Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 10/7/18
#Medicamentos
Errores a la hora de tomar medicamentos: el rol fundamental del farmacéutico puede salvar vidas
10/7/18, 11:40, BUENOS AIRES, julio 10: Estudios internacionales a firman que el mayor tiempo y apoyo del farmacéutico en la práctica general son necesarios para mejorar la optimización de los medicamentos.
#Vacunación
En Santa Fe, reclaman por el “faltante generalizado” de vacunas del Calendario Obligatorio
8/2/19, 09:35, LA PLATA, febrero 8: Un legislador provincial presentó un pedido de informes para saber la situación de las dosis del calendario de vacunación, y que el Ministerio de Salud local explique por qué faltan. El pedido dice que faltan dosis de la pentavalente y la hepatitis B.
#NoaFarmacity
Intiman a ADEF para que deje de ofrecer su curso de “farmacia shopping”
4/2/19, 12:50, BUENOS AIRES, febrero 4: Según destacaron desde la COFA, el Ministerio de Educación se hizo eco de sus reclamos, y le ordenó al gremio de empleados de farmacias que deje de ofrecer su supuesta licenciatura que apadrina con Mario Quintana en la universidad UMET.
Cada año, sólo en Inglaterra se registran unos 237 millones de errores anuales a la hora de tomar medicamentos. Diversos estudio aseguran que para evitar estas cifras, que incluyen más de 700 muertes cada año, se necesita que el farmacéutico tenga más tiempo para la consulta con el paciente. Además, brindar apoyo a los pacientes que timan más de un fármaco, conocidos como polimedicados, es otra clave para bajar los errores, que pueden venir desde la receta (errores en la composición) o en la dispensa (toma equivocada, distintas dosis a las necesarias).

Muchos médicos son conscientes de que los errores de medicación representan una grave amenaza para sus pacientes y que es necesario abordarlos. Muchos son conscientes de que es un problema creciente, complejo, abrumador y estresante. Algunas estadísticas sorprendentes publicadas a principios de este año, y ampliamente compartidas por los principales medios de comunicación, arrojan luz sobre la magnitud del problema. Además de los errores (237 millones en un año en Inglaterra), se estima que 712 personas murieron en ese país por este tema. Además, las estadísticas afirman que una de cada 20 recetas tiene un error; uno de cada 550 es un error grave. Es más probable que se produzcan errores en medicamentos para personas mayores y pacientes con afecciones múltiples que usan muchos medicamentos (polifarmacia o polimedicados).

Ante esto, el manejo de la polifarmacia podría verse como un nuevo tipo de especialización que debe ser incluida en un cronograma de trabajo ya sobrecargado. El agravante del problema es que si bien la esperanza de vida ha aumentado constantemente desde la década de 1980 (la esperanza de vida proyectada en 2039 es de 96 para las mujeres y de 93 para los hombres), la esperanza de vida saludable no aumenta de manera constante. Esto significa que más personas viven más tiempo, pero con una proporción creciente de ese tiempo con mala salud. Este aumento en el número de pacientes con afecciones a largo plazo aumenta la cantidad de polifarmacia.

También es relevante que el cuerpo que envejece se vuelve menos capaz de metabolizar los medicamentos de forma segura. Los prescriptores necesitan una mayor conciencia de la importancia del peso y la función hepática del paciente, y de realizar evaluaciones más detalladas de la función renal que las prácticas habituales en las consultas.

El Royal College of General Practitioners (RCGP) ha pedido que los pacientes mayores reciban apoyo para administrar sus medicamentos. Una recomendación es priorizar la atención de pacientes que viven con múltiples afecciones a largo plazo mediante la adopción de revisiones personalizadas de medicamentos dedicados, que incorporan las habilidades de médicos de cabecera y farmacéuticos con práctica. Ya hay una creciente inclusión y aceptación de los farmacéuticos basados en la práctica. Y desde nuestra experiencia, un farmacéutico basado en la práctica ha mejorado nuestra confianza para elevar la calidad de nuestra prescripción y gestionar los problemas cotidianos que surgen en la práctica. Además, los nuevos conjuntos de datos comparadores de prescripción de polifarmacia ePACT2 permiten formas mucho más sencillas para que las prácticas identifiquen e identifiquen a los pacientes con mayor riesgo.