Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 9/2/18
#SeguridadSocial
Afiliados del IOMA denuncian que se cortó la entrega de insumos para tratar la diabetes
9/2/18, 11:01, LA PLATA, febrero 9: La obra social no le paga a la empresa encargada de entregar bombas de insulina y otros materiales, por lo que se cortó el servicio. Esto pone en grave peligro el tratamiento de muchas personas. Un amparo obliga a la obra social a cumplir con los pagos para reanudar la entrega de productos.
¿Like?
#Mercadonegro
17/8/18, 12:51, CORDOBA, agosto 17: desde el Colegio de Farmacéuticos de esa provincia recordaron que crece el mercado ilegal de ese medicamento, en el marco del escándalo por una broma con ese tratamiento que casi termina en tragedia.
#ProducciónPública
17/8/18, 12:04, VIEDMA, agosto 17: Se trata del Productora Farmacéutica Rionegrina Sociedad del Estado de río Negro (PROFARSE), que comenzó el proceso para el año que viene tendrá su propio medicamento para realizar abortos. Es la segunda iniciativa de este tipo, después de la del LIF de Santa Fe. La noticia se da cuando la ANMAT autorizó la producción hospitalaria de un laboratorio nacional.
Más malas noticias rodean al IOMA, en una semana donde prestadores y proveedores se quejaron del retraso en los pagos y cortaron algunas entregas. A esto se le suma que pacientes diabéticos denuncian que la obra social no entrega insulina, medicamentos y otros materiales necesarios para los controles de la enfermedad. Según afirman los damnificados, como la entidad no paga la entrega de productos, la única empresa que entrega bombas de insulina decidió cortar el servicio, lo que afecta a los pacientes. esto generó un reclamo a la justicia, que mediante un amparo obliga a la entidad provincial a cumplir con sus pagos. “Como IOMA no paga, no nos dan los insumos, y como no nos dan los insumos, corremos un riesgo importante” declaró una de las personas afectadas.

Para los pacientes diabéticos que necesitan una bomba de insulina con sensor, la situación es por demás complicada en estos días. Desde diciembre la obra social de los estatales bonaerenses no le paga a la prestadora Medtronic, la única que tiene esa herramienta en el mercado. La bomba es un aparato que introduce pequeñas cantidades de insulina en el cuerpo en personas que, debido a su variación entre hipo e hiperglucemia, las inyecciones ya no son efectivas para el control de su salud.

Gabriela Vidal convive con la diabetes hace 30 años. Durante los primeros 25, pudo controlarla con inyecciones, pero desde hace 5 necesita de la bomba para poder regular sus niveles de glucemia. “Dada la variación que tenía y la cantidad de desmayos por hipoglucemia, mi médico me dijo: ‘lo mejor para vos es una bomba que tenga un sensor que indique cuándo te sube y cuándo te baja’, entonces la bomba me avisa” expresó. Sin embargo, hacerse de esta herramienta fundamental para su salud no fue fácil. Pidió la autorización en IOMA para que se la provean, pero al principio le ofrecieron entregarle una sin el sensor que ella necesitaba. Fue entonces cuando decidió recurrir a un abogado y hacer una presentación judicial. En 2013, el Juzgado en lo Civil y Comercial N° 4, a cargo de la Juez Dra Gladys Manel Cardoni, dio lugar al recurso de amparo presentado por Gabriela y ordenó a la obra social a entregarle la bomba con sensor que ella necesitaba en el plazo de 48 horas.

Todo transcurrió sin problemas, hasta diciembre del año pasado. Gabriela vuelve a pedir la autorización en IOMA para la compra de los insumos que necesitaba y se la firman inmediatamente. Sin embargo, los insumos no llegaban. “Los sensores no venían, no venían, no venían. Hablo con el proveedor y me dice: ‘no, lo que pasa es que IOMA no está pagando, ese es el problema’. Entonces, como IOMA no paga, no nos dan los insumos, y como no nos dan los insumos, corremos un riesgo importante” dice notablemente preocupada en diálogo con P&M.

En tanto, representantes locales de la empresa Medtronic, que provee de esta herramienta y sus insumos a pacientes como Gabriela, expresan que IOMA mantiene una deuda con ellos desde hace 4 meses, y que en diciembre cortaron la prestación. “Lo peor, es que no sólo no pagan, sino que siguen autorizando órdenes” denuncian desde la prestataria, por lo que muchos pacientes seguirán esperando los insumos descartables que necesitan con la incertidumbre de no saber cuándo llegarán.