Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 3/2/18
#Cannabis
Cannabis medicinal: piden que la ley nacional autorice el autocultivo
3/2/18, 13:35, BUENOS AIRES, febrero 2: Con un video protagonizado por famosos, entidades reclamaron que se amplíe la normativa, para permitir la producción cacera de marihuana para tratar diversas enfermedades.
#FarmaciasdelMundo
Crean un mapa de la inmigración de farmacéuticos en la Comunidad Europea
14/3/19, 10:52, BUENOS AIRES, marzo 14: Los datos muestran que desde 1999 hasta el 2012, más de 7 mil profesionales emigraron en el continente. Gran Bretaña y Suiza, los destinos más buscados. Alemania y España, quien más farmacéuticos perdió.
#Opinión
Combatir el hantavirus, en el marco de una política de salud integral
12/3/19, 10:35, BUENOS AIRES, marzo 12: En esta columna de opinión publicada en el diario Clarín, Norma Caboppi, presidenta del Foro Estratégico para el Desarrollo Nacional, asegura que es importante desarrollar una guía regional para la vigilancia, prevención y control de esta enfermedad.
Pese a la enorme movilización que se generó durante el tratamiento de la ley que autoriza el uso de cannabis medicinal, la norma nacional, aprobada en marzo del 2017, no contempló todos los aspectos que entidades de pacientes y familiares querían incluir. Uno de los temas claves fue el autocultivo, reclamado por las organizaciones y prohibida por pedido del gobierno. Por eso, con la ayuda de una serie de famosos, se difundió un video en estos días donde junto a usuarios de cannabis medicinal, sus familiares y activistas reclamaron por la legalización del cultivo casero. Esta práctica quedó afuera de la reglamentación de la ley, reglamentada seis meses después.

En el video que circula por redes sociales con el hashtag #SíAlAutocultivo, puede verse a Norma Aleandro, Julieta Díaz, Valentina Bassi, Dolores Fonzi, Malena Solda, Valentina Lorca y Oscar Ferrigno interpelar al espectador para que se ponga en el lugar de quienes necesitan disponer de esa sustancia por cuestiones de salud y se enfrentan a la disyuntiva de caer en un delito por apelar al autocultivo. "¿Te imaginás que un día esa vida que soñabas, que planificaste hasta el último detalle no es ni la sombra de eso?", comienza diciendo Aleandro. "¿Qué harías si te das cuenta que tu vida pende de un hilo y tenés que tomar una decisión? ¿Vivirías en la ilegalidad?", continúa Roxana Poggiolini, referente de la organización "Cultivo con Ciencia" y madre de Marco y Lucca, dos adolescentes con discapacidad que vieron mejorar su calidad de vida con el cannabis medicinal.

El 29 de marzo del año pasado, el Congreso Nacional aprobó la Ley 27.350 de Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus derivados que no incluyó explícitamente el autocultivo en su articulado, pero familiares de usuarios y organizaciones confiaban en que se incorporaría en la reglamentación por considerar que su legalización estaba "solapada" en uno de los artículos. Pero la norma reglamentada el 25 de septiembre no incluyó el autocultivo, restringiendo el acceso a las personas que tengan epilepsia refractaria, cuenten con prescripción médica y estén inscriptos en el registro especialmente creado dentro del Ministerio de Salud.

"Con este spot lo que nos proponemos es que nos escuchen y demostrar que si los civiles nos tenemos que poner la salud de nuestros familiares al hombro es porque el Estado está ausente y sancionó una ley que no nos ayuda", dijo Poggiolini, quien pidió que la norma vaya de la mano con la eliminación del cannabis de la Ley de Estupefacientes. "No hay antecedentes de muertes por sobredosis y hay más de cinco mil ensayos clínicos que demuestran científicamente" el potencial del cannabis en el área de la salud, agregó.

Poggiolini cuestionó la utilidad de la norma actual porque "pedimos importar aceite y desde el ANMAT solo lo están aprobando para epilepsia refractaria" y "los médicos, por presión de las obras sociales, no nos están prescribiendo el aceite y el Estado considera que no hay demanda". "Yo tengo dos nenes con discapacidad: Marcos de 15 tiene autismo y Luca de 14 con epilepsia refractaria, retraso madurativo y psicomotor severo más un síndrome parkinsoninano provocado por la cantidad de fármacos", contó Poggiolini. Hace 10 años, los médicos del Hospital Niño Jesús de Madrid "me dieron el desahucio farmacológico" para su hijo menor porque "ningún fármaco o combinación de fármacos funcionaba para él". "Cuando pudimos sacar fármacos y evaluar la fitoterapia -que fue lo que hicimos con el cananbis- vimos que estaban mucho mejor y no nos cabe duda que les hace bien, y eso se puede corroborar con su neuróloga y psiquiatra", dijo.