Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 14/12/15
#PAMI
Un informe pone en cuestión el precio libre en EEUU
14/12/15, 14:09, EEUU diciembre 14-Informe en el senado de EE UU apunta que Gilead sólo buscó maximizar el beneficio con Sovaldi, y la compañía defiende eficacia y reducción del tiempo de tratamiento. Fuente Correofarmaceutico
¿Like?
#Mercadonegro
17/8/18, 12:51, CORDOBA, agosto 17: desde el Colegio de Farmacéuticos de esa provincia recordaron que crece el mercado ilegal de ese medicamento, en el marco del escándalo por una broma con ese tratamiento que casi termina en tragedia.
#ProducciónPública
17/8/18, 12:04, VIEDMA, agosto 17: Se trata del Productora Farmacéutica Rionegrina Sociedad del Estado de río Negro (PROFARSE), que comenzó el proceso para el año que viene tendrá su propio medicamento para realizar abortos. Es la segunda iniciativa de este tipo, después de la del LIF de Santa Fe. La noticia se da cuando la ANMAT autorizó la producción hospitalaria de un laboratorio nacional.
Medicaid y Medicare en cincuenta Estados han dado como resultado un extenso informe, que se presentó el pasado 1 de diciembre en el Comité de Finanzas del Senado de Estados Unidos, sobre el precio del medicamento contra la hepatitis C Sovaldi (sofosbuvir), y su posterior mejora, Harvoni (sofosbuvir/ledipasvir), y su impacto en el sistema nacional de salud norteamericano. La conclusión del informe apunta que los precios de estos medicamentos, así como las estrategias de marketing de la compañía, “se han enfocado a maximizar el beneficio, incluso aunque el análisis de la compañía mostraba que un precio más bajo permitiría que más pacientes fueran tratados”. Sólo sería con la entrada en el mercado de un fármaco de eficacia similar, Viekira Pak (de AbbVie), y su elección como “preferido” por la gran empresa aseguradora Express Scripts, cuando Gilead habría comenzado a negociar con gerentes y otras compañías de seguros el precio de sus antivirales, obtenidos –recuerda el documento– tras la adquisición de la farmacéutica Pharmasset, titular de la patente.

En los primeros nueve meses de 2015, Gilead habría obtenido 10.100 millones doláres en ventas con Sovaldi y Harvoni sólo en Estados Unidos, casi más de lo que se gastó en todos los anti-VHC en todo 2014.

El texto, al que ha tenido acceso CF y que ha sido elaborado por Ron Wyden (senador demócrata por Oregón) y Chuck Grassley (senador republicano por Iowa), también sugiere que la fijación de 1.000 dólares por píldora o de 84.000 dólares para el tratamiento completo con Sovaldi o los 94.500 dólares fijados para Harvoni implican que “fomentar un acceso amplio y asequible no era una consideración clave [para Gilead] en el proceso de establecimiento de precios”.

DEBATE ABIERTO.

La Administración Obama, como ha venido contando CF desde finales de noviembre, tiene abierto un importante proceso de discusión acerca del acceso a los nuevos fármacos innovadores y la sostenibilidad del sistema, basado en aseguradoras privadas y en los dos sistemas de financiación pública Medicare (personas sin recursos) y Medicaid (veteranos de guerra). Además, el presidente Barack Obama ha sido el artífice de la reforma sanitaria que pretende que los más de trescientos millones de ciudadanos americanos tenga un seguro médico, lo que hace más relevante el debate de la sostenibilidad del modelo.

En este contexto, el informe sobre los medicamentos anti-VHC de Gilead llega para poner en cuestión el sistema de precio libre de los medicamentos que impera en el mercado estadounidense y que permite a las farmacéuticas fijar el coste que consideren para sus innovaciones, así como para pedir más transparencia para estos procesos. Precisamente por este motivo algunas de las propuestas que suenan con más fuerza son la estandarización de modelos de riesgo compartido, que ya funcionan en países con sistemas sanitarios con precios intervenidos, como España, u otros sistemas basados en el valor y coste-eficacia de los medicamentos.

ARGUMENTOS DE GILEAD.

Desde el otro lado, Gilead se ha mostrado en desacuerdo con las conclusiones del informe, que ha tenido gran repercusión en los medios del país. Su defensa del precio fijado se centra en la aportación de valor de ambos tratamientos, la reducción del tiempo de tratamiento y los ahorros consecuentes de ambos aspectos. Tras los descuentos realizados sobre el precio inicial, Gilead destaca que el precio actual es menor que el coste de las terapias anteriores, a pesar de que nuestros tratamientos tienen más altas tasas de curación y muy pocos efectos secundarios. Además, la innovación de Gilead para reducir la duración del tratamiento a no más de 8 semanas ha dado lugar a otra reducción de un tercio en el precio para muchos pacientes”, explican desde la sede central de la compañía a CF.

Y añaden: “El acceso del paciente a Sovaldi y Harvoni es una prioridad para Gilead. Tenemos programas en marcha en Estados Unidos para ayudar a personas sin seguro y a los que necesitan asistencia financiera para acceder a nuestras terapias, y continuaremos con nuestros esfuerzos para hacer que los medicamentos estén disponibles para las personas necesitadas en Estados Unidos y el resto del mundo”.