Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 23/10/18
Cannabis

#Cannabis

Santa Fe también quiere cultivar su propio cannabis para uso medicinal

Cannabis

SANTA FE, octubre 23: Como Jujuy, la provincia comenzó el proceso para plantar marihuana, y así apurar el proceso de producción del aceite medicinal. Desde hace meses espera autorización para importar el producto de Uruguay.

#ResistenciaBacteriana
La Argentina se suma al organismo de la OMS para combatir la resistencia a los antibióticos
BUENOS AIRES, mayo 15: Desde esta semana, el país será parte del Sistema Mundial de Vigilancia de la Resistencia a los Antimicrobianos (GLASS, por sus siglas en inglés), que le permitirá acceder a datos y sumar experiencia sobre esta problemática.
#EnfermedadesTropicales
Mayaro y oropouche, dos virus que trasmite el Aedes y pueden llegar a la región
BUENOS AIRES, mayo 16: Los especialistas alertan que podrían instalarse en el continente, aunque aseguran que por el momento no son una amenaza directa para la Argentina.

En julio de este año, Santa fe comenzó el proceso para importar cannabis para producir el aceite que se usa para controlar la epilepsia refractaria. La idea de la provincia es comprarle a Uruguay la droga, y así profundizar los conocimientos de su uso medicinal, además de crear una versión estatal del tratamiento. Pero pasados más de cuatro meses, el pedido no tuvo mayores respuestas. Por eso, organismos locales decidieron patear el tablero y preparar la plantación propia de marihuana, como anunció hace un tiempo Jujuy. La idea es autoabastecerse del producto, lo que hará más accesible y menos costoso el preparado, que hoy se importa, tiene un alto costo en dólares.

La iniciativa para producir cannabis cuenta con el apoyo del gobierno provincial, la oficina local del INTA y el CONICET. Juntos elegirán un predio para plantar marihuana y estudiar las cualidades medicinales, además de hacer una versión nacional el conocido como aceite de Charlotte. “La idea está en desarrollo, pero que podrán abastecer la producción del LIF con una hectárea cultivada”, sostuvo José Luis Sponton, director regional de INTA en Santa Fe. Por el momento, los encargados tienen varios lugares en vista, pero antes deben esperar la autorización para traer semillas de cannabis del Instituto Nacional de Semillas (INASE). “No es necesario destinar 11 hectáreas para los fines de investigación y posible producción. Necesitamos saber qué semilla tenemos para conocer el perfil genético y ahorrar un paso a los investigadores de CONICET”, dijo el funcionario en una nota con el portal El Ciudadano.

Con las flores en mano el próximo paso será crear una planta piloto para producir el aceite, algo que tardará según las autoridades del laboratorio estatal santafesino dos años. Guillermo Cleti, uno de los directores del laboratorio estatal, confirmó que presentaron un proyecto a la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (ANLAP) para hacerlo, pero, de nuevo, no encontraron respuestas. En la actualidad, el tratamiento se importa, y los frascos llegan al país por un valor de 405 dólares más 4.200 pesos de envío. Al igual que otros medicamentos importados el aceite subió con la escalada del dólar de agosto, algo que no sucedería si se hace en los laboratorios santafesinos. “Producir en Argentina es más barato. La misión del LIF es garantizar el acceso al medicamento como derecho sin importar sus ganancias. Si avanza el proyecto tendríamos un aceite al costo de producción sin el sobre precio del marketing de las empresas”, explicó a El Ciudadano, el director provincial de Calidad y Evaluación Sanitaria del Ministerio de Salud, Santiago Torales.

Torales integra la Comisión Reguladora de la ley de cannabis medicinal de Santa Fe, donde también participan otras áreas del Ministerio de Salud. La comisión se reunió tres veces desde la ley, pero el funcionario dice que están a la demanda de cualquier pedido. La última fue a principio de año cuando Nación recibió los papeles del Gobierno de Santa Fe para habilitar el ingreso de 50 kilos de flores de marihuana. “Los papeles siguen en Nación y estamos a la espera”, agregó.

El 30 de julio el Gobierno de Jujuy firmó un convenio de entendimiento con el laboratorio Knop chileno para la producción de cannabis y derivados con fines medicinales, científicos y terapéuticos. Lo cultivarán en la Finca El Pongo sobre 30 hectáreas, luego la industrialización estará a cargo del Laboratorio Knop y la importación por parte de la provincia, de productos medicinales ya industrializados. “Este proyecto permitirá a Jujuy cambiar la matriz productiva del tabaco en las hectáreas que se puedan cultivar cannabis”, sostuvo el ministro de Salud de la provincia. En esta primera etapa participará el INTA y el Ministerio de Seguridad de Nación, los organismos que por ley ha fijado la Nación para regular el control y la seguridad. “Tiene el aval del presidente de la Nación, protocolos para preservar y garantizar la producción”, dijo el gobernador Gerardo Morales.