Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 10/5/17
#PAMI
El titular del PAMI habló del nuevo convenio: ¿se dará cuenta que esto no da para más?
10/5/17, 11:49, BUENOS AIRES, mayo 10: Sergio Cassinotti concedió una entrevista al diario La Nación, y exhibió varias contradicciones respecto del nuevo convenio de medicamentos. Dijo que su intención no es recortar beneficios, pero la revisión traerá como consecuencia menos medicamentos por la resolución 337. Esto se suma al desplome de las ventas en farmacias, que incluye jubilados que no acceden a pagar sus tratamientos ya sin decuentos como antes.
#PAMI
En la capital rionegrina, las farmacias no hacen descuentos de PAMI
10/10/18, 11:40, RIO NEGRO, octubre 10: Lo admitió la delegación regional de la obra social, que remarcó que el problema es con medicamentos al 100 por ciento. Además, en el resto de la provincia algunos mostradores no atienden a los afiliados. La funcionaria admitió que los largos plazos de pago y las condiciones generales hacen difícil mantener el servicio.
#Farmacias
Córdoba: Jesús María también quiere regular la instalación de farmacias
5/10/18, 10:35, CORDOBA, octubre 5: Los farmacéuticos presentaron en el Concejo Deliberante local un proyecto de ordenanza para que se regula la instalación de nuevos mostradores, manteniendo una distancia mínima de 300 metros. En agosto, la capital provincial dio el primer paso en este sentido, con una ley que frena las cadeneras.
Luego de anunciar la revisión del convenio de medicamentos, el titular del PAMI rompió el silencio, y habló de la decisión que genera incertidumbre en el sector.

El funcionario, que llegó a la obra social hace pocas semanas para reemplazar a Carlos Regazzoni, intentó despejar dudas y llevar y tranquilidad a los afiliados y las farmacias, ante la ola de rumores de un inminente corte o limitación de los servicios, en especial la dispensa de tratamientos. “No quiero recortar beneficios para los afiliados del PAMI”, sostuvo enfático Cassinotti, que sin embargo no puede evitar la contradicción de sus palabras con la realidad, que marca un nuevo ajuste en la resolución 337.

La medida iniciada por el PAMI fue rechazada por los laboratorios, que amenazaron con dejar de recibir recetas de la entidad. Las farmacias marcaron su preocupación, y recordaron que no pueden aportar más para la atención. El ajuste interno, más el desplome de las ventas, un cóctel explosivo que amenaza el futuro todo el sistema.

Cassinotti habló por primera vez de la idea de rescindir el convenio de medicamentos que se había firmado hace menos de 90 días con las tres cámaras que nuclean a los laboratorios farmacéuticos. En la nota, insistió que la medida iniciada es legal, amparado en el artículo 45 del convenio. Mientras se negocia el nuevo contrato, para el titular del PAMI “las prestaciones tienen que continuar con la misma manera, y nosotros nos obligamos a realizar los pagos”. De esta forma, cruzó a la industria, que amenazó con cortes, y reclamó el pago de una millonaria deuda. En este punto, Cassinotti admitió el “rojo” de 900 millones de pesos, pero explicó que “son débitos que se acumularon durante meses y que tienen que ver con diferencias entre lo autorizado y lo dispensado, con diferencias de troqueles, con códigos de autorización incorrectos” (sic).

“Si la industria no está de acuerdo, las revisaremos en conjunto y veremos. Pero 900 millones en un convenio de 34 mil millones de pesos anuales no debería tener impacto. Son medidas de presión para negociar”, agregó el funcionario.

Sobre los servicios, Cassinotti fue tajante: “el descuento va a seguir igual”. “No pretendemos recortar ningún tipo de beneficio que hoy tiene el afiliado. Acá lo que estamos haciendo es verificar algunas franjas del convenio, como la de la resolución 337 (que contempla los remedios gratuitos), para la que pretendemos negociar otras condiciones, para que el presupuesto de PAMI pueda cerrar y llegar a un punto de equilibrio”, agregó.

El ex titular del IOMA insistió que “nunca se habló con ellos de recortar prestaciones. Pretendo que en la 337 le apliquemos un sistema de precios de referencia, que nos permita continuar dando los medicamentos de forma sustentable. Si no, con el déficit que tiene el PAMI es insostenible. Pero no quiero recortar en beneficios. Vengo a hacer una gestión que permita llevar al PAMI en un punto de equilibrio”.

Pese a esto, la realidad parece contradecir a Cassinotti. Si bien en palabras se habla de no tocar la 337, una reducción del convenio significa menos medicamentos gratuitos para los jubilados. Desde que asumió la gestión de Mauricio Macri, se fueron reduciendo en volumen los medicamentos que se entregan a los afiliados, ya sea porque se dejan afuera de la cobertura (se retiraron cerca de 100 presentaciones), o porque se retira el beneficio a personas que no cumplen con las nuevas condiciones.

A esto se suma la idea de “revisar” –eufemismo para no usar la palabra “ajustar” –el actual flujo de tratamientos. En las palabras de Cassinotti se puede ver, entre líneas, la intención final. El funcionario habla de “un presupuesto que cierre”, y no mejorar las prestaciones.

El panorama se completa con un tema central: el desplome de las ventas en los mostradores. El sector minorista viene advirtiendo sobre los problemas econnómicos y financieros del sector, que afecta directamente en la rentabilidad. Según los datos recogidos por MIRADA PROFESIONAL, la caída interanual de todos los medicamentos alcanza el 20 por ciento, mientras que la intermensual de marzo a abril de 2017 tiene un picos del 30 por ciento. Las farmacias atienden menos, incluyendo PAMI, que más allá de la resolución 337 tiene planes ambulatorios.

Los farmacéuticos están advirtiendo que los jubilados que pagan sus fármacos “están usando las reservas”, y que una vez que las consumen restringen la compra.

En el plano político, Cassinotti salió al cruce de las versiones que hablan que su llegada al PAMI tiene que ver con la pelea interna del gabinete, y le apunta a la figura de Mario Quintana, ex CEO de Farmacity, denunciado por desplazar a Regazzoni para intentar beneficiar a la cadenera. “No tengo contacto con él (por Quintana). No tiene nada que ver en esto. Esto mismo lo hice en IOMA, pero más rápido. Y IOMA hoy consigue mejores precios que PAMI”, remarcó el funcionario en la misma nota en La Nación. Las versiones indican que el cambio de autoridades está relacionado con el ajuste que el ex titular no estaba dispuesto a hacer. Pese a la negativa de Regazzoni, la primera medida de peso de Cassinotti es justamente la revisión del contrato, lo que deja más dudas que certezas.

Sí para achicar el supuesto déficit de 900 millones de pesos que dice Cassinotti existe en el convenio denunciado; se intenta bajar la cantidad de medicamentos –a través de menos recetas dispensadas por el sistema –lo que se hará es un ajuste que repercutirá no solo en la calidad de vida de los abuelos, sino que además condenará a una parte importante de la red de farmacias a la penuria económica, de la cual no se sabe si podrá salir.