Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 27/9/18
#NuevosTratamientos
Esperanza contra la obesidad: llega al país fármaco que ayuda a perder peso
27/9/18, 12:17, BUENOS AIRES, septiembre 27: Se trata de un fármaco inyectable, aprobado esta semana por la ANMAT, que se aplica una vez al día, y ayuda junto a una dieta sana a perder peso. Está recomendado para personas con un factor de riesgo además del sobre peso. La OMS alertó sobre la epidemia de la obesidad.
#SaludPública
Jujuy también empieza a sumar médicos venezolanos a su sistema de salud
4/12/18, 10:44, SAN SALVADOR, diciembre 4: El gobierno provincial incorporó 25 profesionales de ese país a distintas áreas del sistema sanitario. El proceso de habilitación duró seis meses.
#Vacunación
Media sanción a la reforma de la ley de vacunas que potencia su obligatoriedad
6/12/18, 10:47, BUENOS AIRES, diciembre 6: El proyecto del legislador Pablo Yedlin obtuvo el visto bueno de la cámara de Diputados, y ahora deberá pasar por el Senado para convertirse en ley. “Las vacunas son la herramienta de salud pública más importante que tenemos”, dijo el autor de la propuesta. Ahora el Senado tendrá la misión de convertir el proyecto en ley.
Según cifras de la Organización Mundial de Salud (OMS), en el planeta existen más de 2 mil millones de personas con sobrepeso, de las cuales 700 millones son obesas. Nuestro país es, en este sentido, el de mayor prevalencia de hombres adultos de Latinoamérica y el Caribe, y el tercero en mujeres adultas. El drama de esta problemática atraviesa todas las clases sociales, y se volvió una verdadera amenaza para la salud pública. La alternativa farmacológica a este problema avanza en el mundo, más allá de cierta desconfianza en algunos tratamientos considerados “milagrosos”. Luego de tener buenos resultados en varios países, llegó esta semana a la Argentina un medicamento que promete combatir los casos de obesidad más extremos. Se trata de un tratamiento inyectable que genera sensación de saciedad, y que acaba de ser autorizado para su uso en el país por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). Pese a los buenos resultados, los especialistas locales aseguran que “no hay alimentos ni medicamentos mágicos”, y el tratamiento debe estar a cargo de un profesional.

El nuevo medicamento “anti obesidad” acaba de llegar al país, bajo la producción del laboratorio dinamarqués Novo-Nordik. La liraglutida, droga base de este tratamiento, se utiliza para el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso, asociado a comorbilidades. El modo de utilizarse es sencillo: se administra diariamente en forma inyectable mediante una lapicera prellenada. Según los estudios, el fármaco demostró ser muy útil para contribuir a la pérdida de peso en adultos y mejorar el estado metabólico del paciente, al indicarse junto a una dieta sana reducida en calorías y actividad física. Además, no se asocia a efectos secundarios graves, una de las principales preocupaciones de los especialistas que, en los últimos años, han asistido a la retirada de promesas antiobesidad como el rimonabant o la sibutramina, suspendidos cuando se demostró que sus riesgos eran superiores a sus beneficios.

En realidad, liraglutida es un viejo conocido de los endocrinólogos, ya que se emplea desde hace años en el tratamiento de la diabetes tipo 2. El fármaco, desarrollado por el laboratorio Novo-Nordisk, es un análogo del GLP-1, una hormona que el organismo libera después de comer. Actúa sobre los receptores del cerebro que controlan el apetito y la saciedad. El medicamento está indicado a personas mayores de 18 años con un índice de masa corporal (IMC, coeficiente que surge de dividir el peso sobre la altura al cuadrado) igual o superior a 30 (obesidad) o mayor a 27 (sobrepeso), que además presenten algún factor de riesgo adicional, como hipertensión o diabetes.

“No hay alimentos ni medicamentos mágicos. La indicación de liraglutida debe estar a cargo de un especialista. Y se debe incluir un estilo de vida saludable, que implica comer mejor, un plan de actividad física y cambios en el manejo de la vida, el estrés y las emociones. Necesitamos, además, el compromiso del paciente. El abandono en obesidad es enorme”, explicó la nutricionista Mónica Katz, directora del Posgrado en Nutrición de la Universidad Favaloro. Por su parte, Alberto Cormillot, director de la Carrera de Nutrición de la Universidad Isalud, dijo que “por primera vez en más de 20 años, se presenta en nuestro país una alternativa farmacológica nueva respaldada por numerosas investigaciones científicas que demostraron que, combinada con actividad física y dieta saludable, los participantes que recibieron la nueva droga obtuvieron una reducción de peso considerablemente superior respecto de quienes recibieron placebo y, lo que es todavía más importante, lograron mantener ese descenso en el tiempo”.

La eficacia y seguridad de liraglutida fue evaluada en el programa de estudios clínicos SCALE (Saciedad y Adiposidad Clínica – Evidencia con Liraglutida en pacientes diabéticos y no diabéticos), que incluyó más de 5 mil pacientes con obesidad o con sobrepeso, que presentaban al menos una comorbilidad asociada al exceso peso. En este programa, liraglutida asociada a un plan de alimentación y ejercicio, demostró ser superior al placebo (plan de alimentación y ejercicio solamente) en términos de pérdida de peso y mejoría de los factores de riesgo cardiometabólico. Uno de los estudios de dicho programa, liderado por el Dr. Pi-Sunyer y publicado en el New England Journal of Medicine, mostró que en pacientes no diabéticos con obesidad o con sobrepeso que presentaban al menos una comorbilidad asociada al exceso de peso, el 63,2 por ciento de los pacientes logró reducir más del 5 por ciento de su peso, el 33,1 por ciento bajó el 10 y 14,4 por ciento obtuvo una disminución superior al 15 por ciento, logrando mejorar su bienestar y calidad de vida. “Los protocolos de investigación detrás de liraglutida evidencian un muy buen perfil de eficacia y seguridad: muchas personas pierden más del 10 por ciento del peso inicial y los efectos adversos reportados son gastrointestinales, leves y transitorios”, subrayó Katz.