Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 4/3/16
#Vacunas
Especialistas alertan sobre mitos negativos de las vacunas y piden completar calendario
4/3/16, 09:10, BUENOS AIRES, marzo 4: Por el auge de los grupos “antivacunas”, desde la Sociedad Argentina de pediatría (SAP) reivindican la efectividad de la vacunación, y desmienten mitos generados por estos sectores. Difunden datos de cómo las últimas vacunas integradas al calendario oficial bajaron los casos de distintas enfermedades.
#Farmacias
La próxima semana se definirá si los empleados de farmacias cobran el bono de fin de año
29/11/18, 11:52, BUENOS AIRES, noviembre 29: Las entidades farmacéuticas y el gremio de los empleados se reunirán el próximo martes 4 de diciembre para analizar las posibilidades de pagar esos 5 mil pesos, que anunció el gobierno nacional.
#NuevosFármacos
Llega un fármaco oncológico que puede utilizarse en varios tipos de tumores
28/11/18, 09:00, BUENOS AIRES, noviembre 28: Se aprobó en Estados Unidos el uso de un tratamiento que actúa sobre las mutaciones genéticas cancerosas, lo que le permite tener efectividad con distintos tipos de cáncer.
Por problemas en el acceso o por mitos sobre sus efectos negativos, muchas personas deciden no vacunarse, una actitud que se fue extendiendo en los últimos tiempos, en especial en grupos con pensamiento naturista. La tendencia hace que en algunas vacunas, se haya bajado el porcentaje histórico de inmunización, y hay preocupación entre los especialistas. Es que como resaltan desde la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), esta actitud no solo pone en riesgo a la persona, sino a su entorno. “Generan bolsones de bajas coberturas”, aseguran, lo que aumenta las posibilidades de generar un brote epidémico. Ante esto, se insiste en completar el calendario obligatorio, y así ser solidario con la salud de todos.

El impacto negativo de los grupos “antivacunas”, que deciden no vacunar a sus hijos, va más allá de ser un riesgo para ellos mismos, sino que involucra a la comunidad en su conjunto, según la mirada de los especialistas. “Al no vacunar a sus hijos generan bolsones de bajas coberturas, que se suman a los chicos que por alguna razón no recibieron la dosis o no hicieron inmunidad, lo que genera el riesgo de que ante una persona con una enfermedad inmunoprevenible pueda generarse un brote”, explicó Ana Ceballos, integrante del comité de infectología de la SAP.

Los argumentos de los grupos antivacunas se centran en los efectos colaterales que atribuyen a algunas vacunas. “La relación riesgo-beneficio no deja lugar a dudas”, aseguró al respecto Daniel Pizzi, ex ministro de Salud de la provincia de Córdoba, quien indicó que los efectos que pueden causar “son en general banales y sólo muy excepcionalmente severos”.

El auge de la no vacunación llegó a la Argentina hace ya un tiempo, y de apoco se comenzó a instalar, cuestionando la efectividad de las vacunas. El grupo “Libre vacunación” es uno de los principales fomentadores de esta práctica. “Nuestra posición es la de respetar el derecho al consentimiento informado, como con cualquier procedimiento médico”, dijo en una entrevista en la revista El federal Eduardo Yahbes, promotor del grupo y uno de los más activos militantes de la libre vacunación.

Según afirma, “las vacunas nada han tenido que ver en la reducción de la morbimortalidad de las enfermedades infectocontagiosas, y sus efectos adversos se van sumando por el aumento de la cantidad de las vacunas que se administran”. El razonamiento de Yahber y su grupo es que esa curva de descenso está dada por la mejora en algunas condiciones sanitarias, y aseguran que “incluso ha ocurrido lo mismo con enfermedades para las cuales no se utilizaron vacunas”.

Para contrarrestar esta mirada, los especialistas difunden los resultados de las principales inclusiones al calendario oficial de los últimos años. Un caso contundente es el de la hepatitis A, que antes de 2005 –año en que se introdujo la dosis para los niños– registraba más de 40 mil casos al año, y en su forma fulminante era la principal causa de trasplantes hepáticos a nivel pediátrico. Para 2010, los casos se redujeron a unos 300 en todo el país, y desde marzo de 2008 dejó de haber trasplantes de hígado por hepatitis A en niños, según el Ministerio de Salud de la Nación.

Así, en enero de 2012 se sumó la vacuna conjugada contra el neumococo. Para 2014, los casos de neumonías en menores de 2 años registraron una reducción del 31 por ciento, y de un 29,4 por ciento en los menores de 5. Las meningitis a neumococo, a su vez, disminuyeron un 40,1 por ciento en los bebés de menos de 2 años, y un 36,6 por ciento en los menores de 5. Las internaciones por neumonías bacterianas en menores de 5 años mermaron a su vez un 47 por ciento entre 2008 y 2013.

La mortalidad de lactantes por tos convulsa, además, registró una drástica reducción del 92 por ciento entre 2011 –cuando se introdujo la triple bacteriana acelular en embarazadas– y 2014, al caer los decesos de bebés de 76 a seis.

Además de proteger a los individuos que reciben el pinchazo, las vacunas también generan un efecto protector hacia las personas que no se inmunizaron y que son susceptibles a contraer esas enfermedades y viven en su entorno, subrayó Pizzi. “Es lo que se denomina el ‘efecto rebaño’, que significa que la vacunación individual protege la salud de la comunidad que no puede ser vacunada o que no recibe ciertas vacunas” agregó Ceballos.