Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/8/18
#ResistenciaBacteriana
Destacan el uso en el país de un nuevo antibiótico para infecciones resistentes hospitalarias
15/8/18, 12:28, BUENOS AIRES, agosto 15: Lo produce el laboratorio MSD (Merck Sharp & Dohme) , y es la primera novedad en este tipo de medicamentos en una década en la Argentina. está destinado a controlar infecciones por Pseudomonas aeruginosa, que en el 30 por ciento de los casos genera resistencia a los medicamentos tradicionales.
#FiebreAmarilla
Siguen las tareas en la frontera para evitar el ingreso de la fiebre amarilla
13/3/19, 11:45, BUENOS AIRES, marzo 13: Con el apoyo de Nación y la OPS, Corrientes avanza en el plan preventivo contra la enfermedad. Con operativos y cursos de capacitación, buscan evitar que el virus del mal ingrese al país, ya que en Brasil se detectaron casos en monos. También en Misiones se hacen estas tareas. Por el momento, no hubo casos en territorio argentino.
#AGNET
Rubinstein ratificó su apoyo a la AGNET: “transparentará las políticas de coberturas de medicamentos”
18/3/19, 09:08, BUENOS AIRES, marzo 18: el secretario de Salud nacional volvió a ponderar el rol que tendrá la nueva agencia de tecnología médica, que espera tratamiento en el Senado. Lo hizo en el marco de un encuentro organizado el fin de semana por la Fundación Libertad.
En junio de este año, el Ministerio de Salud nacional relanzó su campaña para fomentar el uso racional de los antibióticos. Es que el abuso de estos medicamentos es una de las causas más importantes para la aparición de bacterias multirresistentes, que son una verdadera amenaza para la salud mundial. En este contexto, el ámbito hospitalario es uno de los “predilectos” para estas bacterias, que suelen aparecer cuando existen baches en el correcto manejo de la seguridad sanitaria.

Por eso, la llegada de un nuevo antibiótico al mercado local es una novedad destacada. Así lo dijeron especialistas locales, que remarcaron los beneficios del uso de este tratamiento, presentado por el laboratorio MSD (Merck Sharp & Dohme) , que presenta la primera novedad de este tipo en una década. El medicamento está dirigido a una bacteria que en el 30 por ciento de los casos genera resistencia a los otros fármacos disponibles en el mercado.

El nuevo antibiótico de MSD (Merck Sharp & Dohme) está destinado para combatir infecciones hospitalarias resistentes. Se trata de una combinación de ceftolozano/tazobactam (una novedosa cefalosporina combinada con un inhibidor de betalactamasas), y es según los especialistas una potente actividad contra gérmenes resistentes. El nuevo tratamiento constituye el primer lanzamiento de este tipo en 10 años.

“Este nuevo agente ha sido específicamente diseñado para tratar infecciones por gérmenes de difícil abordaje como las causadas por Pseudomonas aeruginosa (P. aeruginosa), entre otras”, sostuvo Fernando Pasteran, bioquímico, microbiólogo, investigador principal del Laboratorio Nacional de Referencia en Antimicrobianos del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas del ANLIS Dr. Carlos G. Malbrán y asesor del Laboratorio Regional de Referencia en Antimicrobianos para la Red Latinoamericana de Vigilancia de la Resistencia a los Antimicrobianos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Según el especialista, en la Argentina “aproximadamente un 30 por ciento de las infecciones severas causadas por este patógeno presentan resistencia extrema a los antimicrobianos”. “Estudios en curso en el Instituto Malbrán indican que esta nueva terapia antimicrobiana es eficaz para combatir las cepas de P. aeruginosa que circulan en Argentina, con más de un 90 por ciento de éxito en los estudios in vitro.

Estos hallazgos se suman a los resultados que el Instituto Malbrán presentó en la última edición del Congreso de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) donde se demostró que la nueva terapia resulta también eficaz para combatir el 90 por ciento de las enterobacterias productoras de beta lactamasa de espectro extendido de la Argentina, un grupo de bacterias que provocan anualmente más de 30 infecciones cada 10.000 egresos hospitalarios”, sostuvo Pasteran.

Según datos de los Centros de Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), se estima que cada año consecuencia de la RAM se producen en ese país más de 2 millones de enfermedades y al menos 23.000 muertes. Frente a esta realidad, la Organización Mundial de la Salud (OMS), generó una lista de 12 bacterias junto con los respectivos antibióticos a los que ya son inmunes, con el fin de promover la investigación y desarrollo de nuevos fármacos que combatan la resistencia de microorganismos patógenos, un problema de salud mundial urgente de resolver.

“Hoy se calcula que entre el 30 y el 50 por ciento de los antibióticos que se utilizan en el ámbito hospitalario están mal usados o tienen un uso inapropiado; lo que ha generado que en los últimos años las bacterias generen mecanismos de resistencia. Se estima que para el año 2050 las causas de mortalidad por infecciones por gérmenes resistentes van a estar dentro de las primeras tres causas de muerte del mundo.

Por lo tanto, hoy hay que tratar de mejorar la prescripción de los antibióticos e incorporar moléculas nuevas frente a estas infecciones.”, explicó por su parte Wanda Cornistein, médica infectóloga del Hospital Argerich y jefa de Control de Infecciones del Hospital Universitario Austral.

Si bien las infecciones por microorganismos resistentes pueden suceder en cualquier lugar, son los centros de salud en donde aparecen con mayor frecuencias; y quienes están más en riesgo, entre otros, son aquellos pacientes que reciben quimioterapia, quienes se someten cirugías complicadas, reemplazos articulares o trasplantes de órganos; y quienes reciben diálisis.

“Las consecuencias de una infección por gérmenes con resistencia a múltiples familias de antibióticos incluyen, entre otras, mayor duración de la infección, mayor mortalidad, internaciones más prolongadas, pérdida de protección en el uso profiláctico en cirugías y otros procedimientos médicos e incremento de los costos de la atención médica. Además, la prevalencia creciente de resistencia a los antimicrobianos en seres humanos y en animales amenaza con erosionar a la economía mundial por las pérdidas de productividad y el incremento de los costos de tratamiento”, remarcó Pasteran.