Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 8/9/16
#Vacunas
El país avanza en el desarrollo de una vacuna para prevenir las infecciones por salmonella
8/9/16, 10:30, SAN MIGUEL, septiembre 8: Investigadores de la Universidad de Tucumán y del CONICET trabajan en la creación de la primera vacuna contra el mal, que en cinco años podría estar lista para ser utilizada en humanos. Esta bacteria causa la Salmonelosis, que no tienen medicamentos específicos para su tratamiento, y puede ser mortal en algunos casos.
5
#Chagas
Científicos argentinos buscan mejorar la eficacia del principal fármaco contra el Chagas
Hoy 09:22, BUENOS AIRES, abril 22: El proyecto intenta realizar nanopartículas que ayuden a la absorción del benznidazol, la droga utilizada para combatir la enfermedad. La enfermedad afecta a 1.500.000 argentinos, y a 6 millones de personas en toda la región.
#SaludenCrisis
En medio del paro de médicos, Provincia anuncia mejoras en hospitales
10/4/19, 08:49, LA PLATA, abril 10: El gobierno bonaerense anunció el envío de más de mil nuevos aparatos a unos 50 hospitales. La medida, que requirió de una inversión millonaria, se da luego que el gremio CICOP anunciara un nuevo paro para esta semana.
La Salmonelosis es una enfermedad causada por la bacteria salmonella, y por lo general se contrae cuando se consumen huevos crudos o derivados infectados. Si bien puede ser mortal, todavía no existe un medicamento concreto para tratar el mal, por lo que el desarrollo de una vacuna es una gran noticia para la salud. En eso trabajan investigadores de la provincia de Tucumán, que creen que en cinco años podrán usar en humanos el compuesto, que prevendrá las infecciones con esta bacteria. La modificación genética de la bacteria, para frenar su reproducción, un mecanismo clave descubierto por este grupo que abre la puerta a la creación de la vacuna.

El avance científico es parte del trabajo de un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de Tucumán y el COCNICET. Juntos, están desarrollando una vacuna para la protección de personas afectadas por la bacteria salmonella, y estiman que el producto estará listo para el uso en humanos dentro de unos cinco años. Mónica Delgado, licenciada en genética y especializada en el estudio del patógeno salmonella, a cargo de la investigación, destacó que ya han identificado “una de la bacterias que originalmente producen la enfermedad”, lo que significa un gran adelanto para la elaboración de la vacuna.

“Modificamos la bacteria eliminando uno de los genes que es responsable de controlar la producción de dichas moléculas antigénicas, lo que se denomina bacteria atenuada en virulencia”, agregó Delgado en diálogo con medios tucumanos. Según la especialista, dentro de cinco años la vacuna contra la salmonella estará apta y podrá ser probada en humanos. “Una vez desarrollada la vacuna atenuada, capaz de prevenir la infecciones gastroentéricas, podrá integrarse en el calendario del plan de vacunación obligatoria”, precisó.

Los casos más comunes de salmonelosis se dan por comer alimentos de origen animal contaminado: pollo, huevos, carne vacuna, leche; pero también las verduras pueden estar contaminadas con esta bacteria. “Si ingresa en grandes cantidades se instala en la célula intestinal y destruye la defensa del ser humano, generando diarrea y deshidratación”, describió Delgado, quien señaló que la enfermedad “aparece principalmente en verano, cuando los alimentos están mal conservados y pierden la cadena de frío”.

Según informe el Programa Nacional de Control de Enfermedades Zoonóticas, que depende del Ministerio de Salud nacional, en los casos más graves de salmonella la infección puede extenderse del intestino al torrente sanguíneo y de allí a cualquier parte del cuerpo, pudiendo incluso causar la muerte. En la mayoría de los casos, sin embargo, la recuperación se da sin ningún tratamiento. Una minoría puede experimentar consecuencias a largo plazo como son: dolor en las articulaciones, irritación en los ojos y dolor al orinar.

Los casos más comunes de salmonelosis se dan por comer alimentos de origen animal contaminado: pollo, huevos, carne vacuna, leche. Pero también las verduras pueden estar contaminadas con esta bacteria. Las mascotas también pueden estar infectadas y transmitir la infección al entrar en contacto con ellas. Son especialmente portadores los reptiles (tortugas, lagartos, serpientes) y los pájaros. La salmonelosis ocurre más frecuentemente durante el verano.