Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 29/12/17
Cannabis

#Cannabis

Cannabis medicinal: “todavía no hay un marco regulatorio”ADJUNTO

Cannabis

BUENOS AIRES, diciembre 29: Lo dice Pamela Bertoldo, integrante de la Asociación Argentina de Farmacéuticos de Hospital (AAFH). Además, la especialista advirtió que en algunos casos el uso puede generar efectos adversos.

#AccesoalosMedicamentos
En España, por la falta de acceso a fármacos se habla de “pobreza farmacéutica”ADJ
BUENOS AIRES, mayo 21: Según estimaciones, 2 millones de españoles no pueden comprar los medicamentos que les recetan sus médicos. Es porque desde el 2012 rige un copago, que obliga a los pacientes a abonar una parte del valor de los tratamientos.
#Malaria
La Argentina fue declarada por la OMS “país libre de paludismo”ADJ
BUENOS AIRES, mayo 21: Esta semana el organismo internacional certificó que no hay circulación del virus de la malaria en el país. Desde el 2011 que no se producen casos autóctonos del mal.

Sin dudas el tema del cannabis medicinal fue la gran irrupción de este año en la salud argentina. La pelea de entidades y pacientes por su legalización generó la primera ley que regula su uso, desde la producción de la marihuana hasta las patologías permitidas. Pero la reglamentación generó una especie de limbo legal, ya que no está en claro el alcance de la normativa, ni sus potenciales aplicaciones. Así lo advirtió Pamela Bertoldo, especialista en farmacia hospitalaria y miembro de la Asociación Argentina de Farmacéuticos de Hospital (AAFH). “es importante tener en cuenta la etapa de vigilancia de la comercialización del cannabinoide porque es allí donde pueden presentarse eventos adversos y todavía no hay un marco regulatorio al respecto”, sostuvo, en una reciente entrevista.

La ley 27.350 de Uso Medicinal del Cannabis fue aprobada por el Congreso nacional y reglamentada en de septiembre de 2017, a partir del decreto 738. En este paso, no se terminaron de poner en funcionamientos ciertos aspectos de la norma, se prohíbe el autocultivo y se establece que sólo la epilepsia refractaria será susceptible de ser tratada con este producto. Además, se crea el denominado Programa Nacional para el Control del Uso y Seguridad de los Pacientes. “El cannabinoide puede ser de origen natural, llamado fitocannabinoide, también existe el endocannabinoide, aquel que producimos en nuestro organismo y, a partir de este último, aparecen los cannabinoides sintéticos, de los cuales algunos de ellos son comercializados en otros países, en especialidades medicinales”, explicó Bertoldo.

"Para que el endocannabinoide tenga un efecto terapéutico en nuestro cuerpo necesita unirse a un receptor. Los dos tipos de receptores -CB1 y CBS- son importantes porque nos permiten identificar posibles efectos terapéuticos o eventos adversos, que se manifiestan cuando son estudiados desde la perspectiva farmacológica", remarcó la especialista. Además, agregó que para adentrarse en los tratamientos alcanzados con el cannabis medicinal: "los receptores se localizan a nivel periférico y a lo largo de los sistemas de nuestro organismo. Así, se sabe que pueden actuar a nivel digestivo, hepático, circulatorio -por ejemplo, para la disminución de la presión arterial- y a nivel de la piel. También, pueden tener acción en los sistemas reproductivos femenino y masculino, y en el sistema inmunológico".

Además de estos beneficios comprobados, "se espera poder tener algún efecto terapéutico en la retina y, según algunos estudios, se podría llegar a suprimir la evolución y la progresión de algunos tipos de cáncer -como de mama, próstata y hueso-, y el dolor asociado a estos procesos oncológicos. Hoy en día, hay mucha esperanza en cuanto al sistema inmune porque los receptores son los CB2, que no tienen actividad a nivel del sistema nervioso central", adelantó. En cuanto a las distintas etapas de investigación, producción y comercialización, "es preciso ver el ciclo de vida de los medicamentos". Existe una "etapa preclínica", de laboratorio, donde se prueban las virtudes o efectos adversos en animales, una fase "clínica", que se trabaja en humanos y, luego, si la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) lo autoriza, se desarrolla la comercialización. "Esto significa que, recién en ese momento, se permite el uso de un medicamento", detalló la especialista de la AAFH aunque advirtió que "posteriormente, se realiza la vigilancia de la comercialización donde, a veces, aparecen casos de efectos no deseados, que no se llegan a ver en la fase clínica. Es importante considerar esto porque hoy no tenemos un marco regulatorio al respecto". Las primeras publicaciones sobre el aceite de Charlotte surgieron en 1996, y los últimos descubrimientos son de la Agencia Europea de Medicamentos, sobre la designación de fármaco huérfano, para aquellos compuestos que tengan una nueva aplicación farmacológica y que se pueden utilizar en enfermedades denominadas "Raras".