Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 12/7/18
#NuevosFármacos
Llega al país un medicamento con buenos resultados para tratar un tipo de linfoma folicular
12/7/18, 11:38, BUENOS AIRES, junio 12: La ANMAT aprobó recientemente el uso de obinutuzumab, un tratamiento del laboratorio Roche recomendado para usar en este tipo de cáncer de sangre. El fármaco obtuvo buenas tasas de sobrevida en pacientes que padecen la versión indolente del mal.
#Medicamentos
Marcha a Casa Rosada para rechazar la venta de misoprostol en farmacias
5/12/18, 10:34, BUENOS AIRES, diciembre 5: Grupos católicos aseguran que es “totalmente arbitraria” la medida, que va en contra del rechazo de la legalización del aborto que hizo el Congreso. Piden además de renuncia del titular de la ANMAT.
5
#Debates
Manipulación genética: la OMS abre una investigación por los bebés chinos
6/12/18, 12:29, BUENOS AIRES, diciembre 6: la entidad buscará determinar las implicancias éticas y sociales de este avance, anunciado la semana pasada y que todavía genera discusión en el planeta.
Cada año, se diagnostican en el mundo 85 mil casos de linfoma folicular, un tipo de cáncer de sangre que tiene distintas versiones. En líneas generales, los linfomas se dividen en dos: Hodgkin y no Hodgkin (LNH). La segunda variedad tiene más de 60 subtipos, también pueden ser clasificados como indolente (de crecimiento lento) o agresivo (de crecimiento rápido), dependiendo de la rapidez con la que se desarrolla. Para la variedad indolente, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) acaba de aprobar un tratamiento en el país, que hace unos años tiene el visto bueno en otras partes del mundo, y que genera buenas expectativas por sus buenos resultados. Según los especialistas que asistieron durante la presentación del mismo, este es el primer fármaco que combinado con quimioterapia permite una importante tasa de sobrevida y evita las recaídas.

La aprobación de obinutuzumab por parte de la ANMAT se dio esta semana. La recomendación es para tratar Linfoma no Hodgkin recién diagnosticados, que representa el 20 por ciento de los linfomas foliculares que se diagnostican cada año. El medicamento demostraría un aumento de 5 años en la sobrevida libre de progresión, y una reducción en el porcentaje de pacientes que podría sufrir una recaída, por sobre los resultados de las terapias actualmente disponibles. Según se informó, obinutuzumab, un fármaco de Roche, que se indica en combinación con quimioterapia, seguido de un mantenimiento con el mismo fármaco (no superior a los 2 años), para el tratamiento de pacientes con linfoma folicular no tratados previamente. “Hasta el momento, esta combinación estaba indicada en pacientes que sufrían recaídas, es decir, a quienes la enfermedad les volvía luego de largos plazos de remisión. A partir de ahora, esta combinación de obinutuzumab con quimioterapia se aprobó para su utilización en primera línea terapéutica, es decir, para tratar a los pacientes de reciente diagnóstico en estadío avanzado de la enfermedad, para poder conseguir respuesta profundas para poder conseguir una mejor sobrevida libre de tumor”, expresó Jorge Milone, Jefe de Servicio de Hematología del Hospital Italiano de La Plata, durante la presentación del producto.

La autorización de este nuevo tratamiento se ha basado en el estudio “Gallium”, dentro de cual participaron cerca de 1,200 pacientes en necesidad de un tratamiento con esta enfermedad. El Linfoma es un tipo de cáncer de la sangre que se divide entre Hodgkin y linfoma no Hodgkin (LNH). El LNH comienza en los glóbulos blancos, conocidos como linfocitos, que son un componente clave del sistema inmunológico. Hay más de 60 tipos diferentes de linfoma no Hodgkin. “Esta enfermedad se diagnostica habitualmente en adultos mayores entre los 60 y 70 años de edad. Tenemos que tener en consideración que este grupo de pacientes hoy tiene una perspectiva de vida de 15 o 20 años más, es decir, hay mucho por hacer por ellos para que lleguen a la vida que tienen prevista desde el punto de vista individual. Es por esto que controlar la enfermedad es un hecho trascendental para su calidad de vida y supervivencia que van a tener”, remarcó Milone.

Los síntomas del linfoma folicular a menudo aparecen gradualmente y, por lo tanto, pasan desapercibidos por los pacientes y casi el 80por ciento de los casos que se diagnostican en etapas avanzadas de la enfermedad. Aunque la mayoría de los pacientes responden al tratamiento inicial, el linfoma folicular suele reaparecer y se vuelve más difícil de tratar después de cada recaída. La recaída puede ocurrir en cualquier momento, incluso después de años de remisión. “Tradicionalmente se ha dicho que el linfoma folicular es una enfermedad sin cura. Sin embargo, los datos más recientes con medianas de supervivencia libre de progresión que se aproximan a los 10 años cuestionan que realmente se trate una enfermedad incurable, puesto que si un paciente permanece en remisión por más de 10 años ¿por qué no podemos pensar que esté ya curado de su enfermedad?”, dijo por su parte Miguel Canales Albendea, Jefe de Sección Hematología del Hospital Universitario La Paz, Madrid, de visita en el país para esta presentación.

Los resultados han demostrado que esta nueva terapia reduce el riesgo de progresión de la enfermedad o muerte (SLP), en un 34 por ciento. Además, se corroboró una reducción de cerca del 50 por ciento en el riesgo de reaparición de la enfermedad durante los primeros 2 años, lo cual representa un avance fundamental en el control de esta enfermedad. “La sobrevida libre de enfermedad tiene una relación directa con la calidad de vida del paciente ya que, un paciente en remisión completa, sin ningún síntoma de linfoma folicular, tendrá una mejor calidad de vida y una gran posibilidad de desarrollar una vida normal”, concluyó Milone.