Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 8/1/19
#NoaFarmacity
El desembarco de Farmacity: por la razón o por la fuerza
8/1/19, 12:38, BUENOS AIRES, enero 8: Un legislador de Cambiemos avisó que cualquiera sea el fallo de la Corte, presentará un proyecto para legalizar la llegada de Farmacity a la Provincia. La primera definición del gobierno de Vidal sobre el tema alarma a los farmacéuticos, que temen que un nuevo triunfo en suelo bonaerense sea el fin de la farmacia independiente.
#Regulaciones
Nuevas prohibiciones masivas de la ANMAT para el mercado nacional
9/1/19, 10:37, BUENOS AIRES, enero 9: La agencia reguladora emitió una serie de disposiciones que prohíben la comercialización de productos médicos, cosméticos y alimentos.
15
#FiebreAmarilla
Las farmacias del país no tienen stock de la vacuna contra la fiebre amarilla
14/1/19, 11:34, BUENOS AIRES, enero 14: Ante la demanda de los turistas que viajan al exterior, los mostradores no tienen dosis para vender de forma privada. Desde la secretaría de Salud confirmaron que aumentaron los lugares donde se aplica de forma gratuita. En Misiones, pese a la advertencia, se mantiene alta la llegada de turistas a las Cataratas del Iguazú.
La semana pasada, una cámara oculta del programa GPS (América TV) mostró como en un local de Simplicity, la cadena de cosméticos de Farmacity, se vendían sales digestivas, que en la provincia de Buenos Aires según la ley deben estar solo en farmacias. El testimonio televisivo hizo que el Defensor del Pueblo Guido Lorenzino denunciara a la cadenera, y recordara que el tema de su desembarco está cerca de definirse en la Corte Suprema de Justicia, presidida por el ex abogado de la firma, Carlos Rosenkrantz. Desde Cambiemos reaccionaron ante esta situación, y salieron al cruce del funcionario, a quien acusaron curiosamente de defender “la corporación farmacéutica”( Colegio profesional de Farmacéuticos). En redes sociales, el diputado provincial Guillermo Castello cuestionó la postura de Lorenzino, y adelantó que una vez que se conozca el fallo del máximo tribunal nacional presentará un proyecto para legalizar el desembarco de la empresa.Esta es la primera referencia directa que el oficialismo comandado por María Eugenia Vidal hace del tema, ya que hasta el momento la gobernadora mantuvo el silencio. El legislador, que responde a la conducción de Elisa Carrió. Así, el gobierno provincial transparenta su postura, con las elecciones en el horizonte.

Si bien no dio mayores precisiones, el diputado Castello adelantó la presentación de su proyecto una vez que la Corte falle, no importa si es a favor o en contra de la cadenera. “Sea cuál sea la decisión de la justicia, hay que modificar la ley provincial que tiene más de treinta años”. En este sentido, el proyecto que presentaría el diputado contempla la derogación del artículo 3 de la ley 10.606, que establece las restricciones de distancias entre las farmacias. “Esto es absurdo, inhibe la competencia y solo privilegia a la corporación farmacéutica”, sostuvo Castello. Además, pide modificar el artículo 14, que impide a las sociedades anónimas y jurídicas tener la titularidad de farmacias. “Creemos que no debe haber ningún impedimento para la explotación de las droguerías, siempre que estén en manos de un profesional farmacéutico”, dijo.

Además del proyecto, el legislador cargó contra Lorenzino, que en redes sociales denunció el incumplimiento de Farmacity de la ley vigente, a través de sus locales de cosmética. “Lorenzino debería defender a los consumidores con más libertad de elegir, es su posición como defensor del pueblo; está defendiendo la corporación”, comentó el diputado en diálogo con el portal Código Baires. La semana pasada, el Defensor del Pueblo acusó a la cadenera de “opera en el territorio bonaerense de manera encubierta, pese a no poder hacerlo por no cumplir con los requisitos que exige la ley provincial de farmacias”. Lorenzino remarco que igualmente, Farmacity desarrolla de forma subterránea su actividad en la provincia de Buenos Aires a través de la firma Simplicity.

Las definiciones del legislador “lilito” son una de las primeras que se hacen desde el oficialismo bonaerense, ya que la gobernadora Vidal mantuvo un silencio cómplice respecto de la disputa. Sólo algunos radicales, en sus distritos, votaron a favor de las ordenanzas locales que prohíben las sociedades anónimas en el sector de farmacias, pero nunca un integrante del gobierno había dado una opinión, en este caso abiertamente a favor de Farmacity. Castello es diputado de la Quinta Sección Electoral –reside en Mar del Plata –y es parte de la Coalición Cívica, que lidera Elisa Carrió. En el entramado interno del frente Cambiemos la diputada es una aliada de Mario Quintana, ex CEO de Farmacity y eyectado del gobierno el año pasado por las diferencias con el equipo económico. Desde su lugar en el poder Quintana hizo lobby por la cadena, y fue acusado de mantener el control de la firma, algo que negó. Por su histórica pelea con la industria farmacéutica nacional, se alió con Carrió, que hoy es una de sus principales aliadas en el oficialismo, la cual promueve su próxima meta política: ser candidato a senador por la Ciudad de Buenos Aires.

El proyecto de Castello se da en el inicio del año electoral, y es una nueva alternativa que tiene la cadenera para intentar desembarcar en la provincia de Buenos Aires. Pensando en su tratamiento, la mayoría que tiene Vidal es clave para pensar que puede convertirse en ley, de la misma forma que el Senado bloqueó el proyecto del legislador Lisandro Bonelli, que ratificaba la ley actual. Una ley de este tipo parece funcionar como una concesión, un proyecto que reclama lo mismo que Farmacity: la eliminación de los dos artículos claves de la 10.606. A medida de la cadena, la iniciativa termina de derrumbar el modelo sanitario que se defiende desde las farmacias, y que tuvo el aval de todos los gobiernos provinciales desde la recuperación de la Democracia. La precarización del sector, de la mano de este proyecto y el aval a Farmacity, no sólo traerá el fin de la farmacia independiente, sino que empeorará la realidad de los empleados y profesionales del sector, ya que concentrará la oferta, no la ampliará, como argumenta Castello.

En la audiencia pública en la Corte Suprema de Justicia quedó en claro los argumentos de unos y otros. Mientras los amicus de los farmacéuticos defendieron el rol sanitario de la farmacia, y llevaron definiciones de salud púbica al recinto, quienes piden que Farmacity pueda operar en la provincia de Buenos Aires hablan de libre competencia y libre mercado, que si se ven los ejemplos usados –casi Flybondi, empresas fomentadas desde el gobierno –se parece más a un “capitalismo de amigos” que a otra cosa. La concentración trae, así lo muestran los ejemplos en el mundo, un empobrecimiento de la clase media, y la creación de un mercado para pocos. Los tres años de gestión de Cambiemos mostró cómo las Pymes fueron quebrando, de la mano de la asfixiante presión impositiva y la recesión, y las clases medias se fueron empobreciendo. El modelo Farmacity se basa en esos pilares. Con una elección tan importante en el horizonte, esto no debe olvidarse. Porque un nuevo triunfo de Cambiemos, por lo menos en la provincia de Buenos Aires, tiene un final cantado para el sector: el fin de la farmacia comunitaria e independiente.