Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 9/3/18
#PAMI
Día P: Ofensiva final del gobierno para firmar el nuevo convenio del PAMI
9/3/18, 11:32, BUENOS AIRES, marzo 9: Hoy intentará que los laboratorios acepten las nuevas condiciones, que incluyen precios de referencia congelamiento y el ingreso de las “farmachoppings” a la seguridad social. Hay incertidumbre en las farmacias independientes por afrontar el peor escenario. La vuelta al mundo prometida será más parecida a la hiperconcentración de Chile o Perú.
#Debates
“Ningún tratamiento cumple la promesa de reemplazar un tejido enfermo”
14/2/19, 12:56, BUENOS AIRES, febrero 14: Especialistas de la Argentina advierten sobre el engaño de las células madre, que cada vez se expanden más en el mundo, prometiendo curarlo todo.
#NuevasTerapias
Destacan el uso en el país de un tratamiento no invasivo para los trastornos neurológicos infantiles
12/2/19, 09:31, BUENOS AIRES, febrero 12: La oxigenación hiperbárica gana terreno para tratar pacientes con patologías como la parálisis cerebral o trastornos del espectro autista. Su uso estimula el crecimiento de la fibra nerviosa en el cerebro, que favorece la función neuronal.
Este viernes, el sector farmacéutico argentino vivirá su “día P”. El día donde se definiría el nuevo PAMI. Es que el gobierno, representado por el mismo presidente; prepara un encuentro con representantes de los laboratorios, donde intentará terminar de definir el nuevo convenio del PAMI, en medio de múltiples presiones para cambiar buena parte de los pilares del principal acuerdo en materia de medicamentos.

Las máximas autoridades del gobierno nacional encabezarán la cumbre, que se entiende como un “desembarco”, en el sentido que buscará conquistar el acuerdo, imponiendo condiciones que pueden cambiar para siempre las condiciones de trabajo de las farmacias argentinas. El intento de hacer ingresar las “farmashoppings” a la seguridad social y la imposición de precios “a la abaja” con congelamiento, son los grandes temas que quiere incluir el gobierno, y que generan el momento de mayor incertidumbre en años en la farmacia argentina. De estos encuentros saldrá el futuro inmediato del sector, que puede ser parecido a Chile o Perú –con colusión de precios y restricciones graves en el acceso a tratamientos –o al modelo sanitarista español, que tanto defienden los farmacéuticos locales. La definición se conocerá en breve, una pulseada entre la salud de los abuelos y el poder de lobby de los grandes capitales.

Esta semana, el gobierno inició una fuerte ofensiva en medio de las negociaciones por el nuevo convenio de PAMI. Primero, en uno de los encuentros, los representantes del oficialismo confirmaron su idea de incorporar a las cadenas de farmacias a la atención de la seguridad social, en especial Farmacity en la mismas condiciones que una farmacia de barrio. De la mano de su ex CEO Mario Quintana la firma “va por todo”, y prepara el avance final para quedarse con el mayor convenio de medicamentos del país.

Además, la nueva condición termina de distorsionar el mercado local: llevar el precio de los tratamientos a valores de diciembre del 2017. Ambas medidas afectarán el normal desarrollo del sector, que resiste la inclusión de los grandes capitales en un convenio que supo ser ejemplo en toda Latinoamérica. Según puso saber MIRADA PROFESIONAL, hoy será un día clave, donde los representantes de la obra social pedirán una respuesta a las condiciones que intentan imponer. Hasta el momento, no hubo una respuesta oficial, y algunas versiones indican que algunos laboratorios piensan en dejar el acuerdo, lo que hace que estas horas sean de total incertidumbre.

Para las farmacias, sin voz en la mesa de negociación, la reunión es fundamental. Si se imponen las condiciones planteadas por la Casa Rosada, quedarán ahogadas en el corto y mediano plazo tanto económica como financieramente. Una de las consecuencias sería el fin del calce financiero, los adelantos para pagar las droguerías la pérdida de la rentabilidad. sí bien el PAMI prometió acortar los tiempos de pago si se aceptan las nuevas condiciones, es posible que el bache se mantenga y afecte la rentabilidad del sector minorista. O mejor dicho: favorezca las espaldas de los farmashopings al tener dinero para esperar los pagos del propio PAMI. Con las cadeneras en el mercado, los mostradores chicos y alejados de los grandes centros urbanos quedarán al borde de la desaparición.

Los ejemplos regionales respecto a las cadenas de farmacias abundan y son contundentes. Chile es el peor espejo en el cual mirarse, el mercado de medicamentos más concentrado del mundo, donde tres grandes empresas dominan el 90 por ciento de las ventas. Así, en 2009 impusieron precios a más de 120 tratamientos, y estafaron por millones de dólares a los pacientes locales. En México y Perú pasa lo mismo, donde ya no quedan farmacias independientes y los grandes capitales imponen condiciones de atención a la seguridad social, dejando a los afiliados sin opciones ni posibilidad de escapar de sus mostradores.

Si el gobierno usa la posible carterización del sector como una excusa para abrirle la puerta a los genéricos chinos e indios, la apertura de la seguridad social a las cadeneras no hará más que profundizar esta tendencia. Cambiar un monopolio por otro no dará mejor cobertura a los abuelos, sino todo lo contrario.

En esta “guerra fría” el gobierno busca beneficiar a la poderosa cadenera de farmacias, sin pensar en los afiliados y las PyMES de farmacia. El techo en los precios beneficia a los abuelos pero quedarán con menos medicamentos y menos opciones de hacerse con sus tratamientos por la reducción de farmacias que podrían prestarle servicios al "nuevo PAMI".

Al parecer, los contratos del PAMI están redactados, y hoy serán entregados a las cámaras empresariales. No hay chance de cambiar “ni una letra”, afirman. Entonces muchos laboratorios piensan en retirarse, aunque saben que a largo plazo no es viable.

La “aspiradora a la rentabilidad” que se viene tendrá epicentro en la farmacia, que atraviesa la mayor incertidumbre en años. A la espera de la “tormenta perfecta”, la pregunta se hace inevitable: ¿Cuándo es –determinado por el Gobierno- la fecha de vencimiento de las farmacias chicas y medianas en nuestro querido país?