Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 27/6/17
#Medicamentos
La coenzima Q10 podría ser útil en la acidemia propiónica
27/6/17, 11:11, MADRID, junio 27: Un estudio piloto revela que la coenzima Q10 podría ser beneficiosa para los pacientes con acidemia propiónica. El trabajo, que ha incluido a diez niños con la enfermedad rara, invita a seguir estudiando el efecto de esa molécula en los pacientes.
#SaludenCrisis
Como Jujuy, Comodoro Rivadavia quiere cobrarle la salud a extranjeros
12/2/19, 11:27, CHUBUT, febrero 12: Las autoridades de la localidad patagónica impulsan una iniciativa para que algunas prácticas, como las cirugías, sean aranceladas para ciudadanos de otros países. El Ministerio de Salud provincial se desligó de la propuesta.
15
#ProducciónPública
Planta cordobesa se centrará en producir fármacos que escasean en el mercado local
18/2/19, 11:13, CORDOBA, febrero 18: La planta que pertenece a la Municipalidad de la capital provincial comenzará a producir medicamentos huérfanos, como parte de su proyecto de expansión. Además, seguirá desarrollando las casi 100 especialidades médicas que entrega al sistema estatal. El primer proyecto será un tratamiento para pacientes con HIV.
La acidemia propiónica es un trastorno congénito del metabolismo de herencia autosómica recesiva que origina una deficiencia en la enzima propionil-CoA-carboxilasa por la que se produce una acumulación en orina y sangre de ácido propiónico y otros compuestos derivados, todos ellos tóxicos para el organismo. Sin tratamiento, puede causar episodios de descompensación metabólica potencialmente letales. Para evitarlos, se restringen las proteínas en la dieta que conducen a una intoxicación por acumulación y se aportan los animóacidos necesarios mediante fórmulas que no contengan precursores de ácido propiónico.

"Estas medidas controlan los marcadores de la enfermedad, pero vemos que no evitan ciertas afecciones que se asocian a una alteración mitocondrial (cardíacas, musculares) y que aparecen en los pacientes con la edad", ha explicado la pediatra Amaya Belanger, coordinadora del CSUR de Enfermedades Metabólicas del Hospital Ramón y Cajal, y autora, junto con Sinziana Stanescu, médica de la misma unidad, de este trabajo.

El objetivo del estudio era determinar por un lado si estos pacientes tienen un problema asociado a la función mitocondrial y, en ese caso, si la administración de coenzima Q10 tiene algún efecto en su situación clínica. "El trabajo nos ha valido para determinar qué efectivamente hay un problema, probablemente porque la enfermedad que sufren les obliga a consumir más coenzima de lo normal, y que esta molécula parece que puede contribuir a cubrir esa deficiencia".

En el trabajo se constató que antes de empezar el tratamiento, "los pacientes presentaban niveles de coenzima Q10 más bajos de lo normal, pero con la coenzima esos marcadores de alteración mitocondrial, mejoraban". Según destaca Belanger, los resultados sugieren que la administración de la molécula podría tener algún efecto beneficioso a largo plazo en los pacientes, lo que invita a continuar investigándolo.

La pediatra ha destacado que el estudio fue posible gracias al acuerdo entre la Fundación SEUR y el Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria (Iricys), firmado en 2014, por el que la Fundación se comprometía a donar todos los fondos recaudados con las acciones llevadas a cabo con motivo de su X Aniversario a la investigación en el tratamiento de la acidemia propiónica. La pasada semana, la Fundación SEUR formalizó la entrega de otros 10.000 euros al Irycis, tras los 50.000 euros recibidos anteriormente, fruto de ese acuerdo, según detalla la publicación del portal Diario Médico.