Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 19/3/18
#Vacunas
Especialistas argentinos insisten en la necesidad de vacunarse y avalan su seguridad
19/3/18, 09:03, BUENOS AIRES, marzo 19: Ante la aparición de grupos “anti vacunas”, desde distintos sectores no aceptan los argumentos utilizados, y recuerdan la obligación social de inmunizarse. “Lo peligroso es no vacunarse”, dicen. Los brotes de sarampión, una de las consecuencias en todo el mundo.
#Farmacia
San Juan aprueba una ley para mejorar la distribución de las farmacias
28/11/18, 10:47, SAN JUAN, noviembre 28: La legislatura provincial le dio el visto bueno a una normativa que establece que los nuevos mostradores deberán abrirse a 700 metros de los ya establecidos. Así, buscan mejorar la presencia de farmacias en las zonas alejadas de los centros urbanos. Se permitirán algunas excepciones, achicando las distancias entre locales.
#Debates
Bebés de diseño: conmoción por las niñas chinas que serían inmunes al HIV
27/11/18, 10:36, BUENOS AIRES, noviembre 27: Un científico dice que logró que dos bebés nazcan inmunes al virus HIV, gracias a la manipulación genética. La noticia generó debate en todo el planeta. Hay sospechas de manipulación de datos.
Hace 20 años, en febrero de 1998, el médico inglés Andrew Wakefield publicó un trabajo que años después se volvería bandera de los movimientos “anti vacuna”. La revista médica y científica The Lancet difundió su estudio, que vinculó la vacuna del sarampión con la aparición de casos de autismo en niños. Si bien a los pocos meses la publicación fue refutada, y al propio Wakefield se le quitó la matrícula médica por los errores en la investigación y la falsedad de datos, el daño estaba hecho. A partir de allí, cayeron en el Reino Unido y el mundo los índices de vacunación contra esta enfermedad, y los grupos que cuestionan la seguridad de las vacunas se multiplicaron. El año pasado, Italia tuvo un brote del mal, con más de 4 mil contagios, el 90 por ciento sin aplicarse las dosis. En el país, los especialistas afirman que estos grupos “son minúsculos”, pero igual se insiste con la necesidad de vacunarse, la responsabilidad social y la seguridad de los fármacos. “Lo peligroso es no vacunarse”, remarcan.

Griselda Moreno es investigadora de CONICET en el Instituto de Estudios Inmunológicos y Fisiopatológicos (IIFP) de la Universidad Nacional de La Plata, y en una nota publicada por el portal Argentina Investiga hace una fuerte defensa de las vacunas. Si bien en la Argentina el movimiento “es minúsculo”, la especialista reconoce su existencia, e insiste que “vacunarse es seguro”. “Ni la vacuna triple viral ni el empleo de timerosal, el componente químico que se utiliza en la formulación vacunal, son peligrosos. Lo peligroso es no vacunarse”, remarcó. Para mejorar los beneficios de la vacunación, Moreno recomendó “tener mucho más visitado el calendario, porque la realidad es que la mayoría piensa que las vacunas son para los niños. Y lo cierto es que la cantidad de vacunas desde que el bebé nace hasta que cumple 11 años, la intensidad del número de vacunas es grande, pero no se agota al terminar la primaria. Nosotros como adultos tenemos vacunas también obligatorias, que de acuerdo al grupo al que pertenecemos, por ejemplo, cuando somos personal de salud”, dijo.

“Las vacunas no son un servicio que ofrece la industria farmacéutica desde hace 20 años, sino que vienen dando beneficios para la humanidad desde hace 200 años”, explicó. Además, “de estimarse que salva la vida de 3 millones de niños al año, que son los que están más susceptibles a enfermedades, la utilización en el uso de vacunas también se ha relacionado a un aumento en la expectativa de vida entre 10 a 15 años, es decir, personas que no mueren de enfermedades que se pueden prevenir desde la vacunación”. Este avance ha permitido la erradicación o control de enfermedades que fueron y son muy severas para el ser humano como la viruela, la poliomielitis, el sarampión, la difteria, el tétanos, las paperas, la rubeola y haemophilus influenzae.

Por otra parte, Moreno habló de la necesidad de vacunarse como un acto solidario y social. “En una sociedad como la nuestra, en la que interactuamos permanentemente, nos trasladamos al trabajo, a casa, concurrimos a espacios sociales compartidos, siempre hay algunas personas que son más vulnerables. Cuando la enfermedad se disemina y nadie está inmunizado, aquellos que pertenecen a los grupos de riesgo como los ancianos, bebés, niños, personas inmunodeprimidas, probablemente no tengan los recursos para enfrentar la enfermedad. Cuando la población tiene entre un 80 y 90 por ciento vacunados, también podemos tener personas que se enfermen pero el impacto cuando están todos vacunados cambia drásticamente”, señala la especialista. Esto es lo que se conoce como “efecto rebaño”. “Nosotros como adultos podemos ser portadores asintomáticos y estar enfermando a niños que sí van a manifestar la enfermedad. Vacunarse no es entonces solo una cuestión de prevenir una enfermedad, sino que es un derecho, el de administrarnos la vacuna para prevenir enfermedades que son potencialmente muy graves. Vacunarse es un derecho de cada niño. De la vacunación del niño a la vacunación de la familia. Vacuna a la familia y protege a toda la comunidad”, concluyó.

Los movimientos que rechazan las vacunas se expanden en el mundo, e hicieron que algunos males resurjan. El caso más notable es el del sarampión, que en países como Italia volvió con mucha fuerza. En tanto, en América existe preocupación porque se detectaron varios casos importados, cuando la región fue declarada libre del mal. En todo el continente, Venezuela, en grave crisis económica y social, encabeza el mayor número de casos notificados (159), seguida por Estados Unidos (11), Brasil (8), Antigua y Barbuda, Canadá, Guatemala, México y Perú. Por esto, desde el Ministerio de Salud de la Nación se emitió un alerta por los brotes desatados en Brasil y Venezuela, y se recomendó intensificar la vigilancia de casos sospechosos. Y la provincia pondrá en marcha una campaña de vacunación con el fin de cerrarle el paso a esta enfermedad. En las próximas semanas, los centros de salud comenzarán a citar a los papás de los niños de 12 meses a cuatro años que no cuenten con una dosis de vacuna triple viral (que previene sarampión, rubéola y paperas), o de niños mayores de cinco años que no hayan recibido un refuerzo de esta vacuna.