Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 20/11/18
#SaludenCrisis
Por retraso en el pago de las prestaciones, clínicas bonaerenses en alerta
20/11/18, 10:36, LA PLATA, noviembre 20: Desde la Federación de Clínicas de la provincia de Buenos Aires (FECLIBA) aseguran que por la deuda que mantiene el IOMA y el PAMI se hace insostenible la atención de los afiliados.
#Cannabis
Absolvieron a Carlos Giovanoli, el joven enjuiciado por plantar cannabis medicinal
14/3/19, 12:48, BUENOS AIRES, marzo 14: El docente padece epilepsia, y utiliza la droga para tratar su mal. Fue detenido por cultivar marihuana, en el marco de la Ley Nacional de Estupefacientes.
#Vacunación
Lanzan campaña para fomentar la prevención y la vacunación contra el HPV
14/3/19, 12:29, BUENOS AIRES, marzo 14: La iniciativa “No miremos para otro lado” cuenta con el aval de varias entidades médicas y científicas del país, que buscan promover la información de este mal, que causa varios tipos de cáncer en hombres y mujeres. El bajo porcentaje de vacunación es unos de los ejes de la iniciativa, que busca erradicar mitos de la vacuna.
Un nuevo retraso en el pago de prestaciones médicas puso en alerta a la Federación de Clínicas de la provincia de Buenos Aires (FECLIBA), que remarcaron que si no se normalizan los pagos, en especial del IOMA y el PAMI, se podrían suspender la atención. La entidad se declaró “en emergencia", por lo que no está garantizada la continuidad de la atención en los afiliados de las obras sociales del Estado. "La estructura se vuelve insostenible para el conjunto de clínicas, sanatorios, centros de diagnóstico médico, laboratorios de análisis clínicos, instituciones psiquiátricas y geriátricos que integran el sector", dice el comunicado de la entidad médica ante la acumulación de nuevas deudas.

Según FECLIBA, "las actuales condiciones del país, el brutal impacto de la crisis, y la pasividad del Gobierno Nacional y de los gobiernos provinciales, ponen en serio riesgo el funcionamiento del Sistema Público de Salud de gestión privada, que atiende al 60 por ciento del total de pacientes del sistema público de salud". El aumento de costos por la suba del dólar y la exigencia del cumplimento de los convenios a pesar del cambio de condiciones de la economía, llevaron además a que "principalmente en el interior, cada vez son más las clínicas que se ven en la obligación de cerrar sus puertas, generando una reducción notable en la cantidad de camas disponibles para los pacientes".

No es la primera vez que el sector privado de salud advierte sobre las posibilidades de colapso del sistema, a pesar de lo cual desde las obras sociales del Estado no terminan de regularizar la situación. Atraso en los valores que abonan los principales prestadores respecto de la inflación, insumos dolarizados y los feroces incrementos de las tarifas, más la constante presión impositiva y la irrupción de un bono de 5 mil pesos - "muy justo pero nunca contemplado en las variables del año"- constituyen un combo "crítico" para el sector sanitario, según admitió ayer a este Diario la directora administrativa de la Clínica María Auxiliadora, María Andrea Di Salvo.

Para Di Salvo, se trata del mismo escenario planteado "hace dos años, cuando hablábamos de cortar PAMI", pero "agudizado" con una inflación que trepa hasta el 45 por ciento respecto de aquella, donde se hablaba de complicaciones con incrementos anuales del 20 por ciento. "Hoy no tenemos atrasados en los pagos de las obras sociales, pero sí de los valores. Aparte está el tema de las tarifas: las tarifas subieron el 300 por ciento. Sobre eso, los insumos, por no decir todo, acompañaron al dólar. Y si el dólar llegó a 42 un día, los precios lo reflejaron, pero después bajó a 37 y los precios de los insumos siguieron inmutables", graficó la administradora del centro asistencial ubicado en la calle España.