Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 13/6/18
#Regulaciones
Nueva agencia de medicamentos: la cobertura de nuevos tratamientos, eje de su funcionamiento
13/6/18, 11:46, BUENOS AIRES, junio 13: Así lo definió el ministro Rubinstein, que se presentó en la comisión de Salud del Senado para defender el proyecto de creación de la denominada Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías de Salud (AGNET). “Con la AGNET proponemos crear un marco regulatorio explícito, objetivo y transparente”, sostuvo.
#IndustriaFarmacéutica
“Una de cada seis personas del planeta tiene una enfermedad desatendida”
3/10/18, 13:00, BUENOS AIRES, octubre 3: En el marco de la apertura del Foro sobre innovación y acceso al mercado de salud mundial, que se realiza en nuestro país, La presidenta de Mundo Sano, Silvia Gold, habló sobre enfermedades olvidadas.
#SaludenCrisis
Polémica por el supuesto recorte en la entrega de anticonceptivos gratuitos
3/10/18, 11:31, BUENOS AIRES, octubre 3: Un informe periodístico aseguró que el ex Ministerio de Salud nacional no entregó los preservativos y anticonceptivos hormonales necesarios según la población. Pero la secretaría de Salud nacional lo desmintió, y aseguró que la baja se debe a la compra de anticonceptivos de larga duración.
Casi al mismo tiempo que todas las cámaras estaban apuntadas a la discusión del proyecto para legalizar el aborto, en el Senado la comisión de Salud se reunió para discutir un proyecto central para el futuro del sistema sanitaria: la creación de una nueva agencia de regulación de medicamentos. La iniciativa es parte del paquete lanzado por el oficialismo para la salud pública, que incluye la puesta en marcha de la Cobertura Universal de Salud (CUS), corazón del proyecto oficialista para el sector. Para apoyar la creación de este instrumento, el ministro de Salud nacional Adolfo Rubinstein se presentó en la comisión, y expuso los principales alcances de la iniciativa, así como la mirada del gobierno al respecto. En este sentido, el funcionario ratificó que el eje del proyecto es que la nueva agencia determine la aprobación de los nuevos tratamientos y la tecnología médica, que deberán ser cubiertos por la seguridad social. La baja evidencia científica, el argumento para su puesta en marcha.

El ministro Rubinstein apoyó ante los senadores el proyecto de creación de la denominada Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (AGNET), una propuesta del gobierno cuyo tratamiento se trabó el año pasado y que en 2018 el oficialismo busca volver a tratar, como parte de una reforma del sector laboral y las obras sociales. El principal objetico de la agencia es determinar la cobertura de nuevos medicamentos y tratamientos médicos, que implican grandes erogaciones para las obras sociales y el Estado, y que según su óptica muchas veces son experimentales o con baja evidencia científica, En ese sentido, el funcionario aseguró que cuando se elaboró el Programa Médico Obligatorio (PMO), tarea en la que trabajó como representante del sector académico, “un 10 por ciento de las tecnologías médicas aplicadas no tenían acreditada su efectividad”. “Menos del 20 por ciento de las que se usaban en pacientes tenían la evidencia científica necesaria para recibir esa tecnología”, agregó. "No hemos avanzado mucho desde entonces", concluyó el ministro Rubinstein para justificar la creación de la nueva agencia nacional.

Rubinstein explicó a los senadores que "no hay país desarrollado que no tenga Agencias de Evaluación de Tecnologías" al fundamentar la presentación de la propuesta, y señaló que lo que se busca "es definir un marco normativo transparente para la fijación de políticas de cobertura transparentes como lo hacen los demás países del mundo". "Lo que buscamos también es ver cómo logramos alcanzar el 100 por ciento de los argentinos con cobertura efectiva para cerrar la brecha de disparidades sanitarias", añadió en el inicio de su exposición. “Con la AGNET proponemos crear un marco regulatorio explícito, objetivo y transparente para la definición de políticas de cobertura sanitaria en pos de mejorar la efectividad, la equidad y la calidad de los servicios de salud”, explicó Rubinstein ante los senadores, al tiempo que sostuvo que la agencia permitirá establecer “los criterios por los cuáles se incluirán nuevos medicamentos, nuevas prácticas y nuevos dispositivos en los programas de cobertura pública”.

Para contextualizar la necesidad de la creación de la AGNET, el ministro describió las características del sistema sanitario del país y las implicancias de la segmentación del mismo en cuanto a las brechas que se producen a la hora de garantizar una prestación equitativa y de calidad de toda la población, a las que calificó como “disparidades sanitarias inadmisibles donde a veces en indicadores como la mortalidad materna hay diferencias de hasta 10 veces”, ejemplificó Rubinstein. “Nosotros tenemos que garantizar la equidad y la manera de hacerlo es definiendo claramente qué es lo que el Estado está obligado a cubrir, en qué grupos poblacionales, en qué circunstancias clínicas y en qué proporción”, enfatizó. “Pero tienen que ser discusiones transparentes, objetivas y no discrecionales, y ese es el sentido de la creación de una agencia de evaluación de tecnologías: definir marcos normativos explícitos para la definición de políticas de cobertura”, sostuvo el funcionario nacional.

El proyecto de creación de la nueva agencia todavía genera rechazos, ya que está vinculado a la reforma laboral que impulsa el gobierno. La comisión de Salud informó que en los próximos días recibirá a otros especialistas para que opinen al respecto. Entre ellos, se confirmó la presencia de expositores como el ex ministro de Salud nacional Daniel Gollán; el Interventor del Instituto de Previsión y Seguridad Social (IPSS), Fernando Avellaneda; la especialista Macarena Sabin Paz, del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS); el presidente del Instituto de Seguridad Social (ISS) Miguel Tavella y presidente de la Cámara de Industrias de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA), Isaias Drajer.

Desde el kirchnerismo, la fundación Soberanía Sanitaria había criticado el proyecto ya que “limita la posibilidad del Congreso Nacional de incluir nuevas prestaciones al Programa Médico Obligatorio (PMO) por Ley; interviene luego de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica, que podrá autorizar la venta de productos que posteriormente pueden no estar en el PMO y, por ende, será el paciente quien deba pagarlo de su bolsillo”. Además, advirtieron que la agencia estará administrada por “grupos con claros conflictos de interés con los fines de la agencia” (representantes de obras sociales y de empresas de medicina prepaga), entre otras cuestiones.