Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 18/1/18
#Farmacias
Algunas zonas de España experimentan problemas con la receta electrónica
18/1/18, 09:42, MADRID, enero 18: En los últimos tiempos comunidades como Andalucía registraron fallos en el sistema de dispensa, que no permite acceder a los medicamentos en las farmacias. Esto es un obstáculo para la implementación total de la red, un desafío para las autoridades sanitarias del país.
11
#Vacunación
Farmacias inglesas subieron la cantidad de vacunas antigripales aplicadas
15/4/19, 11:22, BUENOS AIRES, abril 15: Según datos oficiales, en la temporada que terminó hace unas semanas, se aplicaron unas 70 mil dosis más que el año anterior. La suba sse logró pese a los problemas que hubo en los pagos del servicio.
#Recomendaciones
Especialistas argentinos tampoco recomiendan tomar aspirinas de forma preventiva
9/4/19, 12:39, BUENOS AIRES, abril 9: Coinciden con la reciente recomendación que se hizo en Estados Unidos, donde la Colegio Americano de Cardiología dejará de aconsejar que los pacientes sin problemas previos tomen diariamente el medicamento para evitar males cardíacos o accidentes cerebrovasculares.
Desde principios del 2000, España comenzó con la implementación de la receta electrónica, una forma de mejorar el acceso a los medicamentos y facilitar los trámites a las farmacias. Pioneros en la materia, los españoles avanzaron en la mejora de la red, y buscando conectar a todo el país en una única matriz. A más de 15 años, la iniciativa tiene algunos obstáculos. Por un lado, sólo cinco comunidades interconectaron sus bases de datos, es decir, los pacientes pueden adquirir sus tratamientos fuera de sus territorios. Además, en algunas zonas del país el sistema presenta fallas, lo que hace que no los farmacéuticos no puedan dispensar correctamente. Estas dos situaciones atentan contra el proyecto de conectar a toda la red sanitaria en los próximos años.

Los fallos en la receta electrónica se fueron dando en varios puntos del país. Esta semana, se centraron en Andalucía. En la localidad de Málaga, por ejemplo, medios locales informaron que se siguen sufriendo fallos en el sistema informático de la receta electrónica. “La consecuencia directa es que los farmacéuticos no pueden dispensar los medicamentos hasta que el servidor vuelve a funcionar. El problema es ajeno a las oficinas de farmacia, recalcaron fuentes del Colegio de Farmacéuticos de Málaga, que lamentaron que las caídas del sistema provocan un fuerte malestar entre las personas que acuden a una botica a por medicamentos y no se los pueden llevar al no estar operativa la receta electrónica”, destacaron estos medios.

En declaraciones a la prensa, las mismas fuentes agregaron que “esta situación tiene que solucionarse de una vez por todas. Llevamos dos días en los que el servidor se colapsa, sobre todo, entre las doce del mediodía y la una de la tarde, franja horaria de mayor actividad en las farmacias. Así no podemos estar”. Por su parte, desde el gobierno comunal reconocieron que en algunos momentos de mayor uso de la receta electrónica “se produce una cierta lentitud del sistema debido al elevado volumen de dispensaciones que se registran”. Las caídas intermitentes se vienen produciendo desde que el pasado mes de septiembre se cambió el certificado de seguridad del sistema, indicaron a SUR fuentes del Colegio de Farmacéuticos de Málaga. Las anomalías no solo afectan a las farmacias malagueñas, sino que es algo que también se da en el resto de boticas andaluzas.

La receta electrónica permite la dispensa de medicamentos en las regiones autónomas, a través de un sistema online de validación. Desde hace un tiempo, el gobierno español quiere extender la red, permitiendo que en otras comunidades se pueda acceder a tratamiento. Pero por el momento, sólo cinco comunidades (Valencia, Castilla-La Mancha, Navarra, Canarias y Extremadura) se incorporaron a la red nacional. Eso quiere decir que aproximadamente solo uno de cada cinco habitantes de España (más exactamente, el 21 por ciento) tiene la posibilidad de usar sus recetas fuera de su comunidad (9,8 de los 46,5 millones de población), aunque la cifra podrá aumentar pronto, porque Galicia y Aragón están ya cerca de unirse.