Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 4/7/16
#Curiosidades
Estudio sostiene que las polémicas sobre fármacos en los medios podrían afectar la adherencia
4/7/16, 12:31, LONDRES, julio 4: Un estudio observacional midió el impacto del debate en Reino Unido sobre el uso de estatinas en bajo riesgo cardiovascular, situación que fue seguida por un aumento temporal en las personas que abandonaron su tratamiento con estatinas.
¿Like?
#NuevosFármacos
20/7/18, 12:40, BUENOS AIRES, julio 20: El medicamento Abicipar permite mejorar la visión como las inyecciones disponibles en el mercado. Buscan la aprobación de la FDA de Estados Unidos.
#Sarampión
20/7/18, 11:52, BUENOS AIRES, julio 20: El Ministerio de Salud nacional confirmó dos casos autóctonos, y lanzó un plan para contener la circulación vital. Un informe critica la baja vacunación en los últimos dos años. En Brasil, hay más de 600 contagios, cun cuatro muertos incluidos.
Dos artículos publicados por The British Medical Journal (BMJ) en 2013 cuestionaban el valor de las estatinas en población sana con riesgo cardiovascular bajo y fueron muy criticados por investigadores en esta área.

Esta polémica, que tuvo amplia repercusión en Gran Bretaña, fue seguida por un aumento temporal en las personas que abandonaron su tratamiento con estatinas, según un estudio aparecido la semana pasada en BMJ. La investigación es observacional, lo que no permite establecer causalidad entre ambos fenómenos.

La investigación - liderada por Anthony Matthews, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres - buscó medir cómo este periodo de intenso debate (de octubre de 2013 a marzo de 2014) afectó a la actitud de los pacientes con respecto al tratamiento.

Los pacientes que ya tomaban las pastillas, tanto en prevención primaria como secundaria y, en especial los más mayores y aquellos con tratamientos más prolongados, fueron más susceptibles de abandonar la terapia. Sin embargo, no se alteró la proporción de pacientes que inició su terapia con estatinas.

La investigación estima que más de 200.000 pacientes británicos podrían haber interrumpido su tratamiento en este periodo, lo que podría incrementar la incidencia de enfermedad cardiovascular en más de dos mil eventos en la siguiente década. Aunque, advierten, sus estimaciones se basan en varios supuestos y deben interpretarse con precaución.

Pese a que el estudio no permite determinar una relación de causa-efecto, los autores señalan que sus resultados sugieren que "una amplia cobertura de los temas de salud en los principales medios de comunicación puede tener un importante impacto en el mundo real y en el comportamiento de pacientes y médicos" y, como consecuencia, "en la salud pública".

En un editorial adjunto, Gary Schwitzer, responsable de la web que analiza el abordaje en los medios de comunicación de informaciones sobre salud HealthNewsReview.org, argumenta que todavía el balance beneficio-riesgo de las estatinas es controvertido en ciertos casos y alaba que los periodistas cubran informaciones de este tipo.

También Fiona Godlee, redactora jefe de BMJ, defiende la importancia de que los pacientes conozcan las incertidumbres que rodean a las estatinas, como que existe bastante menos información sobre sus perjuicios que de sus beneficios; que en determinados pacientes, como los que presentan un riesgo cardiovascular bajo, sus bondades podrían no compensar los riesgos o que no se conocen en profundidad los datos de los ensayos.

Con información de Correo Farmacéutico.