Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 17/3/16
#Vacunas
Nueva esperanza contra el dengue: una vacuna experimental logra inmunización total
17/3/16, 11:34, NUEVA YORK, marzo 17: Científicos de la universidad Johns Hopkins lograron resultados positivos con un fármaco que logra protección del 100 por ciento para las cuatros cepas de la enfermedad. Las pruebas se realizaron en unas 50 personas. Además, elogios de la OPS a la política preventiva de Uruguay.
#MedicamentosVencidos
Chascomús, otro distrito que recoge medicamentos vencidos a través de sus farmacias
5/12/18, 11:24, LA PLATA, diciembre 5: La comuna del interior de la provincia de Buenos Aires puso en marcha una red que re coge y destruye responsablemente los tratamientos en desuso. Para eso, las farmacias se inscriben en un listado comunal, que permite identificarlas para los vecinos.
#SaludPública
El país se suma a la red mundial que da respuesta a brotes y epidemias
11/12/18, 10:38, BUENOS AIRES, diciembre 11: Se trata de la Red Mundial de Alerta y Respuesta a Brotes (GOARN, por su sigla en inglés), que a partir de ahora sumará al Instituto Maiztegui entre sus miembros. Esta es la única entidad latinoamericana de la actualidad.
En medio de la lucha contra el dengue, la vacuna de la farmacéutica Sanofi genera esperanza, aunque sólo logre un 60 por ciento de inmunidad según los estudios. Ahora, una vacuna experimental desarrollada en estados Unidos quiere revertir esa estadística: resultó 100 por ciento efectiva en sus primeras pruebas. El dengue, de la misma familia de flavivirus del zika, infecta a unas 390 millones de personas al año en más de 120 países.

La vacuna candidata, conocida como TV003, fue probada en un grupo de 48 personas. La mitad de ellas fueron vacunadas y la otra mitad recibió un placebo. La TV003 fue realizada por investigadores de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos a partir de una mezcla de cuatro virus débiles pero vivos, cada uno de los cuales apuntan a los cuatro serotipos de dengue.

"Sabiendo lo que sabemos sobre esta nueva vacuna, estamos seguros de que va a funcionar", dijo la principal autora del estudio, Anna Durbin, profesora asociada de medicina internacional en la escuela Bloomberg de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins. "Y debemos tener seguridad: el dengue es único y si no lo tratamos bien, haremos más daño que bien".

Seis meses después de la vacunación, ambos grupos fueron expuestos a una forma debilitada de virus del dengue de serotipo 2, que es la más agresiva de las cuatro cepas. Investigaciones previas sobre la TV003, que ha estado en desarrollo durante 15 años, habían mostrado que la vacuna funcionaba bien previniendo los virus 1, 3 y 4.

Sus síntomas a menudo son leves, pero anualmente más de dos millones de personas desarrollan dengue hemorrágico, que puede conllevar severos dolores de cabeza, sarpullido y dolores detrás de los ojos, en las articulaciones, los músculos y los huesos. Más de 25 mil personas mueren de dengue hemorrágico cada año.

La "porción de la vacuna que fue diseñada para prevenir el dengue 2 no mostró una respuesta inmunológica importante en las personas, como en cambio sí ocurrió en los otros tres componentes", señaló la universidad en un comunicado. Pero esta vez los investigadores buscaron más allá de la respuesta inmunológica y "rastrearon evidencias de la infección: el virus en la sangre, el sarpullido y la reducción del nivel de células blancas". De las 41 personas que permanecieron en el estudio hasta el final, ninguna de las 21 que fueron vacunadas mostraron evidencias de dengue.

Elogios a Uruguay

Por otra parte, la subdirectora general de Salud, Raquel Rosa y la consultora especialista en atención del dengue perteneciente a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Anabelle Alfaro, recibieron este viernes a las direcciones técnicas de las instituciones prestadoras de salud públicas y privadas de todo el país con el objetivo de evacuar dudas y asesorar a los equipos en procura del fortalecimiento de la respuesta planificada a la atención de casos. La médica costarricense Anabelle Alfaro —que integra la misión de especialistas de la OPS-OMS (Organización Mundial de la Salud) que visita Uruguay durante toda la semana a pedido del Gobierno para asesorar ante el brote de dengue—, felicitó la labor contra la enfermedad.

“Uruguay está trabajando muy bien. Son muy pequeños los ajustes que deben hacer, realmente la respuesta fue excelente. El país estaba bien organizado. Habían hecho un plan de contingencia y esto no lo tomó por sorpresa. Se llegó antes de la crisis”, indicó. “Yo que anduve por muchos países los felicito, estaban muy bien preparados”, insistió. Alfaro recordó que es una enfermedad nueva para el país, de ahí la esperable necesidad de afinar el diagnóstico. Dijo que los profesionales están muy abiertos a aprender y fueron muy oportunos en notificar. “Siento que hay una apertura total del cuerpo médico por conocer una enfermedad nueva”, añadió.

Insistió en que son muy pocas las recomendaciones que se le pueden hacer a Uruguay. “Hubo mucha presión de la gente respecto a las pruebas rápidas y con el dengue desgraciadamente no hay una prueba rápida segura. Para dengue el diagnóstico es clínico”, enfatizó.

Alfaro explicó que al ser la primera vez que Uruguay padece la enfermedad, se considera una primera exposición. “El dengue siempre es bastante benigno la primera vez, el problema es que se continúe presentando todos los años. Una segunda exposición podría poner en riesgo al paciente de hacer un dengue grave”, señaló.

Asimismo, recordó que Uruguay no tiene la cantidad de vectores que tienen en otros lugares donde, cuando comienza una epidemia se dispara el número de casos. “Ustedes venían trabajando con tiempo el vector y no tienen índices altos. La presentación de la enfermedad fue normal para un país con el nivel de salud y de educación que tiene Uruguay”, dijo. Agregó que es difícil prever el comportamiento de la enfermedad, porque mucho dependerá de la población. “Si la gente no insiste en eliminar los criaderos que tienen en las casas, seguirán teniendo vectores”, indicó.

“Cada persona debe hacer lo que le corresponde en su domicilio”, teniendo en cuenta que Uruguay tiene pocos casos y en la región vienen dando batalla contra el zika y el chikungunya (enfermedades que se transmiten con el mismo mosquito).

“Los uruguayos viajan mucho, sobre todo a Brasil y Paraguay donde hay estas enfermedades. Cualquiera puede venir enfermo en fase viremia (fiebre), el mosquito vector está aquí, así que pueden registrar casos autóctonos, justamente por tener el vector en el territorio. “Eliminando el vector, eliminan la posibilidad de transmitir”, concluyó.