Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
#PAMI
Esperanza: 1, escepticismo: 0
15/6/15, 12:50, Aristóteles escribió hace mucho tiempo que “la esperanza es el sueño del hombre despierto”. Y si bien es difícil mantener ese espíritu en épocas de “vacas flacas”, otra célebre frase dice que “la esperanza vieja es la más dura de perder”. Esa misma sensación surge luego de confirmar con distintas fuentes una noticia que entusiasma al sector farmacéutico independiente.
#Mercadonegro
Desbaratan un laboratorio clandestino que producía y vendía anabólicos
17/4/19, 11:05, CAPITAL FEDERAL, abril 17: La justicia porteña dio con un local donde se producían estos fármacos, sin autorización sanitaria. Eran vendidos de forma online y sin receta médica. Frente al local funcionaba una relojería de pantalla. Personal de la ANMAT decomisó los productos, para su destrucción. La semana pasada se desbarató una banda del mismo rubro.
12
#Protestas
Protesta de los farmacéuticos de Panamá por la escases de medicamentos
18/4/19, 12:15, BUENOS AIRES, abril 18: Las entidades que representan a los profesionales reclamaron medidas para garantizar los tratamientos. “No somos responsables”, aseguran.
Luego de que tres presidentes de colegios distritales bonaerenses (Morón, Lomas de Zamora y Lanús) peticionáramos a las máximas autoridades del Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires por la desfinanciación de la atención del PAMI, de los problemas que surgen a partir de la atención de los afiliados, parece que la estructura se movió, y el escepticismo dio paso a la mentada esperanza. Dos aclaraciones antes de ir a las buenas nuevas: una, la de siempre: consideramos a PAMI la mejor obra social de América, la defendemos, la queremos para nuestras farmacias; segunda, nos consta que muchos colegios del interior bonaerense hicieron cartas del mismo tenor, mostrando la preocupación que genera el tema.

Pero volvamos a las buenas noticias. Rumores cada vez más fuertes aseguran que luego de estos pedidos surgidos de ciudades como Lanús, Lomas de Zamora, Morón, hubo reuniones importantes entre esas máximas autoridades profesionales bonaerenses y representantes de la industria farmacéutica (Farmalink). De estas reuniones surgió como casi un hecho -aunque nunca hay que contar los goles antes de que entren al arco -que a partir de poco tiempo la NAF, la primera nota de crédito que paga la industria por las prestaciones mensuales del PAMI a las farmacias, saldría por un valor del 70 por ciento de la prestación, que en el caso de los medicamentos alcanzarían a cubrir su costo.

Esta buena noticia nos muestra que siempre hay lugar para la esperanza. No sé si la frase no esconde un sentimentalismo tanguero que no viene al caso o esa enfermedad racinguista que me aqueja desde pequeño, pero la noticia muestra que se lograría conservar en alguna parte del sistema, el funcionamiento de la estructura gremial. Las bases presionaron y la dirigencia, a su manera, respondió. Y no es menor que sea en un tema tan delicado como la financiación del PAMI, la que insistimos es la MEJOR obra social del continente. Sin dobles sentidos. Por eso la preocupación cuando algo anda mal, y la alegría cuando se rectifica.

Hay siempre críticas, cuestiones a modificar. Situaciones que se deberán resolver. Porque una obra social como el PAMI articula miles de necesidades y deberes, pero cuando tenemos que resaltar gestiones para la mejora general del sistema: desde estas páginas lo hacemos y de buen tino.

La vacunación antigripal del Instituto de los jubilados en la Argentina en el canal sanitario de las farmacias ha sido de un éxito sin precedentes. Tan importante es que las farmacias que forman la cadena de vacunación antigripal, piden a sus coordinadores y estos a sus representantes hasta llegar al mismo PAMI más vacunas porque han quedado todavía, abuelos si su correspondiente dosis.

En números concretos se han vacunado en las farmacias argentinas 346.000 abuelos, de ellos 232.887 son solo los jubilados que se atienden en la red de farmacias de la Confederación Farmacéutica Argentina o sea casi el 70% de todos los jubilados vacunados. Todavía hay en las farmacias argentinas (todo el país) 70.000 vacunas sin aplicar. Descontando las dosis que el PAMI destinó a los centros diabetológicos unas 15.000 y las destinadas a todas las UGL o sea a las unidades de gestión administrativas del propio instituto unas 50.000 vacunas. Estamos hablando de 481.000 dosis aplicadas en un tiempo eficazmente corto y todavía esperamos para fines de mayo las dosis que faltan de los laboratorios que se comprometieron en el pliego de licitación para esta campaña; en total unas 419.000 más, cumplimentando un total de 900.000 dosis.

Este es un ejemplo de cómo debe funcionar la estructura, algo que la profesión no debe perder nunca. Una estructura que cuando se hecha andar, empujada por el reclamo puntual de las partes, por el bien común, en definitiva por la salud en general y por remarcar el valor sanitario de la farmacias, da un ejemplo de cómo se puede articular políticas a favor de la profesión, de políticas para defender la sustentabilidad de las farmacias independientes argentinas. Porque se podrá tener los mejores cursos capacitación, los mejores controles sanitarios, los mejores asesores en farmacopea, pero si la profesión farmacéutica se queda sin farmacias independientes, que le pelean todos los días a los cuatro piolas que concentran la venta de medicamentos, se pierde todo. Y lo que queda es un modelo más parecido a una feria como la de la salada que a un sistema público de salud con gestión privada.

En resumen, en aquella carta que firmamos tres presidentes de partidos del conurbano bonaerense, lo que les pedimos a las autoridades gremiales farmacéuticas de la provincia de Buenos Aires -iniciativa a la que se sumaron muchos otros colegios del interior y de todo el país, no está de más recordarlo -y el aparente resultado no hace otra cosa que justificar todas estas acciones, incluso la existencia de un medio de difusión como es MIRADA PROFESIONAL.

Sin caer en exagerados entusiasmos, ni en fanatismos de borrachos nuevos, la noticia alegra y sirve para avanzar en temas más complejos y urgentes. Se sabe que muchas veces las buenas noticias son una excepción, y que si no hay cambios de fondo todo termina siendo un voluntarismo inútil. Pero puede ser que, finalmente, algo se haya movido para siempre. Y que las cosas sean realmente diferentes en un futuro no muy lejano. ¿Demasiado ingenuo? Puede ser, pero desde este espacio nos gustan aquellas palabras de un viejo escritor “amigo de la casa” como Chésterton que aseguran que, pese a las dudas, “lo más increíble de los milagros es que ocurren” a pesar del esfuerzo de algunos personajes del bando de los malos. Acotación mía por supuesto.

Néstor Caprov