya obtuvo el visto bueno de Diputados, y esta semana comenzó a debatirse en el Senado, donde incluso se podrían acordar penas más duras a las originales. El objetivo es declarar “delito penal” el tráfico o adulteración de fármacos, contra la “falta administrativa” que se impone hasta ahora.

#AccesoalosMedicamentos
En España, por la falta de acceso a fármacos se habla de “pobreza farmacéutica”ADJ
BUENOS AIRES, mayo 21: Según estimaciones, 2 millones de españoles no pueden comprar los medicamentos que les recetan sus médicos. Es porque desde el 2012 rige un copago, que obliga a los pacientes a abonar una parte del valor de los tratamientos.
#Botulismo
La ANMAT emitió una alerta por dos casos confirmados de botulismoADJ
BUENOS AIRES, mayo 20: Se trata de dos hermanas que están graves luego de consumir humus contaminado con la bacteria que produce esta enfermedad. El producto no estaba autorizado, y fue retirado del mercado.

La propuesta para endurecer las penas para quienes trafiquen medicamentos –originales o adulterados –que se lanzó hace poco más de un mes en España avanza a paso firme. El proyecto, que reforma varios artículos del código penal nacional, ya obtuvo el visto bueno de los diputados, y esta semana llegó al senado. El objetivo del mismo es imponer penas de cárcel efectiva para quienes incursionen en este peligroso delito para la salud pública, que llegan hasta los tres años. Pero en los primeros debates en el Senado, se habló de hacer más duras estas penas, una idea que podría cristalizarse la semana que viene.

Luego de pasar exitosamente por Diputados, el proyecto contra el tráfico de medicamentos llegó al Senado, donde el Grupo Parlamentario Popular mostró interés en aumentar aún más las penas para los responsables de estas prácticas ilícitas. Los populares (integrantes del Partido Popular) “han registrado varias enmiendas para elevar hasta los cuatro años las penas de prisión contra la falsificación de medicamentos y productos sanitarios como el tráfico ilegal al tratarse de delitos que suponen un riesgo para la vida o la salud de las personas”, informó el portal El Economista.

La reforma afecta al artículo 362 de la norma, que hasta ahora incluye penas de prisión de seis meses a tres años, multas de 6 a 18 meses e inhabilitación especial durante uno a tres años para quien imite un medicamento, altere su dosis y los venda o facilite su uso de cualquier forma, entre otras cuestiones. De este modo, el Partido Popular plantea elevar las penas de prisión hasta cuatro años para incluir tanto medicamentos de uso humano como veterinario, así como en investigación.

La nueva legislatura española considera “delito penal” el tráfico de medicamentos. Esto incluye “toda actividad ilegal con estos productos”, e impone un nuevo régimen que incluye penas de hasta cuatro años de prisión a los responsables. Hasta el momento, vender de forma irregular medicamentos estaba tipificado como una “sanción administrativa”, lo que hacía “rentables” el mercado negro, ya que los infractores ganaban mucho más con la venta de productos más allá de la sanción que pudiesen recibir por ello.

La elaboración de medicamentos también será ahora mayormente penada tras esta reforma —que, en la práctica, transpone los compromisos adquiridos por diversos Estados, entre ellos España, con la firma del Convenio Medicrime—. El nuevo texto recoge penas de prisión de seis meses a tres años al que "elabore o produzca un medicamento, principio activo, excipiente o producto sanitario sin autorización para ello (…)" así como otros "elementos y materiales que entren en la fabricación o estén destinados a ser utilizados en ellos y sean esenciales para su integridad", en alusión a envases, cartonajes, prospectos.

Estas mismas penas también serán impuestas "a quien altere, al fabricarlo o elaborarlo en un momento posterior, la cantidad, dosis, caducidad o composición genuina, de modo que reduzca su seguridad, eficacia o calidad". En este caso, como ocurre con el comercio inverso de medicamentos, si se hubiera creado un peligro para la vida o salud de las personas, se impondrá una pena de prisión de uno a cuatro años.