Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 11/9/18
#SaludenCrisis
Por la crisis del Malbrán, el país queda indefenso ante brotes infectocontagiosos
11/9/18, 10:32, BUENOS AIRES, septiembre 11: El centenario instituto está viviendo en una grave crisis por la falta de insumos y personal, y casi no tiene capacidad para cumplir sus funciones.
#SaludenCrisis
La crisis no tiene cura: en 2018 se vendieron 40 millones de medicamentos menos
6/3/19, 11:22, BUENOS AIRES, marzo 6: Son datos oficiales de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) y la consultora de salud IQVIA. La caída de más de 5 puntos el año pasado respecto del 2017 marca un abismo para muchos pacientes, que deben elegir qué medicamentos comprar y cuáles no. Los especialistas alertan sobre el peligro de esta situación. “Hay gente que abandonó el medicamento tiene que tomar”, dijo María Isabel Reinoso.
7
#Opinión
Avaances científicos y ética: héroes y villanos en la industria farmacéutica
15/3/19, 10:34, BUENOS AIRES, marzo 15: En esta nota publicada en el diario La Voz del interior, el periodista científico Lucas Viano abre el debate sobre los avances de la ciencia y su impacto en los sistemas de salud, a partir de la aprobación en el país del medicamento para tratar la atrofia muscular espinal (AME).
La Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) “Dr. Carlos Malbrán” cumplió 100 años en 2016, tiempo en el que se convirtió en referencia en investigación microbiológica a nivel internacional, aportando información para realizar campañas preventivas contra diversas enfermedades. Por sus 11 centros de trabajo pasaron entre tantos destacados profesionales los premios Nobel Bernardo Houssay y César Milstein. Ese pasado de esplendor no se condice con el presente de crisis, dicen sus actuales trabajadores, que afrontan una crisis de insumos y personal, producto de a falta de recursos, que hace que el país quede indefenso ante brotes infectocontagiosos. Por esta situación, los profesionales y trabajadores e unirán a una protesta del gremio ATE para pedir más presupuesto.

La crisis del Malbrán quedó expuesta en estos días, cuando distintos integrantes de sus centros de estudios denunciaron los problemas actuales para cumplir su función primordial, la prevención, control e investigación de patologías. Pero debido a la falta de presupuesto, les faltan equipos, personal y drogas que les permitan llevar adelante sus investigaciones. “Estamos trabajando con lo que nos quedó de años anteriores. Tenemos sólo el 5 por ciento de los insumos que necesitamos”, afirmó Cecilia Freire, jefa del servicio de neurovirosis y presidenta de la Asociación de Profesionales del Instituto Malbrán (APRONIM). La institución centenaria se dedica a investigar y producir informes que le permiten al ex Ministerio de Salud llevar adelante políticas públicas.

“Cuando hay un brote de una enfermedad infectocontagiosa hacemos el diagnóstico para que el Ministerio sepa cómo enfrentarlo”, explicó Freire al diario Página/12. La especialista advirtió que, ante la falta de recursos, se verían imposibilitados de realizar diagnósticos precisos para que el Estado adopte medidas que cuiden la salud de la población. Según la presidenta de APRONIM, hay falta personal en el instituto. “Hace tiempo que no entra personal, más de la mitad está como contratado y la planta está envejecida por falta de concursos”, detalló. En total, hay cerca de mil trabajadores que perciben sueldos muy bajos. “Son personas altamente formadas en prevención y combate de enfermedades infectocontagiosas. Los técnicos son chicos jóvenes con una excelente formación y con sueldos debajo de la línea de la pobreza”, afirmó Freire. Los bajos salarios hacen que los profesionales se vayan a otros trabajos mejor remunerados, especialmente en el sector privado.

Asimismo, Freire explicó que la parte del presupuesto del instituto que se destina al pago de sueldos es insuficiente. Por esta razón, se estaría utilizando parte del presupuesto operativo para pagarle a los trabajadores. “Así no podemos comprar equipamiento nuevo, los que tenemos son viejos, salieron de producción y no hay repuestos en caso de que se rompan. Tampoco contamos con presupuesto para obras, por lo que no podemos hacerle mejoras a los edificios”, contó. A esto se suma la dificultad para obtener las drogas y reactivos utilizados en las investigaciones. “La mayoría de nuestros insumos son importados y con un dólar casi a 40 es imposible comprar lo que nosotros presupuestamos el año pasado cuando estaba a 14. Además, los proveedores no quieren hacer las entregas porque no saben a qué precio cobrar”, detalló Freire.

Entre las tareas que realiza el Malbrán están la producción de vacunas y sueros antiofídicos, antiescorpiónicos y antiarácnidos y vacunas como la BGC intravesical para tratar el cáncer de vejiga. Además, se investiga el virus del papiloma humano, que produce cáncer de cuello uterino, y enfermedades como zika, dengue y chikungunya. Freire, quien trabaja allí hace 38 años, afirmó: “Esta institución es nuestra razón de ser y tiene una razón de ser para la salud pública. De acá sale mucha información que mejora la calidad de vida de la población. Nos preocupa porque pasamos épocas muy duras, pero no recuerdo una de tanta incertidumbre como ahora”.