Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 17/4/18
#NoaFarmacity
El lobby cada vez más a la vista: procesan a funcionario de Salud por beneficiar a Farmacity
17/4/18, 10:52, BUENOS AIRES, abril 17: Se trata de Raúl Alejandro Ramos, ex funcionario del Ministerio de Salud procesado esta semana por abuso de autoridad. Se lo acusa de “cajonear” expedientes contra la cadena de farmacias. La medida deja al descubierto el entramado de complicidad entre la firma y los funcionarios nacionales.
14
#Vacunas
Admiten que las vacunas contra la meningitis recién se entregarán en 2019
10/12/18, 11:55, BUENOS AIRES, diciembre 10: Lo afirmaron desde la provincia de Santa Fe, que fue la primera en denunciar el faltante de las dosis. El gobierno retiró este año la vacuna para niños de 11 años.
#Vacunación
A la espera de datos oficiales, las provincias dicen que la vacunación contra el sarampión “fue buena”
4/12/18, 12:09, BUENOS AIRES, diciembre 4: Los datos nacionales todavía no fueron difundidos por el gobierno, pero se estima que estarán por debajo de los porcentajes recomendados. Pero las autoridades provinciales se defienden y dicen que la inmunización estuvo a la altura de acuerdo a lo establecido.
En medio de las repercusiones por el fallo que autoriza a Farmacity a operar en la provincia de Buenos Aires, la justicia procesó a un ex funcionario del gobierno nacional, acusado de beneficiar a la cadenera. Si bien la causa es menor (el embargo es de apenas 2 mil pesos), la iniciativa sirve para mostrar el grado de impunidad que maneja la empresa, a partir del protagonismo de su ex CEO Mario Quintana en el gobierno nacional. La sanción contra Raúl Alejandro Ramos, ex secretario de la Secretaría de Políticas, Regulación e Institutos del Ministerio de Salud, es por “cajonear” causas y sanciones a la cadena de farmacias, por lo que fue acusado de “abuso de autoridad”. Según el fallo, al menos en tres oportunidades el ex funcionario no sancionó a la empresa, que violó reiteradas normas vigentes. La medida deja al descubierto el entramado que permitió que se aprobara la llegada de la firma a territorio bonaerense.

Según el fallo del juez Sebastián Ramos, el ex funcionario Raúl Ramos cometió “abuso de autoridad”, por lo que le trabó un embargo de 2 mil pesos. "En al menos tres expedientes, Ramos resolvió tardíamente las sanciones que en cada caso correspondían, siendo la emisión del acto administrativo (resolución) su deber en tanto cumplía funciones como autoridad de la Secretaría de Políticas Regulación e Institutos del Ministerio de Salud de la Nación", señaló el magistrado en su fallo, que fue difundido por diversos medios. Ministerio de Salud el 21 de febrero de 2017 y dejó el cargo el 21 de noviembre de ese mismo año.

La causa se inició en 2014, por una denuncia de María Isabel Reinoso, en representación de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), cuando Farmacity fue sancionada tras una inspección en su local de la avenida Córdoba al 1800, porque se reemplazó a un farmacéutico "sin noticia ni autorización de la autoridad sanitaria nacional" y por utilizar "un libro recetario sin rúbrica o habilitación". El caso estaba en el Ministerio de Salud para su aprobación y el 5 de abril de 2017 se presentó una persona de Farmacity con un poder firmado en 2011 por Quintana y solicitó que se levante la sanción. Tras ese pedido, Ramos pasó a "reserva" los expedientes sin resolverlos. Ante esto, Reinoso se presentó ante el fiscal federal Paloma Ochoa, que imputó al ex funcionario y se inició una investigación.

En la causa declararon tres funcionarios del Ministerio de Salud que coincidieron en señalar que “la sanción estaba en condiciones de ser resuelta antes de que Ramos la haya puesto en reserva”. Ramos en su indagatoria señaló que tomó esa decisión por la sobrecarga de trabajo, la acefalía de varias áreas y porque estaba en trámite la transferencia a la ciudad de Buenos Aires sobre la materia. "No obstante, la existencia de las circunstancias alegadas a modo de justificación para imponer la reserva de los expedientes, no imposibilitaba que Ramos, como autoridad, emitiera el acto administrativo que le era debido conforme la normativa aplicable", resolvió el juez Sebastián Ramos. También agregó que "debe tenerse en consideración que durante el período en el que se proyectara el Convenio, otras sanciones fueron impuestas a diferentes farmacias por infracciones enmarcadas en la Ley 17.565 de "Ejercicio de Actividad Farmacéutica".

Conocida la sanción, desde la firma se despegaron del funcionario procesado. Mediante un muy escueto comunicado, Farmacity negó “haber recibido un trato diferencial o protección por parte de funcionarios de gobierno, en beneficio de su negocio”. “Farmacity opera en un marco ético y de transparencia como pilares de su accionar en Argentina, siempre en pos de favorecer el crecimiento del sector farmacéutico”, sostuvo la cadenera. Lo cierto es que el hecho simbólico de la sanción a Ramos deja al descubierto el entramado de complicidad entre los funcionarios nacionales, relacionados con Quintana, y los directivos de la cadenera.