Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 18/1/18
#Cannabis
Laboratorio estatal de Santa Fe está listo para producir medicamentos a base de cannabis
18/1/18, 12:06, BUENOS AIRES, enero 18: Las autoridades del LIF de Santa Fe aseguran que esperan la autorización para importar marihuana para desarrollar los primeros tratamientos públicos en base a la droga. El objetivo es suplir los productos que ahora se importan.
#Opinión
Combatir el hantavirus, en el marco de una política de salud integral
12/3/19, 10:35, BUENOS AIRES, marzo 12: En esta columna de opinión publicada en el diario Clarín, Norma Caboppi, presidenta del Foro Estratégico para el Desarrollo Nacional, asegura que es importante desarrollar una guía regional para la vigilancia, prevención y control de esta enfermedad.
35
#Opinión
Día Mundial de Equinoterapia: hacia dónde vamos en la Argentina
22/3/19, 11:51, BUENOS AIRES, marzo 22: Liliana Aguirre, presidenta de la Fundación de Equinoterapia San Juan, habló de la actividad en el país, en especial el tratamiento de la ley nacional, que viene postergada.
Si bien el país aprobó la ley que legaliza el uso del cannabis medicinal, la reglamentación y la falta de una política concreta retrasó el desarrollo de los productos farmacéuticos a base de este cultivo. El trabajo de pacientes, familiares y entidades para que estos tratamientos y medicamentos lleguen a quienes lo necesiten chica con los límites de la normativa, generando una especie de limbo legal. Mientras esto se dirime, en las provincias los proyectos avanzan para producir los tratamientos, como sucede en Santa Fe, que quiere convertirse en la primera en producir cannabis público. Para esto, el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) trabajó para crear las condiciones necesarias para producir primero la llamada aceite de Charlotte y luego otros fármacos similares. Por estas horas, las autoridades confirmaron que ya están listas las instalaciones, y que sólo falta que el gobierno nacional autorice la importación de la marihuana desde el Uruguay.

El LIF comenzó en 2017 las tareas para poder producir medicamentos a base de cannabis, que permite tratar a los pacientes locales que hoy reciben esos tratamientos importados. “Es un sueño personal y de la institución. Tengo la esperanza de que podamos hacerlo para dejar de depender de lo que viene de afuera. Trabajamos para hacer un medicamento como bien social y como posibilidad de crecimiento económico de la provincia”, dijo uno de los directores del LIF, Guillermo Cleti, en una entrevista con el portal a El Ciudadano. En la actualidad, hay 37 personas en Santa Fe que reciben el aceite importado desde 2016, pero el uso, tal como mostró este medio en distintos artículos, va más allá de tratar la epilepsia y gana popularidad en la tercera edad.

En los cálculos pueden sacar 2 mil frascos de aceite con una concentración de 50 miligramos por mililitro de CBD, uno de los componentes de la planta que meses atrás fue admitido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como buena para tratar epilepsia y otros padecimientos. El año pasado la provincia pidió autorización a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (ANLAP). En paralelo, cerró una compra con un proveedor de Uruguay ya que el cultivo está prohibido en Argentina. “Cumplimos con todo lo que nos pidieron. Hasta vimos que Nación hizo una licitación por 7 mil frascos (que al no tener productores locales la ganará un extranjero). Quedamos varados”, explicó a este medio uno de los directores del LIF.

En la primera etapa el proyecto entre universidades y el gobierno de Santa Fe es fabricar un aceite idéntico al Charlotte´s Web, que es usado por 37 afiliados del Iapos y algunos van por la cuarta entrega. Todos por sufrir epilepsia refractaria. Pero entre ingenieros y bioquímicos encontraron la forma de combinar los extractos de la planta para hacer otros aceites y ayudar a pelear más enfermedades como Parkinson, Alzheimer, fibromialgias y artrosis, entre otros. La segunda etapa del proyecto santafesino será avanzar en una producción a escala industrial junto a la UNL. Mucho más aceite y más variados para hacer lo que hacen con los analgésicos y antibióticos desde hace casi 10 años: derivarlos a la salud pública local y venderla a la Nación y al exterior. “El proyecto cumple con la ley provincial y nacional. Es un anhelo. En noviembre tuvimos la última respuesta y esperamos que lo ejecuten. Depende de su voluntad de ejecutar lo que está en el presupuesto”, concluyó Cleti.