Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 16/10/18
#Vacunas
Otra sanción a una farmacéutica china por el escándalo de las vacunas
16/10/18, 10:49, BUENOS AIRES, octubre 16: El gobierno del gigante asiático sancionó al laboratorio Changsheng Bio-Technology con una multa de 1.100 millones de euros por falsear datos de una vacuna humana contra la rabia.
#Opinión
Formación médica: el futuro desafía a adoptar un nuevo paradigma
8/4/19, 09:43, BUENOS AIRES, abril 8: En el marco del día Mundial de la Salud, Mariano Giménez, profesor titular de Cirugía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, escribe esta columna de opinión donde analiza la formación de los profesionales en nuestro país.
#AlertaSanitaria
En el país, especialistas están alertas a la llegada de un hongo que resiste casi todos los medicamentos
11/4/19, 09:33, BUENOS AIRES, abril 11: Se trata del Candida auris, que disparó una alarma mundial por su rápida propagación y por resistir a casi todos los tratamientos conocidos. Hasta el momento no hay casos en la Argentina, pero los expertos están alertas por la posibilidad de su llegada.
Las autoridades sanitarias de China impusieron una nueva multa a una farmacéutica local, por el escándalo de las vacunas adulteradas. Se trata de una sanción de 9.100 millones de yuanes (unos 1.300 millones de dólares o 1.100 millones de euros) a la farmacéutica Changsheng Bio-Technology por falsear datos de sus vacunas contra la rabia y utilizar ingredientes caducados desde 2014, informó este fin de semana la agencia estatal Xinhua. Las autoridades también prohibieron a catorce ejecutivos de la compañía, el segundo mayor fabricante nacional de este tipo de vacunas, a trabajar en el sector tras este escándalo que salió a la luz pública a finales de julio y generó una gran preocupación social.

El equipo de investigación del Consejo de Estado (Ejecutivo) detectó entonces que Changsheng utilizó materiales caducados en la elaboración de vacunas liofilizadas contra la rabia de uso humano y que no registró correctamente las fechas o los números de serie de los productos al menos desde 2014. A raíz del escándalo, las autoridades llevaron a cabo una inspección nacional a todos los fabricantes de vacunas en el país, en la que no se encontraron problemas adicionales.

El caso de las vacunas defectuosas desató una oleada de desconfianza de los ciudadanos chinos hacia su sistema sanitario, que en otras ocasiones ha vivido otros ejemplos de adulteración de fármacos. En octubre del año pasado, la firma ya fue multada con 500 mil dólares por la pobre efectividad de otras 250 mil vacunas contra la difteria, la tosferina y el tétanos, lo que obligó a las autoridades a llevar a cabo una masiva retirada de estos productos y reinocular la vacuna a más de 200 mil niños.

Las consecuencias en la industria farmacéutica china se han extendido más allá de los fabricantes de vacunas. Las compañías de servicios de salud del índice Shanghai Shenzhen CSI 300 han caído un 9 por ciento desde que Changsheng anunció a mediados de julio que retiraría su vacuna contra la rabia, y ninguna de las 20 acciones que componen el índice ha registrado ganancias durante el período.

Los fabricantes de vacunas Chongqing Zhifei Biological Products Co. y Changchun High & New Technology Industries Inc. han perdido al menos un 20 por ciento desde el 16 de julio. Las acciones de esas y otras farmacéuticas se hundieron el lunes después de que el regulador de valores dijera que las empresas que han cometido graves violaciones en áreas incluida la salud pública se verán obligadas a retirar sus acciones de la bolsa. Changsheng, que no forma parte del índice CSI, ha caído en las últimas 10 sesiones que ha negociado, descendieron un 59 por ciento al nivel más bajo en más de tres años.