Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 6/12/16
#Vacunas
Una nueva tecnología posibilitaría mejorar la producción de vacunas contra la gripe
6/12/16, 09:01, WASHINGTON, diciembre 6: Un equipo de investigadores desarrolló una tecnología que permitiría a los productores cultivar virus para vacunas con alto rendimiento en cultivos de células de mamíferos en lugar de en huevos.
#Opinión
G20 y salud pública: consenso para políticas sanitarias mundiales
30/11/18, 12:34, BUENOS AIRES, noviembre 30: El secretario de Salud nacional Adolfo Rubinstein escribió esta columna de opinión respecto de la cumbre de líderes mundiales, en especial en relación con el avance de la Agenda para el Desarrollo Sostenible de 2030.
12
#Vacunación
Destacan el consenso generado para aprobar la ley que aumenta la obligatoriedad de la vacunación
Hoy 09:20, BUENOS AIRES, diciembre 10: El ex uncionario del Ministerio de Salud Palo Yedlin celebró la media sanción obtenida la semana pasada de su proyecto que refuerza las vacunas como “política de Estado”.
Profesionales de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad de Wisconsin-Madison, en Estados Unidos, se encuentran experimentando con una nueva tecnología que podría mejorar la producción de vacunas contra la gripe.

Esa tecnología es una "columna vertebral" del virus de la influenza B que permitiría a los productores cultivar virus para vacunas con alto rendimiento en cultivos de células de mamíferos en lugar de en huevos. Utilizar esta guía como una plantilla para agregar componentes específicos del virus de la vacuna podría ofrecer protección contra los dos linajes de influenza B que circulan en la población humana.

"Queremos proporcionar un sistema que produzca vacunas contra la gripe que sean más eficaces -dice Kawaoka, director del trabajo-. Es mejor producir virus de influenza para la producción de vacunas en células en lugar de en huevos, pero el problema es que el virus de la gripe no crece bien en el cultivo celular en comparación con los huevos embrionados". La nueva tecnología puede superar ese desafío, según señala el equipo, cuyo trabajo se detalla en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Cada año, la agencia norteamericana del medicamento (FDA, por sus siglas en inglés), en colaboración con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), decide qué cepas del virus de la influenza se incluirán en la vacuna contra la gripe estacional. Normalmente, incluye dos cepas de influenza A y dos cepas de influenza B.

El crecimiento de los virus de la vacuna en cultivos celulares de alto rendimiento debería mejorar la capacidad de las vacunas estacionales para proteger contra la influenza A y B porque los virus vacunales crecidos en cultivos de células de mamíferos tienen menor probabilidad de sufrir mutaciones que los cultivados en huevos. Las mutaciones pueden llevar a virus de la vacuna que ya no coinciden con las cepas de la gripe.

UN SISTEMA MEJOR QUE EL ACTUAL "Puede que todavía no sea perfecto, pero al menos será sustancialmente mejor que las vacunas actuales", dice Kawaoka, quien señala que nadie más ha tratado antes de producir con éxito virus para la vacuna de la gripe B de alto rendimiento. El año pasado, su equipo de investigación creó un virus candidato de la vacuna de la gripe A de alto rendimiento para la producción de cultivos celulares.

Según los CDC, el crecimiento de los virus vacunales en cultivos celulares de alto rendimiento también puede permitir una producción de vacunas más rápida y potencialmente mayor, lo que podría mejorar la capacidad de los funcionarios de salud de responder durante una pandemia de gripe.

Para desarrollar la columna vertebral del virus de la vacuna contra la influenza B, el equipo de Kawaoka examinó los virus de la influenza B con el fin de detectar mutaciones genéticas aleatorias que llevaron a una mejor replicación. Usando estos mutantes como plantillas, los investigadores adjuntaron los genes que codifican las proteínas de superficie que desencadenan la respuesta inmune humana (y por lo tanto ofrecen protección en individuos vacunados): HA (hemaglutinina) y NA (neuraminidasa).

MEJOR CRECIMIENTO Entonces, seleccionaron las combinaciones de mutaciones de la columna vertebral que soportaron un mejor crecimiento en cultivo celular, identificando dos columnas candidatas que condujeron a mayores cantidades de virus de la vacuna. El equipo identificó las características de cada columna que contribuyeron a su mejor rendimiento y también encontró que las columnas eran genéticamente estables.

Sin embargo, Kawaoka señala que se requieren más pruebas para determinar si aumentaría el rendimiento del virus de la vacuna en condiciones industriales. Varias empresas y agencias federales ya se han puesto en contacto con él y espera que los fabricantes de vacunas puedan adoptar estos sistemas y cultivar las vacunas en instalaciones de cultivo celular ya disponibles en Estados Unidos y Japón.

El objetivo de Kawaoka es ayudar a desarrollar vacunas más eficaces para proteger a las personas de la infección por la influenza, una patología que, según los CDC, enferma a millones, hospitaliza a cientos de miles y mata a decenas de miles de personas cada año en Estados Unidos. "Esto es algo que tenemos que hacer -afirma Kawaoka-. Sin eso, no podríamos hacerlo".