Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 8/1/19
#vacunas
Se profundiza el faltante en el país y la región de la vacuna para uso humano contra la rabia
8/1/19, 09:18, BUENOS AIRES, enero 8: Desde mediados del año pasado escasea en casi todas las provincias. Afirman que se trata de un problema regional, ya que el laboratorio productor bajo la cantidad de dosis que envía a la OPS, que se encarga de distribuirlas.
#Hantavirus
Con el fin del aislamiento sanitario, se termina en Epuyén el peor brote de hantavirus
8/3/19, 09:32, BUENOS AIRES, marzo 8: Los últimos 10 vecinos de la localidad del sur argentino podrán desde hoy volver a sus tareas habituales. De esta forma, finaliza la cuarentena obligatoria lanzada para frenar el avance del virus, que dejó 12 muertos y más de 30 casos confirmados.
18
#Avances
Llega al país novedosa técnica para reparar daño en la válvula mitral del corazón
18/3/19, 12:36, BUENOS AIRES, marzo 18: La misma podría aplicarse al 70 por ciento de los pacientes con insuficiencia mitral con indicación de plástica valvular, y permite una rápida recuperación.Al contar con la asistencia de una cámara de video, los cirujanos solo tienen que realizar una mínima incisión en el paciente.
Mediante un documento, el mes pasado los veterinarios de la provincia de Buenos Aires advirtieron sobre la ausencia de la vacuna de uso humano contra la rabia, que se utiliza en caso de que una persona sufra la mordedura de un perro, y no hay constancia de que está vacuna o sano. Muchas provincias alertaron que casi no hay stock de este producto, lo que obliga a las víctimas de mordedura de ir con el perro –de ser posible –a un centro asistencial para constatar que no tenga la enfermedad. Los inconvenientes por este faltante no son únicamente argentinos. Según las versiones que circulan sobre el tema, el faltante es regional, ya que el laboratorio productor bajo el número de dosis que hace, y luego entrega a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), encargada de entregarlas en los países. Los motivos de esta reducción son un misterio, y los especialistas alertan sobre los efectos de la situación.

El problema de suministro de la vacuna para uso humano contra la rabia viene desde que Sanofi-Pasteur bajo el número de dosis que produce para Latinoamérica. Según una nota del diario Clarín, “el laboratorio que la produce y distribuye en América latina a través de la Organización Panamericana de la Salud, simplemente bajó su producción y nadie sabe exactamente por qué”. En un centro de zoonosis de zona sur (donde pidieron mantener el anonimato) aseguraron que reciben "a veces diez, a veces cuarenta dosis y a veces simplemente ninguna, y entonces hay que colgar el cartel de que no hay stock. Antes había entre 300 y 400 dosis semanales”. En tanto, desde la secretaría de Salud de la Nación remarcaron que no hay que alarmarse y que hay dosis suficientes: “Faltantes no hay, sólo una restricción. En el país hay 14 mil dosis y la vacuna no es de calendario oficial. Sólo se suministra cuando hay un tratamiento indicado. Si una provincia la necesita, se envía. La escasez es a nivel mundial, por una baja en la producción del laboratorio, y por eso su uso se circunscribe a la indicación médica; se reserva para casos específicos”.

Un tema que preocupa a las autoridades es que, tras la mordedura de un perro, la gente “por las dudas” sale a vacunarse. En la cartera de Salud bonaerense remarcaron que “por cada 100 personas mordidas por un perro, 85 se vacunan. Y lo hacen sin chequear si el perro había sido vacunado, si tenía dueño… son aplicaciones innecesarias, cuando el problema está en la vacunación canina”. “También está el tema de los murciélagos, que son los que transmiten rabia a los perros”, agregaron, y remarcaron que la población debe estar atenta, en especial en zonas de campo: “Si ven murciélagos en el piso, atontados o muertos, hay que agarrarlos con pinzas y llevarlos a analizar”.

Lo cierto es que a principio de de diciembre del año pasado, los veterinarios bonaerenses emitieron un documento donde instan a “extremar recursos y esfuerzos” ante el alerta sanitaria rábica, debido a que el sistema de salud “carece de vacunas para tratar a personas”. Los profesionales hicieron público un comunicado de prensa bajo el título "Preocupa la falta de vacuna antirrábica de uso humano". “Hoy más que nunca debemos actuar con responsabilidad y extremar recursos y esfuerzos” señalan desde el Colegio de Veterinarios de la provincia de Buenos Aires, ante esta situación. La rabia es una enfermedad prevenible mediante vacunación que afecta a más de 150 países y territorios; en su gran mayoría, según señala la Organización Mundial de Salud, las muertes por rabia en el ser humano tienen como fuente principal de infección al perro. En este sentido, la principal forma de prevenir esta enfermedad es vacunando a los perros y gatos y evitando sus mordeduras. En este punto, los profesionales veterinarios tienen un rol primordial, y deben extremar los esfuerzos para que la mayor cantidad de animales sospechosos sean controlados según protocolos. “Lo ideal será el control clínico y en caso de muerte del animal, su diagnóstico post mortem” señalan veterinarios bonaerenses.

Como alternativa, en la provincia de Buenos Aires piensan aumentar la producción local, es decir, las dosis que salen del Instituto Biológico Dr. Tomás Perón. “Esta vacuna ya la teníamos, pero se usaba como complemento de la Verorab, ya que produce más afectos adversos. Dada la situación, está previsto para 2019 producir 90.000 dosis anuales en lugar de las 10.000 actuales”, informaron desde la entidad al mismo matutino porteño. Por lo pronto, Jujuy emitió una alerta sanitaria. Las cifras en esa provincia son elocuentes: en 2016 Jujuy había recibido 21.338 dosis. Para el primer trimestre de 2019, sólo 250. En este sentido, el ministro de Salud de esa provincia, Gustavo Bouhid, contó que “en agosto, Nación avisó que iba a faltar la antirrábica para humanos. En este contexto, obviamente todos los pacientes con mordeduras de perros que podrían de tener rabia, tienen riesgo de muerte. A mí me pareció prudente declarar el alerta, cosa que consulté con el gobernador Gerardo Morales”.