Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 27/1/16
Ensayos

#Ensayos

Sustituir las cucharadas por medidas más específicas reduciría errores de medicaciónADJUNTO

Ensayos

Según los datos de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Cornell, en Nueva York, se disminuiría hasta un 50 por ciento. FUENTE: CorreoFarmaceutico

#Malaria
La Argentina fue declarada por la OMS “país libre de paludismo”ADJ
BUENOS AIRES, mayo 21: Esta semana el organismo internacional certificó que no hay circulación del virus de la malaria en el país. Desde el 2011 que no se producen casos autóctonos del mal.
#NuevosFármacos
Pacientes argentinos con Linfoma de Hodgkin tienen un nuevo fármaco disponible en el mercadoADJ
BUENOS AIRES, mayo 21: Las autoridades sanitarias aprobaron el uso de Brentuximab, de la farmacéutica Takeda, para el combate de este tipo de tumor. La autorización es para personas con estadios III o IV de la enfermedad, sin tratamiento previo y en combinación con quimioterapia.

El estudio Stop spoon dosing, realizado por investigadores de la Universidad de Cornell, en Nueva York, señala que el riesgo de equivocarse en las cantidades de la medicación se reduciría un 50 por ciento sólo con cambiar las cucharadas por unidades más precisas como son los tapones dosificadores que acompañan a los medicamentos y donde se especifican los mililitros.

Según sus datos, cuando se usan pequeñas cucharas o cucharas de café se tiende a servir de media un 8,4 por ciento menos de la cantidad recetada en los medicamentos, mientras que si se utilizan cucharas soperas se sirve de media un 11,6 por ciento más de la dosis adecuada. Los investigadores realizaron en el estudio con 225 estudiantes a los que se les informó de las distintas posibilidades que hay para administrar una medicación en jarabe con el fin de que escogieran la que quisieran.

En este estudio, 61 de 177 participantes (el 34.5 por ciento) afirmó utilizar cucharas de cocina como la medida más frecuente en sus casas. De ellos, el 60.9 por ciento escogieron una cucharilla y ninguno de ellos escogió la medida en mililitros. Sin embargo, en el resto de usuarios, las medidas de cucharilla, pequeña, grande o mililitros eran escogidas indistintamente.

"En principio, tendemos a poner las dosis en cucharas pequeñas porque creemos que visualmente vamos a saber cuál es la dosis adecuada.En cambio, con los mililitros es más difícil estimar cual es la cantidad", señala el principal autor del estudio, el profesor Koert van Ittersum de la Universidad de Groningen (Países Bajos) quien añade que, sin embargo, "cuando la información sobre la dosis a tomar viene dada en mililitros estamos más dispuestos a utilizar el dosificador que viene con el medicamento. Este simple gesto reduce en un 50 por ciento el riesgo de equivocarse con la dosis".