Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 29/11/17
#SaludenCrisis
Salud más cara: en dos años se autorizaron subas de prepagas por encima de la inflación
29/11/17, 09:02, BUENOS AIRES, noviembre 29: Según un trabajo de la Fundación Soberanía Sanitaria, el gobierno permitió que el sector subiera sus cuotas por encima de la suba de los costos médicos. Además, los incrementos superaron ampliamente las paritarias sectoriales. Piden una regulación más eficiente.
#Hantavirus
Brote de hantavirus: confirman más contagios y suspenden fiestas
8/1/19, 10:47, CHUBUT, enero 8: La enfermedad sigue generando preocupación en la zona de Epuyén. Ya son 23 los casos confirmados, y para evitar la circulación viral suspenden cuatro fiestas populares.
29
#Vacunación
“Los viajes son buenas oportunidades para verificar el calendario de vacunación”
14/1/19, 12:09, BUENOS AIRES, enero 14: Lo dijo Pablo Elmassian, infectólogo y especialista en medicina al viajero, que recomendó a los integrantes de la Jornada Mundial de la Juventud que tengan las vacunas obligatorias.
El próximo viernes, los afiliados a las empresas de medicina prepaga recibirán un nuevo aumento en sus cuotas, en este caso del 60 por ciento. Con esta suba, el sector registrará un incremento del 31 por ciento para el 2017, lo que ubica a este servicio entre los más inflacionarios de los últimos dos años. De hecho, un informe asegura que los aumentos autorizados por el gobierno nacional están por encima de la estructura de gastos del sector médico, y sólo son superados por los servicios públicos, que en este tiempo sufrieron fuertes subas. Según la explicación de los especialistas, la concentración en pocas manos de ese mercado es parte de la razón para este comportamiento. Además, afirman que las cuotas se dispararon muy por encima de las subas de los trabajadores del sector, que no superaron el 22 por ciento. “Es necesario priorizar el acceso a la Salud de la población”, afirman los autores del informe crítico.

“Aumentos de prepagas: ¿cómo se explican?” se preguntó la Fundación Soberanía Sanitaria, espacio crítico a las políticas de salud que lleva adelante el gobierno. Fu informe, al que tuvo acceso MIRADA PROFESIONAL, analiza el sector, y remarca lo injustificado de las subas, teniendo en cuenta la estructura de costos. “Los aumentos autorizados a las empresas de medicina prepaga han sido superiores al aumento de todos sus costos, a excepción de los servicios públicos. Usando como referencia indicadores públicos y la ponderación utilizada por ADECRA (Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina) los costos de las prepagas han aumentado un 15 por ciento, mientras que los aumentos acumulados autorizados, hasta septiembre de 2017, han sido del 23,9 por ciento”, explicó el informe difundido ayer martes. En otras palabras, agrega la fundación, “los ingresos de las prepagas han aumentado casi un 60 por ciento más que los costos de la prestación médica”.

Este año, las empresa de medicina prepaga aumentaron este año 31 por ciento. En octubre el Ministerio de Salud permitió una suba del 6 por ciento. Este nuevo aumento se suma al 6 por ciento otorgado en febrero, al 6 por ciento en julio, al 5 por ciento en agosto y el próximo 6 por ciento que se autorizó mediante la resolución 1975-E/2017 para este viernes 1º de diciembre. “El aumento autorizado a las prepagas supera ampliamente la evolución del resto de los precios de la economía y afecta directamente el bolsillo de sus 6 millones de afiliados, sumándose a los aumentos en servicios públicos, transporte y combustibles”, destacó el informe de la FSS. En el país existen alrededor de 270 empresas de medicina prepaga, de las cuales solo 8 concentran el 61 por ciento de los afiliados y el 70 por ciento de la facturación. “En base a su forma de gestión es posible clasificar a las empresas de este sector en dos grandes grupos: las que tercerizan la totalidad (o la mayor parte) de sus prestaciones médicas a través de contratos con prestadores de salud (clínicas, centros de diagnóstico, profesionales), como OSDE, y las que cuentan con una red propia prestadora de servicios como Swiss Medical u Omint”, analizó el trabajo.

Un dato que pone de manifiesto cómo esta concentración y el lobby les permiten al sector tener aumentos por encima de la inflación son los costos laborales. El 74 por ciento de los costos de las clínicas y sanatorios privados son laborales, mientras que el gremio de la Sanidad obtuvo un aumento de salarios desdoblado que en total suma un 22 por ciento. “En promedio, los gastos de administración y comercialización representan alrededor del 20 por ciento de los costos y el 80 por ciento restante corresponde al pago a los prestadores médicos, como clínicas, sanatorios o profesionales. De ese total, el 74 por ciento de los costos de las clínicas y sanatorios privados son laborales. El resto de la estructura está compuesta por insumos médicos (medicamentos, guantes, jeringas, etc.), no médicos (lavandería, retiro de residuos patogénicos, oxígeno), servicios públicos y gastos de mantenimiento”, explicó la organización. Los trabajadores del gremio de Sanidad obtuvieron un aumento del 22 por ciento para el período julio 2017 hasta igual mes del año próximo, dividido en 13 por ciento en julio y 9 en octubre. Según el estudio, hasta septiembre “el costo laboral aumentó en la estructura de las empresas 13 por ciento; los insumos médicos, un 19 por ciento; los no médicos, 16 por ciento; mantenimiento, 19 por ciento, y servicios públicos, 51 por ciento”. Este último es el único que subió por encima del ajuste en las cuotas autorizados para el sector que a septiembre -previo al aumento del viernes-acumula un incremento del 23,9 por ciento promedio.

Como conclusión, la entidad consideró que “el aumento de las tarifas de las empresas de medicina prepaga no se explica solo con el aumento de los costos de los prestadores médicos”. “Este escenario abre la puerta a dos posibles hipótesis, no excluyentes, respecto al desfasaje entre los aumentos autorizados a las empresas de medicina prepaga, la evolución general de los precios, los salarios y los costos de los prestadores médicos: aumento del margen de rentabilidad de las empresas del sector; e incorporación de nuevos tratamientos de mayor costo”, concluyó la entidad. “Es necesario priorizar el acceso a la Salud de la población, en el que sin dudas el sector público debe crecer en financiamiento ante una imposibilidad de resolverlo mediante el mercado, que es caro y tiene una lógica comercial”, aseguró Nicolás Kreplak, ex viceministro de Salud de la Nación y actual presidente de la Fundación Soberanía Sanitaria, al diario Página/12.