Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 31/8/18
Prepagas

#Prepagas

Salud más cara: autorizan en octubre una nueva suba de las cuotas de la medicina prepagaADJUNTO

Prepagas

BUENOS AIRES, agosto 31: Será del 8 por ciento, según lo estableció la Superintendencia de Servicios de Salud. Es el cuarto incremento del año. El acumulado lleva a la salud privada a un incremento de casi el 30 por ciento.

#ResistenciaBacteriana
Resistencia a los antibióticos: las farmacias y un rol cada vez más protagónicoADJ
BUENOS AIRES, mayo 23: El mundo lucha para frenar este fenómeno, que será responsable de millones de muertes en el futuro si no se toman medias. Para eso se necesita incluir a los farmacéuticos en un lugar más dinámico, para que sean garantes del uso correcto de este y otros medicamentos. En el mundo hay varias experiencias muy interesantes, que podrían ser implementadas en el país, todavía lejos de ese camino.
#AccesoalosMedicamentos
En España, por la falta de acceso a fármacos se habla de “pobreza farmacéutica”ADJ
BUENOS AIRES, mayo 21: Según estimaciones, 2 millones de españoles no pueden comprar los medicamentos que les recetan sus médicos. Es porque desde el 2012 rige un copago, que obliga a los pacientes a abonar una parte del valor de los tratamientos.

En agosto, el gobierno autorizó una nueva suba de las cuotas de la medicina privada, el tercero del año. Ese 7,5 por ciento, advirtieron los prestadores privados, no alcanzaba para nivelar sus cuentas, y como siempre en estos casos, adelantaron que haría falta otra suba más. Esta semana, se autorizó ese aumento, que regirá a partir del 1º de octubre. Las cuotas ese mes se incrementarán un 8 por ciento, lo que empujará al sector a aumentos cercanos al 30 por ciento. Según las versiones, la Resolución de la Superintendencia de Servicios de Salud ya fue enviada al Ministerio de Salud para su firma e inminente publicación en el Boletín Oficial. Sin este nuevo incremento, desde el 2015 la salud privada subió sus cuotas un 26 por ciento.

La cuarta suba de la salud privada fue anticipada por el diario Clarín. Ese 8 por ciento se agrega a los tres retoques en las cuotas realizados este año: 4 por ciento en febrero, 7,5 por ciento desde junio y 7,5 por ciento a partir de agosto. Si se suma el nuevo aumento arroja un acumulado del 29,8 por ciento. Aún así, dice el matutino porteño, se descuenta que podría autorizarse otro aumento a partir de diciembre, acompañando los mayores costos médicos, la devaluación del peso, la inflación creciente y los aumentos salariales en 5 cuotas acordados con el gremio.

El sector cuenta con 6 millones de beneficiarios, de los cuales sólo 1.200.000 son voluntarios. Del resto, el grueso deriva sus aportes de la Seguridad Social a la prepaga a través de las obras sociales y deben pagar, en caso de corresponder, la diferencia con relación al monto del plan privado. Como el salario sigue cayendo en términos reales, se acrecienta el pago diferencial. Otro sector menor corresponde a planes corporativos de empresas.

Por la caída de los ingresos reales de la gente, viene disminuyendo la adhesión a la medicina prepaga. Los planes de las prepagas tienen un costo promedio de 3.500/4 mil pesos para una persona de edad mediana, mientras para un matrimonio joven con dos hijos menores, en un plan sin reintegros, ronda los 8.500 pesos. Los planes familiares mayores superan los 0 mil pesos.

En agosto, un trabajo de la Fundación Soberanía Sanitaria (FSS) alertó del incremento desmedido de la medicina prepaga. Según este informe, en los últimos 12 meses la suba de las prepagas “será del 34 por ciento y desde diciembre de 2015 habrá acumulado un incremento de 126 por ciento, unos 25 puntos por encima de la inflación minorista del mismo período”. “La facilidad con la que la actual gestión ha estado autorizando aumentos en las tarifas de medicina prepaga, por arriba de la evolución salarial y de la estructura de costos de los prestadores privados, pone de relieve la necesidad de modificar la legislación vigente”, remarca el informe de FSS, el cual a su vez propone que el Congreso Nacional avance con una nueva regulación destinada a incrementar los controles con un organismo independiente del Poder Ejecutivo.

“A fin de poder resguardar a la población de un Estado que elige no hacerse presente y deja que el mercado sea quien regule el acceso a la salud de su población, es cada vez más necesario reforzar la legislación actual incorporando organismos colegiados de control independientes del Ejecutivo nacional e involucrando a la población civil al debate”, concluye el informe.