Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 24/5/18
#NoaFarmacity
Se nacionaliza la discusión sobre Farmacity: presentan en el Congreso un proyecto contra la cadenera
24/5/18, 09:29, BUENOS AIRES, mayo 24; El diputado nacional Fernando Espinoza presentó en la legislatura de la Nación una iniciativa para “defender a las pequeñas y medianas empresas que brindan el servicio de farmacia”.
#Farmacia
San Juan aprueba una ley para mejorar la distribución de las farmacias
28/11/18, 10:47, SAN JUAN, noviembre 28: La legislatura provincial le dio el visto bueno a una normativa que establece que los nuevos mostradores deberán abrirse a 700 metros de los ya establecidos. Así, buscan mejorar la presencia de farmacias en las zonas alejadas de los centros urbanos. Se permitirán algunas excepciones, achicando las distancias entre locales.
#SeguridadSocial
Con la mira en la compra conjunta de medicamentos, se reúne el COFESA
4/12/18, 10:45, BUENOS AIRES, diciembre 4: En la última cumbre del Consejo Federal de Salud, funcionarios de todo el país analizarán la posibilidad de usar este mecanismo para bajar los costos para la adquisición de tratamientos, en especial los de alta complejidad. “La compra conjunta es una de las políticas sustantivas de la gestión para lograr equidad en el acceso a los medicamentos”, dijo Adolfo Rubinstein.
Desde que se inició la discusión por el desembarco de Farmacity en la provincia de Buenos Aires, muchos sectores se mostraron a favor de la postura de las farmacias independientes. A partir de esto, otras provincias comenzaron a sumarse a la preocupación, como Santa Fe, donde un fallo a favor de la cadenera sentaría un precedente para ir por la ley local. Ahora, gracias a un proyecto presentado en el Congreso busca nacionalizar la discusión. Es que el diputado Fernando Espinoza presentó un proyecto para frenar el avance de Farmacity en todo el país. La iniciativa apunta a defender “a las pequeñas y medianas empresas que brindan el servicio de farmacia”. En ese sentido, se destaca el hecho de que el medicamento “es un bien social que integra el derecho a la salud y por lo tanto su comercialización debe ser regulada”.

La iniciativa de Espinoza va en sintonía con lo que están haciendo legisladores provinciales y concejales opositores en la Provincia.La iniciativa propone modificar el artículo 3 de la Ley 17.565 que regula el funcionamiento de esta actividad, volviendo a la doctrina tradicional -que estuvo vigente entre 1905 y 1991, cuando fue derogada por un decreto del expresidente Carlos Menem- que, según Espinoza, históricamente “produjo un servicio eficiente, sin grandes sobrecostos, con diversificación, calidad técnica y una red de miles de propietarios”. Con ese objetivo, el proyecto añade al artículo mencionado que “es atribución de los gobiernos de las provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires limitar la autorización a instalar farmacias según los propietarios sean sociedades anónimas, sociedades de responsabilidad limitada o sociedades colectivas cuando no estén integradas totalmente por profesionales habilitados para el ejercicio de la farmacia”.

De este modo el legislador propone resolver el debate respecto de si es la Nación o son las provincias las encargadas de regular quién puede ser propietario de una farmacia. Además, para que la legislación sea coherente, Espinoza propone derogar el artículo 13 del decreto 2284/91 o de desregulación económica, que indica que “cualquier persona física o jurídica de cualquier naturaleza podrá ser propietaria de farmacias, sin ningún tipo de restricción de localización”. En esa dirección, se subraya el hecho de que “el medicamento es un bien social que integra el derecho a la salud (como prescribe el artículo 36 de la Constitución de la provincia de Buenos Aires) y por lo tanto su comercialización debe ser regulada”.

Por otra parte, se remarca que “debe ser reglada racionalmente” la instalación de farmacias para que estén distribuidas en todo el territorio, “sin que una empresa de mayor envergadura desarrolle prácticas predatorias mediante una competencia agresiva que destruya a los pequeños y luego lucre con un mercado cautivo, cuasi monopolizado”. El proyecto se refiere al conflicto por el desembarco de Farmacity en la provincia de Buenos Aires, en lo que, según Espinoza representa “un nuevo caso de conflicto de intereses hacia el interior de la alianza Cambiemos”, en referencia a la pasada vinculación de la empresa con el actual vicejefe de Gabinete Mario Quintana. “Ante el avance de esta empresa, el proyecto apunta a defender a las casi cinco mil mini PyMEs -todas ellas propiedad de farmacéuticos- que brindan el servicio de farmacia en todo el país”, expresó el legislador al respecto. El proyecto fue girado a las comisiones de Acción Social y Salud Pública y de Legislación General, ambas presididas por diputados de Cambiemos.

Los farmacéuticos bonaerenses se encuentran movilizados ante la posibilidad de que el gigante polirrubro de la farmacia llegue a posar sus pies en el distrito. Veinte días atrás se concentraron frente a la casa de Gobierno en La Plata para reclamar a la gobernadora macrista María Eugenia Vidal que proteja a las pequeñas y medianas empresas del sector. Vidal hace oídos sordos y favorece a la empresa que monitorea el vicejefe del gabinete nacional, Mario Quintana, uno de los fundadores de Farmacity y a quien se acusa de estar detrás de la presión para facilitar el ingreso en tierra bonaerense.

La oposición en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires ya avanzó con un proyecto de ley que proteja a las farmacias, a pesar de que el ministerio fiscal falló en contra de uno de los artículo de la norma que rige aún al declararlo inconstitucional, haciendo lugar a un planteo de los patrocinadores de Farmacity. Según los profesionales del sector la intención es modificar la ley sanitaria 10.606, que rige a las farmacias, y “que mejora los índices internacionales aconsejado de cantidad de farmacias por habitante que indica una farmacia cada 4162 habitantes y en la provincia hay una cada 3 mil”, informaron. Legisladores de todas las bancadas opositoras ya le solicitaron a Vidal que no vete el proyecto de llegar a ser aprobado en el Senado.