Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 1/4/16
#Vacunas
Nuevo avance en la vacuna contra el Zika: descubren la estructura del virus
1/4/16, 11:39, NUEVA YORK, abril 1º: Científicos norteamericanos publicaron un trabajo donde describen la particular estructura del virus que causa la enfermedad, lo que alimenta la posibilidad de crear una vacuna efectiva.
14
#Vacunas
Sociedades científicas repudian otra presencia en la televisión de discursos “anti vacunas”
18/4/19, 11:24, BUENOS AIRES, abril 18: Reaccionarios a la presencia de un reconocido promotor de la no vacunación en un popular programa de TV abierta. Además, especialistas alertaron que por esos mensajes volvieron enfermedades controladas, como el sarampión. Piden “evidencia científica” en la discusión sobre temas de salud.
#NuevosTratamientos
Aprueban en el país un nuevo medicamento para casos avanzados de cáncer de cuello de útero
15/4/19, 09:50, BUENOS AIRES, abril 15: Se trata de un anticuerpo monoclonal aprobado por la ANMAT, para pacientes que fueron tratadas con quimioterapia pero no lograron mejoras. En la Argentina hay unos 4 mil nuevos casos anuales de este tipo de tumores.
El descubrimiento de la particular estructura del virus zika, publicado en la revista "Science" por científicos estadounidenses que describieron también el de dengue y el del Nilo, alimenta la expectativa en una vacuna. La investigación de Richard Kuhn y Michael Rossmann, de la estadounidense Universidad de Purdue, identifica regiones de la estructura del zika que son diferentes de otros virus del mismo género (flavivirus) como el dengue, el del Nilo Occidental o la fiebre amarilla, reportó la agencia española EFE.

Kuhn y Rossmann fueron quienes determinaron la estructura del virus del dengue en 2002 y la del virus del Nilo Occidental en 2003. "La estructura de los virus proporciona un mapa que muestra las regiones potenciales donde se podría atacar al virus con tratamiento terapéutico, que podrían usarse para crear una vacuna efectiva o que podrían mejorar la capacidad de diagnosticar el zika y de distinguir la infección de las de otros virus del mismo género", afirmó Kuhn.

Además de tratamiento específico y vacuna para el zika, los investigadores procuran mejorar el diagnóstico de esta enfermedad que muchas veces manifiesta síntomas similares a los de otros virus del mismo género.

"Determinar la estructura mejora enormemente nuestra comprensión del zika, un virus sobre el que se sabe muy poco, e ilumina las áreas más prometedoras para seguir investigando y combatir la infección", sostiene Kuhn.

La estructura del zika es, en general, muy similar a la de otros flavivirus, con el ácido ribonucleico (ARN) como único material genético y rodeado de una membrana grasa.

"La mayoría de los virus no invaden el sistema nervioso o el feto en desarrollo por la barrera hematoencefálica (las células entre los vasos sanguíneos y el sistema nervioso central) y la barrera de la placenta, pero la asociación con un inapropiado desarrollo del cerebro en el feto sugiere que el zika sí lo hace", detalló Devika Sirohi, una de las investigadoras.

Sirohi dijo que "no está claro cómo el zika accede a esas células y las infecta, pero quizás esas áreas de diferencia estructural puedan estar involucradas: esas áreas únicas quizás sean cruciales y requieren más investigación".

El equipo de científicos de Purdue determinó la estructura del zika con crío microscopía electrónica, técnica usada en biología estructural en la que la muestra se estudia a temperaturas muy bajas.

A diferencia de la cristalografía de rayos X, técnica estándar desde 1950 para determinar la estructura de los virus, la crío microscopía "de electrones y ver el virus en un estado más original", lo que era impensable hace unos años.

El equipo de Purdue estudió una cepa del virus del Zika aislada de un paciente infectado durante la epidemia en la Polinesia Francesa.

La emergencia de salud global planteada por el zika, según definió la Organización Mundial de la Salud, aceleró la investigación sobre un virus que fue descubierto en 1947 en el bosque Zika de Uganda.