Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 8/3/16
#PAMI
El futuro del PAMI: para aportar transparencia, piden que las provincias manejen compra de medicamentos
8/3/16, 11:56, BUENOS AIRES, marzo 8: Un senador santafecino aseguró que para mejorar el funcionamiento de la obra social nacional, se deberían descentralizar varios servicios, y que sean los gobiernos locales los encargados de garantizar su funcionamiento. “En salud el mercado no es transparente”, afirmó. Presentación en el Senado provincia para que se pida información al gobierno nacional.
15
#Opinión
Mal de Chagas: la enfermedad que crece con la pobreza
15/4/19, 09:52, BUENOS AIRES, abril 15: A propósito del Día Internacional de la Lucha Contra el Mal de Chagas, que se conmemoró ayer 14 de abril, Jorge Tartaglione, presidente de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA) y comunicador de temas de salud, reflexiona sobre la realidad de la enfermedad en la Argentina.
29
#Farmacias
En mayo, las farmacias bonaerenses se sumarán a la campaña de detección de la hipertensión arterial
18/4/19, 12:28, BUENOS AIRES, abril 18: Desde el Colegio de Farmacéuticos bonaerenses informaron que los mostradores se sumarán a la iniciativa de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial, que busca detectar personas con presión alta, y ayudar a controlarla.
Desde que asumió la nueva conducción del PAMI, los manejos de los millonarios fondos de la obra social quedaron en medio de la discusión, ya que según las denuncias realizadas por las autoridades apuntan a redes de corrupción, como la descubierta hace unas semanas, que usaba nombres de afiliados muertos para vender medicamentos. Ante esto, se comenzaron a instrumentar mecanismos para intentar mejorar los servicios que se brindan a afiliados, y evitar estos nichos de negocios turbios. Ante este, un ex ministro de Salud propuso que sean las provincias las que manejen algunos recursos de la obra social, como la compra de medicamento. La descentralización, asegura, podría servir para evitar los casos de corrupción, como los que involucran al ex titular del PAMI.

La propuesta de Miguel Ángel Cappiello, ex ministro de Salud santafecino y actual senador provincial, tiene como eje descentralizar la atención del PAMI, y que las provincias puedan tener injerencia en el manejo de los recursos. “En salud el mercado no es transparente. Si uno lo maneja con los valores del mercado, uno ve que es una salud muy cara para resultados demasiados malos, sobre todo en el PAMI”, aseguró el funcionario, al diario Uno de su provincia.

La propuesta del ex ministro es que “se descentralice el PAMI y que sean las provincias las que se hagan cargo de la atención y del control de las prestaciones”. “Eso sí, los Estados provinciales deberían recibir la parte del presupuesto del PAMI que les correspondería de acuerdo a la cantidad de pasivos que deban atender. Estamos convencidos de que eso debería ser así porque estamos pensando en un sistema único de salud y donde el referente, el que tiene que manejarlo, es el Estado. Si nosotros manejamos el dinero y contratamos los servicios, porque evidentemente hay que contratar servicios, se lo puede hacer de forma más transparente y más honesta”, afirmó Cappiello.

La propuesta del funcionario estuvo acompañada por un proyecto presentado en la Cámara alta santafecina donde pide a sus pares declarar su “preocupación por las prácticas ilegales del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, denunciadas penalmente por el actual director, Carlos Regazzoni”. Pero más allá de las formalidades, Cappiello también planteó que se modifiquen algunas cuestiones en la compra de medicamentos y que “se establezcan algunas regulaciones en la cadena de comercialización” de los fármacos.

De esa manera, Cappiello está convencido de que se puede controlar mucho mejor el servicio que reciben los beneficiarios que viven en la provincia y a los prestadores. “Pero esto no va a ser sin conflicto, porque hay muchos que viven del PAMI”, advirtió y dio un ejemplo: “Pensemos en los servicios fúnebres; se mueren más de 10 mil personas por mes en el país y siempre hay que pagar, porque lo que paga PAMI, que no siempre es en tiempo y forma, no satisface los costos. Los medicamentos, las prótesis, las internaciones. Que haya lista de espera para operar un tumor habla de que el sistema no está funcionando”. Para que en el PAMI haya negocios ilegales como los denunciados por Regazzoni, es imprescindible que no haya información clara y precisa.

“Si uno lograra descentralizar, que esté en el nivel central lo que uno tiene que hacer y que se controle; pero a los niveles más bajos, más locales uno podría controlar que tengan un mejor servicio de salud y garantizar que en los lugares en los que hay dificultades para tener recursos humanos, también garantizarles la atención porque sino no tienen lo que por contrato se hace”, advirtió. La prestación del PAMI a los jubilados santafesinos no es buena. No deberían pagar plus, y cualquier jubilado paga, excepto en los dos policlínicos de Rosario (que pertenecen al PAMI), que son una única experiencia en el país.

“Entre las demoras para conseguir una prótesis, para conseguir un oncológico o que le den para un estudio de alta complejidad un turno prolongado porque el PAMI no lo tiene y debe ir al privado, hace que la salud se les deteriore en un momento en el que se consume mayor cantidad de servicios de salud”, argumentó.

El sistema de compras de medicamentos del PAMI es centralizado, con lo cual solo un sector en Buenos Aires compra y siempre circuló que era una de las instituciones más corruptas que había. El hecho de que uno no pueda tener un padrón exacto de la cantidad de jubilados y pensionados, hacía que jubilados que estaban muertos seguían comprando medicamentos. Siempre estuvo la sospecha de que desde la receta del PAMI se abastecían familias enteras”, dijo el funcionario provincial. Luego añadió: “Eso puede suceder en otras obras sociales también, pero tienen un mayor control. El descontrol del PAMI hizo que se llegaran a facturar más de 5.000 millones de pesos, ahí hay connivencia de los distintos sectores que hacen a la cadena de distribución y al nivel gerencial de PAMI. Eso es un grave deterioro a la salud de los jubilados que no reciben lo que no tienen que recibir”.

El 17 de diciembre último, Regazzoni denunció penalmente a su antecesor por supuestos manejos irregulares en los fondos de la obra social de jubilados y pensionados. La presentación, según fuentes judiciales, planteó que se debe investigar si Di Césare perpetró tres delitos: “defraudación contra la administración pública”, “defraudación por administración fraudulenta” y “negociaciones incompatibles con la función pública”. Los abogados que representan a Regazzoni presentaron la denuncia en la Cámara Federal porteña, que recayó por sorteo en el Juzgado Federal 4, de Ariel Lijo.

En medio de este escándalo, el PAMI no realizó pago a médicos y farmacias, lo que profundiza los problemas de atención de la obra social. Durante el fin de semana, médicos de la provincia de Buenos Aires denunciaron que PAMI “no abonó sueldos correspondientes a noviembre”, mientras que farmacéuticos alertaron que adeuda pagos desde agosto, por lo que podrían cortar el servicio.

A principios de febrero, la nueva conducción del PAMI denunció la venta de medicamentos a personas fallecidas, tratamientos que incluyen tiras reactivas e insulina para diabéticos. “Ya detectamos 7.500 personas fallecidas que aparecen con la compra de medicamentos con descuento parcial o total del PAMI. Y esto pasó porque no hubo controles internos, no se cruzaba el padrón de afiliados con el registro de fallecidos, había médicos que fraguaban las recetas o les fraguaban las recetas y en muchos casos había connivencia de las farmacias y hasta de la propia industria”, dijo en ese momento Regazzoni.