Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 7/5/18
Cannabis

#Cannabis

El hospital Garrahan quiere investigar el uso de cannabis medicinal

Cannabis

BUENOS AIRES, mayo 7: El Ministerio de Salud realizará un protocolo de investigación para el uso de este producto en niños con epilepsia refractaria.

#MedicamentosVencidos
En Tres Arroyos, las farmacias relanzan campaña para recoger medicamentos vencidos
LA PLATA, mayo 17: Desde hace un tiempo se desarrolla en ese distrito bonaerense el denominado Programa de Recolección de Medicamentos Vencidos Domiciliarios. Es para evitar que se tiren a la basura o queden en los hogares. Esta semana se renovó la cantidad de mostradores, y se pusieron nuevos carteles.
#SaludPública
El país tiene menos enfermeros que el mínimo aconsejado a nivel mundial
BUENOS AIRES, mayo 14: Los datos afirman que el sistema sanitaria nacional tiene 3,8 enfermeros cada 10 mil habitantes, cuando las recomendaciones internacionales hablan de como mínimo 4 profesionales cada 10 mil personas. Tampoco se cumple la meta de un enfermero cada médico.

Pese a que lleva más de ocho meses de vigencia, la ley de cannabis medicinal no termina de aplicarse en el país. Organizaciones de pacientes acusan al gobierno nacional de limitar el uso de este tratamiento a través de la reglamentación, que entre otras cosas prohíbe el autocultivo. Pese a esto, en el Ministerio de Salud confirmaron que buscarán realizar una investigación con niños que sufren epilepsia refractaria, a través del hospital pediátrico Garrahan. Incluso, se está evaluandorealizar el cultivo de marihuana en un predio del INTA Castelar, con el fin de investigar y producir aceite medicinal. Así se lo dijo Diego Sarasola, director del Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis, sus Derivados y Tratamientos No Convencionales, en una nota con el diario Perfil.

Para el especialista en neuropsiquiatría, la evidencia científica en relación a los beneficios terapéuticos del cannabis es dispar. “Existen revisiones publicadas en revistas científicas importantes donde se habla de evidencia en algunos tipos de patologías. De hecho, una de ellas –la epilepsia refractaria infantil– es la que nosotros empezamos a investigar. Los resultados muchas veces no son concluyentes. Para eso el programa busca generar evidencia y se contactó al referente en el tema que es el Garrahan”, explicó Sarasola, docente de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

Hasta el momento, hay 90 personas inscriptas en el Registro Nacional de Pacientes en Tratamiento con Cannabis que gestiona la ANMAT. De esas, veinte son candidatas para el protocolo de investigación en epilepsia refractaria infantil del Garrahan. “Los pacientes incorporados al estudio recibirán el aceite de cannabis estandarizado con controles médicos estrictos, tanto de ingreso como posteriores. Porque como toda molécula, tiene efectos adversos o interacciones farmacológicas que hay que controlar”, sostuvo Sarasola, quien también dirige el Instituto de Neurociencias Alexander Luria.

Los médicos harán un seguimiento de los pacientes a dos años. Aquellos que evidencien beneficios, el Estado nacional seguirá suministrando el aceite de cannabis tras concluido el protocolo. Para esto se firmaron acuerdos con diferentes empresas que se harán cargo –sin costo para el Estado– de la provisión del aceite. En cambio, en los casos que no se comprueba eficacia el paciente podrá seguir accediendo al aceite por uso compasivo. “Los pacientes anotados en el Registro irán siendo convocados a los distintos protocolos de investigación. Existen otros en etapa de evaluación para epilepsia refractaria del adulto, que se desarrollarán siempre en hospitales especializados, con médicos de amplia trayectoria. La idea es que más adelante se vayan incorporando otras patologías”, aclaró.

Pacientes que utilizan cannabis medicinal aseguran que son pocos los avances en la implementación de la ley. Reclaman que se agilice el trámite para registrarse ante la ANMAT y que se amplíe el uso del cannabis más allá de la epilepsia refractaria. Mientras se multiplican los amparos judiciales que buscan que se autorice el autocultivo, algo que no permite la Ley. Para Sarasola, la Ley votada y el Programa creado son los primeros pasos de un largo camino. “En algunas ocasiones, los primeros pasos pueden dejar insatisfechos a algunas de las personas involucradas. Sin embargo, hay que verlo en el siguiente contexto: por primera vez se están desarrollando protocolos de investigación en cannabis medicinal, por primera vez se esta evaluando y dando los primeros pasos para la producción nacional, y por primera vez se está capacitando a los médicos. Entiendo que los tiempos que esto puede llevar no son los tiempos de las urgencias de los pacientes, pero estamos trabajando para optimizar dichos tiempos”.