Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 5/10/18
#SaludenCrisis
Marcha contra el ajuste en la salud pública: “los hospitales serán cada vez más pobres”
5/10/18, 12:48, BUENOS AIRES, octubre 5: Entidades sanitarias, gremios médicos y distintos se movilizaron ayer jueves contra los constantes achicamientos presupuestarios en materia de salud. El lema que unificó la jornada fue claro: “la salud no se vende, se defiende”.
#Industriafarmacéutica
Tensión entre el gobierno de Santa Fe y la industria por medida que prohíbe venta entre laboratorios
7/1/19, 12:38, SANTA FE, enero 7: El socialismo quiere impedir que las droguerías y los productores de medicamentos comercialicen productos entre sí, una medida que es resistida por las farmacéuticas. La pelea complica la aprobación de la ley.
#vacunas
Se profundiza el faltante en el país y la región de la vacuna para uso humano contra la rabia
8/1/19, 09:18, BUENOS AIRES, enero 8: Desde mediados del año pasado escasea en casi todas las provincias. Afirman que se trata de un problema regional, ya que el laboratorio productor bajo la cantidad de dosis que envía a la OPS, que se encarga de distribuirlas.
La marea de carteles, banderas y cantos comenzó a circular por el Metrobus porteños un par de minutos pasadas las 13. Bajo la misma consigna, los principales conflictos sanitarios del país se unieron para reclamarle al gobierno que cambie su política en salud, que en los últimos meses no hizo más que lesionar seriamente al sistema público. La quita de vacunas, la falta de medicamentos, la degradación del Ministerio de Salud, fueron algunas de las cuestiones que se hicieron consigna en esta Marcha Federal por la Salud, que en todo el país salió a la calle a defender un sistema que supo ser ejemplo en la región. “Plata para la salud, no para pagarle al Fondo”, fue uno de los carteles que pudo verse en esta multitudinaria marcha, que unió la ahora secretaría de Salud nacional –ubicada en el mismo edificio del Ministerio de Desarrollo Social –con la Plaza de Mayo, y que denunció el desfinanciamiento y el ajuste que sufre hoy el país en el sector sanitario. Las columnas, nutridas por gremios y organizaciones sociales, también fueron dando una muestra de los conflictos abiertos por la dirección de las decisiones oficiales. Así, se pudo ver a los despedidos del hospital Posadas, que junto a sus compañeros que hoy resisten el vaciamiento pidieron por la vuelta de los más de .300 cesanteados. O a los médicos y profesionales de los cinco hospitales porteños, que quieren ser fusionados por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, para hacerlos convivir en un solo complejo, dejando muchos terrenos libres para un gran negocio inmobiliario, según denuncian.

La Marcha Federal por la Salud fue organizada por gremios médicos, organizaciones de pacientes, movimientos sociales y otros sectores, que en todo el país reclamaron más presupuesto para el sistema sanitario, y rechazaron los recortes impuestos por el presupuesto 2019, luego del acuerdo del gobierno con el FMI. Las columnas se concentraron frente a la ex sede del Ministerio de Salud, y marcharon hacia la Plaza de Mayo, donde en el acto central denunciaron la situación que viven muchos hospitales y centros asistenciales. La marcha atravesó una Ciudad que piensa más en los Juegos Olímpicos de la Juventud antes que en la falta de medicamentos de diversos planes, o los problemas que traerá el retiro de una dosis de la vacuna contra la meningitis. “Cambiemos salud por cáncer”, dispara un cartel, que es parte de un grupo de pacientes oncológicos que denuncian los constantes recortes en la entrega de tratamientos. Además, pacientes con HIV desplegaron una larga tela roja, donde se fueron entrelazando para formar el símbolo de la lucha contra el Sida. En ese lienzo, las entidades reclamaron “ni una sola persona sin sus medicamentos”. En la cabecera de la marcha, la incansable Nora Cortiñas fue parte de esta jornada que dejó al descubierto los problemas que tendrá el sistema sanitario si se mantienen las políticas actuales. Mientras los manifestantes dejaban la 9 de Julio y comenzaban a poblar Avenida de Mayo, a sus espaldas un gigantesco escenario preparado para los festejos olímpicos del sábado contrastaba con otra realidad, la que viven por ejemplo los hospitales, colmados y sin recursos. Durante la jornada, los gremios médicos volvieron a mostrar su rechazo a la Cobertura Universal de Salud (CUS), el plan lanzado por el gobierno nacional, que crea un paquete de prestaciones que termina, dicen sus críticos, la gratuidad del sistema. “El novedoso plan no difiere una línea de aquel que nos propusiera el Banco Mundial en 1993. La financiación de este nuevo plan focal, pomposa y falsamente bautizado como universal, no vendría sino de un diezmo que pondría la burocracia sindical a cambio de cobrar sus deudas y mantener la paz social”, sostuvo Jorge Yabkowski, titular de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA). En diálogo con MIRADA PROFESIONAL, el profesional vaticinó que “los presupuestos públicos que hoy garantizan la atención de millones de argentinos seguirán disminuyendo, y los hospitales serán cada vez más pobres”. La marcha se dio bajo las sirenas de las ambulancias de Movimiento Popular La Dignidad, ploteadas con las tradicionales cruces rojas, y con las figuras de Ernesto “che” Guevara y el padre Mujica.

Una vez en Plaza de Mayo, las banderas se fueron agolpando, entre carteles que denuncian la situación de la salud argentina. “Están desmantelando el Plan Nacional de Vacunación”, denunciaban los médicos de CICOP, que marcharon con una importante columna que llegó al lugar luego de un paro de 48 horas en la provincia de Buenos Aires. Los problemas en las vacunas fueron denunciados por la Fundación Soberanía Sanitaria, una de las entidades que organizó la marcha, que mediante un informe a segura que “la decisión de discontinuar la vacunación contra el meningococo a los 11 años solo puede explicarse como parte de una política pública de ajuste y de desfinanciamiento de la salud pública en general y de la política de inmunizaciones en particular. No es la primera medida en este sentido. En un informe de abril de este año ya hemos denunciado el recorte en la vacunación como política de estado del gobierno nacional”. “No hay turnos para atenderse”, “los hospitales se caen a pedazos”, se quejan todos los días los pacientes, representados en la jornada a través de los movimientos sociales,

“Eliminar el Ministerio de Salud implica ni más ni menos que degradar la salud, constituyendo un atentado a nuestro sistema público. Cabe destacar que esta quita de derechos se produce a partir de la brutal transferencia de recursos de los sectores populares a los capitales concentrados provocando el aumento de la desigualdad, la desocupación y la pobreza. Debemos recuperar nuestro derecho inalienable a la salud, exigiendo la restitución de todas las políticas públicas para devolver a la ciudadanía el Ministerio de Salud que le pertenece”, leyó Nora Cortiñas, que le puso voz al documento final con el que las entidades que dieron el primer paso para defender la salud pública. Los caminos son dos: ir por donde pretende el gobierno, con un plan como el CUS, que en Estados Unidos hace que siete de cada 10 personas caigan en la pobreza porque algún miembro de su familia sufrió algún problema de salud; o resistir. Porque como se cantó, y mucho, en la jornada del jueves: la salud pública no se vende, se defiende.