Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 24/8/18
#Medicamentos
Nuevo pedido para que se apruebe el fármaco para rara enfermedad pediátrica
24/8/18, 10:21, LA PLATA, agosto 24: Dos familias pidieron a la ANMAT para que autorice el uso en el país de Spinraza, un tratamiento experimental para la Atrofia Muscular Espinal.
#NuevasTerapias
Presenten un medicamento que permite regenerar los huesos dañados por la osteoporosis
12/4/19, 13:04, BUENOS AIRES, abril 12: En estados Unidos, la FDA autorizó un tratamiento a base de bisfosfonatos, que representa el primer avance terapéutico en dos décadas en el planeta. Es el país se estima que una de cada 4 argentinas mayores de 50 años sufre osteoporosis. En todo el mundo, unos 200 millones de personas tienen huesos frágiles
#SeguridadSocial
En Mendoza, las obras sociales provinciales debatieron sobre cobertura de medicamentos
15/4/19, 11:25, BUENOS AIRES, abril 15: En el marco de una jornada organizada por el Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina (COSSPRA), se volvió a reclamar soluciones respecto de la cobertura de los tratamientos, en especial los de alta complejidad. Pidieron que el gobierno tenga una política nacional sobre esta temática.
Desde hace un tiempo, en el mundo se habla de Spinraza, un medicamento con buenos resultados para niños que sufren la Atrofia Muscular Espinal, una rara enfermedad pediátrica. En el país, varias entidades vienen reclamando que sea aprobado por la autoridad reguladora, primer paso para comenzar su uso. Pero el precio, unos 125 mil dólares, hace difícil su acceso. Dos nuevos caso del mal, ubicados en la localidad de La Plata, reavivaron el reclamo para que el tratamiento llegue a quien lo necesita. La Fundación SAME, que nuclea a los familiares de niños con el mal, insisten con la necesidad de introducir el fármaco al país.

Los casos de Santino y Manu, dos bebés con el mal en la capital provincial de La Plata, reavivaron la discusión por el medicamento. Según cuentan, son los dos únicos casos existentes en esa localidad de esta enfermedad en grado tan severo, y en ambos casos se requiere de la aplicación de Spinraza, que aun no aprobado en nuestro país que tiene un costo de 125 mil dólares por dosis, una punción lumbar que se realiza en quirófano. El problema, tanto de Manu como de Santino, y de otras 300 familias en todo el país, además de los costos, es que estas aplicaciones no están autorizadas por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), y para lograrlas se requieren trámites de excepción, sin los cuales las obras sociales no pueden admitirlas.

“En todo el país hay unos 300 casos de esta enfermedad”, señaló Yamila Nardoia, más de Santino. “En la primera dosis se hace una punción lumbar que se realiza en quirófano, y las restantes pueden realizarse en el domicilio. Pero no todos podemos acceder a esto, porque la ANMAT no las autoriza. Sabemos que quienes están en tratamiento con Spinraza han logrado grandes progresos y mejoras, y estamos esperando que se lo autorice. En el caso de Santino, tiene dos obras sociales, IOMA y OSPE, y en las dos me dicen lo mismo, que hasta tanto el tratamiento no esté autorizado no pueden intervenir. Y para acudir al ANMAT para solicitar la excepción, se necesita también la prescripción médica para este tratamiento, que no todos los médicos suministran. Santino, por ejemplo, y pese a su cuadro de gravedad, todavía no la tiene”, agregó en una nota del diario El Día.

Spinraza aprobado en Estados Unidos en 2016, y actualmente cuesta más de 100 mil dólares la inyección. En un informe publicado en diciembre del 2016, la ANMAT hizo un detallado informe sobre el medicamento, a partir del caso de un niño de siete meses afectado con AME. De allí se desprenden como recomendaciones que Spinraza “constituye un tratamiento experimental, destinado al uso compasivo, exclusivamente a los pocos pacientes con AME tipo 1, 2 ó 3. Debe controlarse su efectividad durante el tratamiento y la aparición de efectos adversos inmediatos y de largo plazo, antes de decidir una nueva aplicación. No se encontró ningún agente terapéutico aprobado en n las agencias más importantes, para el tratamiento de esta enfermedad”.