Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 23/1/18
#MercadoFarmacias
Piratas del mercado de farmacias
23/1/18, 12:50, BUENOS AIRES, enero 23: En complicidad con los intereses de Farmacity, algunas cámaras avanzan e intentan debilitar a la red de farmacias de la Confederación Farmacéutica Argentina –COFA-, restándole mostradores y rompiendo la unidad lograda hace un tiempo. Los intentos de balcanizar el mercado de farmacias tiene un solo objetivo: destruir el modelo sanitario imperante en la Provincia de Buenos Aires. El momento elegido para este enfrentamiento no puede ser peor: Mario Quintana está en la cresta del poder y se viene la renovación del convenio del PAMI el 31 de mazo del 2018.
#IndustriaFarmacéutica
“Una de cada seis personas del planeta tiene una enfermedad desatendida”
3/10/18, 13:00, BUENOS AIRES, octubre 3: En el marco de la apertura del Foro sobre innovación y acceso al mercado de salud mundial, que se realiza en nuestro país, La presidenta de Mundo Sano, Silvia Gold, habló sobre enfermedades olvidadas.
10
#Mercadonegro
Salta: alertan sobre el riesgo de comprar medicamentos fuera de farmacias
12/10/18, 12:20, SALTA, octubre 12: Farmacéuticos insistieron sobre los peligros de esta práctica. Fue en una audiencia en el Concejo Deliberante de la capital provincia, donde se analizó el tema. Denuncian que en algunos locales hasta se da el vuelto con fármacos fraccionados. La semana próxima fueron citadas autoridades municipales, para idear un plan de lucha contra este flagelo.
El 12 de octubre de 2017 las farmacias bonaerenses dieron una lección de unidad, y marcharon a la sede de la Corte Suprema de Justicia, para rechazar el desembarco de Farmacity a territorio provincial. Fue una muestra de fortaleza, en medio de los intentos de la firma de romper la ley 10.606. Pero en los últimos tiempos, esa unidad comenzó a sufrir algunas grietas. Por intereses oscuros, algunas entidades que deberían trabajar por el bienestar de todos los mostradores comenzaron a tener una actitud peligrosa, y comenzaron a intentar cooptar nuevos integrantes, atentando contra la fortaleza del sector, que no sólo debe afrontar el avance de una empresa con un importante poder económico, sino que lo hace en el momento donde su ex CEO y principal lobista, Mario Quintana, está en su momento de mayor influencia en el gobierno, e incluso algunos hablan de una virtual presidencia para él. Los ataques entre entidades no sólo debilitan la pelea del conjunto, sino que atentan contra las posibilidades de ganar esta pelea a favor de una Farmacia Sanitaria, y parecen tener de fondo un objetivo: balcanizar la red de farmacias, y con ella todo el mercado de medicamentos. Los ejemplos de Chile o Estados Unidos enseñan que en manos de pocos, el sector se comporta de manera monopólica, y termina perjudicando a los pacientes. Una actitud incomprensible en momentos que se deben discutir cosas importantes, como la renovación del convenio de PAMI y la ofensiva de la cadenera más grande del país.

Esta película que a veces parece de intriga y suspenso y otras directamente de terror tiene nombres y protagonistas. De un lado, la Cámara Argentina de Farmacias (CAF), la Federación Argentina de Cámaras de Farmacias (FACAF) y Farmasur. La víctima: la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA). El objetivo: el mercado de farmacias nacional. Desde hace un tiempo, estas tres entidades comenzaron una guerra silenciosa contra la COFA, que sufre por los avances de estos organismos, que por intereses hasta ahora todavía “no claros” pero que se pueden adivinar a plena luz del día; les restan farmacias y a la principal entidad gremial del país y a la que hasta ahora fue la mas notable defensora del modelo de farmacia sanitaria que tenemos.

En este mapa del enfrentamiento, CAF aparece como un socio no declarado de Farmacity, pese a que en el pasado hubo políticas comunes entre los jugadores. Fuentes del sector le confirmaron a MIRADA PROFESIONAL que el lazo estratégico entre las partes tiene “una mano negra detrás”, que las sospechas la ubican cerca de la Casa Rosada. “CAF jugaría con Farmacity, apuesta a su triunfo”, alertan estas fuentes. En tanto, FACAF (Cámara que representa a las Cámaras del país) busca fortalecer su posición ayudando a debilitar a la COFA , y Farmasur “se mantiene agazapado”. Esta última entidad representa a las cadenas bonaerenses ya instaladas, y no extrañaría que se sume a la estrategia de los grandes capitales.

En estos momentos, la red de farmacias está en proceso de balcanización. Se vive un estado de guerra no declarada, es decir, está implosionando desde adentro, por esta ofensiva. El momento elegido para debilitar a la COFA no puede ser peor:

Quintana, arquitecto de la estrategia legal y política de Farmacity, está en el punto más importante de su poder. La semana pasada llegó a la tapa de la revista Noticias con una “virtual conducción del país”, con Mauricio Macri de viaje y Gabriela Micheti de vacaciones. Junto con el otro vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui, avanza en su construcción política, y este medio habla incluso de un “gabinete paralelo”. Además, en marzo de este año se vence el convenio de PAMI, donde históricamente la industria farmacéutica y la obra social nacional deciden el futuro de la principal Obra Social del país y la suerte que correrán las farmacias dentro de este convenio.

Si en condiciones normales no había demasiado lugar en la mesa de discusión para el sector de la farmacia profesional, en este estado de fragmentación y guerra de guerrillas entre Instituciones que representan a las farmacias, la voz de os farmacéuticos apenas se escuchará, con suerte.

No se sabe si hay una mano negra detrás de esta ofensiva. Si podemos decir que una ofensiva de este tipo tiene como objetivo el modelo sanitarista de atención farmacéutica, que tiene en la provincia de Buenos Aires su principal bastión. Con el auspicio de Quintana y compañía, si no hay unidad en la pelea contra el modelo de “farmacia shopping”, se puede terminar como Chile, el mercado más concentrado del plantea, que cerca del 90 por ciento de la venta minorista está en manos de tres cadenas, que manejan a su antojo el precio de los tratamientos. Si las entidades no dejan sus intereses miserables de lado y busca una verdadera unidad, mañana puede ser tarde. Mientras se espera el fallo final de la Corte Suprema, la política de piratería sigue manejando el sector. Si las entidades no salen de esta trampa, cuando reaccionen estarán en medio de una guerra estéril, en un mercado atomizado sin posibilidad de revertir la situación.