Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 20/4/17
#Curiosidades
Vinculan el exceso o déficit de peso con la migraña
20/4/17, 12:22, BALTIMORE, abril 20: Investigadores estadounidenses hallaron que tanto la obesidad como la extrema delgadez pueden asociarse a un mayor riesgo de sufrir migraña.
#Medicamentos
Nueva advertencia sobre el abastecimiento de medicamentos contra el Sida
19/9/18, 10:31, BUENOS AIRES, septiembre 19: Especialistas aseguran que este año están garantizados los tratamientos para personas con HIV, pero que en 2019 se podrían registrar faltantes, por los recortes en materia de presupuesto. “El derecho a la salud está amenazado”, afirman entidades de pacientes.
#IOMA
En breve llega a juicio oral la causa por estafas millonarias en el IOMA
11/9/18, 12:35, LA PLATA, septiembre 11: Ex funcionarios y empresarios serán juzgado por maniobras ilegales durante el gobierno de Daniel Scioli, que estafaron a la obra social bonaerense en más de 650 millones de pesos.
Investigadores de la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos) han descubierto que tanto la obesidad como la extrema delgadez pueden asociarse a un mayor riesgo de sufrir migraña, según los resultados de un metaanálisis que publica en su último número la revista ¨Neurology¨.

El trabajo analizó 12 estudios que recopilaban información sobre la incidencia de este trastorno e incluían datos del índice de masa corporal (IMC) de los afectados, aglutinando a un total 288.981 participantes.

Tras ajustar todos los resultados por sexo y edad, vieron que las personas obesas eran un 27 por ciento más propensas a tener migraña en comparación con quienes tenían un IMC normal. Y quienes estaban por debajo de su peso eran un 13 por ciento más propensas a desarrollar también este problema.

Los autores consideraron obesidad a quienes tenían un IMC de más de 30 y personas muy delgadas a quienes estaban por debajo del 18,5. Asimismo, aunque admiten que el riesgo es moderado, avisan que es similar a la relación de la migraña con las cardiopatías isquémicas o el trastorno bipolar.

Además, ha explicado Lee Peterlin, uno de los autores del estudio, la variable de sexo y edad fue determinante ya que tanto el riesgo de obesidad como el de migraña era más común entre las mujeres y en las personas más jóvenes.

Esta relación podría deberse a que el tejido adiposo o graso secreta una amplia gama de moléculas que podrían desempeñar un papel clave en el desarrollo de la migraña. Y también es posible que otros factores como los cambios en la actividad física, consumo de medicamentos u otros factores como la depresión condicionen esta relación entre la migraña y la constitución corporal.

Los autores reconocen que una de las limitaciones del metanálisis era que en la mitad de los estudios eran los propios pacientes quienes informaban de sus migraña y de su IMC, por lo que los datos no son del todo fiables.

“Se necesita más investigación para determinar si los esfuerzos para ayudar a las personas a perder o ganar peso podría también reducir su riesgo de migraña”, según Lee.