Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 12/2/16
#Fármaco
La FDA aprobó un fármaco que mejora la supervivencia en Liposarcoma
12/2/16, 14:10, WASHINGTON, febrero 12: La Administración de Drogas estadounidense dió el visto bueno a Halaven (eribulina mesilato), un tipo de quimioterapia para el tratamiento del liposarcoma (un tipo específico de sarcoma de tejidos blandos) que no se puede extirpar mediante cirugía (no resecable) o es avanzado (metastásico).
¿Like?
#Producciónpública
Hoy 09:54, USHUAIA, abril 26: El Laboratorio del fin del Mundo comenzará a operar en la provincia más austral del país, y su primer objetivo es la creaciñon de una versiñon de un popular antirretroviral.
#NuevosFármacos
Hoy 09:53, BUENOS AIRES, abril 26: Un tratamiento a base de lonafarnib aumenta la sobrevida de los niños que padecen esta enfermedad, considerada “ultra rara”.
La Food and Drug Administration (FDA) autorizó el uso de Halaven (eribulina mesilato), indicado para el tratamiento del liposarcoma y autorizado también para pacientes que recibieron quimioterapia previa y que contenía un fármaco antraciclina.

"Halaven es el primer fármaco aprobado para pacientes con liposarcoma , que ha demostrado una mejora en el tiempo de supervivencia", aseguró Richard Pazdur, director de la Oficina de Hematología y Oncología en el Centro de Productos de la FDA para la Evaluación e Investigación de Medicamentos. "Los datos de ensayos clínicos que examinó la FDA indican que Halaven aumentó la supervivencia global en aproximadamente siete meses, ofreciendo a los pacientes un medicamento clínicamente significativo".

El sarcoma de tejidos blandos (STS) es una enfermedad en la cual las células cancerosas se encuentran en los tejidos blandos del cuerpo, incluyendo los músculos, tendones, grasa, vasos sanguíneos, vasos linfáticos, los nervios y los tejidos alrededor de las articulaciones.

El Liposarcoma es un tipo específico de STS que se produce en las células grasas. Los STS se pueden formar en cualquier parte del cuerpo, pero es más común en la cabeza, el cuello, los brazos, las piernas, el tronco y el abdomen. En 2014, se estima que fueron diagnosticados 12.000 casos de STS en los Estados Unidos, según el Instituto Nacional del Cáncer.