Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 13/1/16
#fármaco
Desarrollan un fármaco que imita la embriaguez del alcohol sin toxicidad
13/1/16, 14:32, LONDRES, enero 13: Su nombre es Alcosynth y se trata de una píldora que actúa como un embriagante no tóxico, eliminando los riesgos de resacas, toxicidad hepática y perdida de control.
¿Like?
#Incumbencias
16/7/18, 15:38, BUENOS AIRES, julio 16: En una reunión en el Ministerio de Educación reiteró su rechazo a la medida tomada que limita la actuación del profesional de farmacia. La entidad entiende que es necesaria “su revisión con posterior modificación o reemplazo ajustada a derecho”.
#FarmaciasdelMundo
16/7/18, 15:08, SANTIAGO, julio 16: Legisladores piden apurar una ley que limita la suba de precios de estas empresas, que según denuncias realizadas la semana pasada aumentan de manera indiscriminada el valor de los tratamientos.
La noticia curiosa del día proviene de Inglaterra, donde un científico local asegura haber desarrollado un fármaco que imita los síntomas del alcohol pero sin su toxicidad y cuyos efectos pueden desactivarse al ingerir otra pastilla.

Su nombre es Alcosynth y fue creada por David Nutt, ex presidente del Consejo del Gobierno sobre el Uso de Drogas del Ministerio del Interior británico. El especialista refirió que su hallazgo sería "uno de los descubrimientos más importantes del milenio".

El fármaco que imita los efectos del alcohol sin toxicidad afecta sólo a los neurotransmisores involucrados con el placer y no aquellos que alteran la percepción o generan adicción. Su creador asegura que "es mucho menos adictivo que el alcohol".

El compuesto no afecta de forma tóxica a los órganos más castigados tras el consumo de alcohol: el corazón el cerebro y el hígado. Nutt probó los efectos en su propio cuerpo, consiguiendo los resultados esperados, los cuales fueron eliminados mediante una píldora llamada chaperone.

"Si el alcohol se tratara como un compuesto tóxico de la misma manera que el benceno u otros productos químicos letales, la cantidad máxima que se le permitiría consumir sería una copa de vino al año", dijo Nutt. "Pero está exenta de medidas de control de tóxicos porque nos gusta tomar".

Y agregó el científico: "El alcohol mata a dos millones y medio de personas cada año. Si pudiésemos encontrar una alternativa, podríamos eliminar potencialmente todas esas muertes".

El investigador pidió la patente en 85 nuevos compuestos químicos en las familias de alcosynth y chaperonas.

"El Gobierno debe tomar medidas drásticas para generar resultados, ya que todos los intentos de reducir el consumo de alcohol han fracasado hasta ahora. Somos incapaces de matar el atractivo del alcohol", concluyó.