Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 5/2/19
#FarmaciasdelMundo
Peligro cadeneras: falsa farmacéutica trabajo una década en Walgreens
5/2/19, 10:27, BUENOS AIRES, febrero 5: La gran cadenera norteamericana tuvo entre su personal a una empleada que fraguó sus estudios, y por 10 años firmó y entregó de manera ilegal unas 750 mil recetas. Los peligros de la flexibilización que impone este modelo de farmacia.
#Debates
Llega al país el boom el Modafinilo, el medicamento que promete mejorar el nivel cognitivo
20/3/19, 12:55, BUENOS AIRES, marzo 20: El fármaco se utiliza para tratar los cuadros de narcolepsia, pero se usa para estar muchas horas sin dormir. En Internet y el mercado negro se promociona como el fármaco “de la inteligencia”, que mejora la concentración y el rendimiento. Los posibles efectos adversos.
#ResistenciaBacteriana
Científicos argentinos desarrollan un sistema de diagnóstico rápido para mejorar el uso de antibióticos
12/3/19, 15:44, BUENOS AIRES, marzo 12: Se trata de un estudio que en dos horas detecta infecciones y patógenos para evitar la prescripción innecesaria de esos medicamentos. La prueba se realizó en muestra de unos 400 pacientes, tanto pediátricos como adultos.
En momentos que en la Argentina se intenta flexibilizar la formación de los farmacéuticos, con un curso a todas luces “trucho” impulsado por Farmacity y el gremio aliado ADEF, una noticia llegada desde los Estados Unidos pone de manifiesto los peligros del modelo de farmacia que quieren imponer las cadeneras. Kim Thien Le trabajó más de 10 años en la firma Walgreens, la mayor cadena del país. En ese tiempo, firmó y dispensó como gerenta unas 750 mil recetas, en su condición de farmacéutica encargada. Además, aplicó vacunas, ordenó medicamentos, asesoró a pacientes en sus recetas médicas y hasta supervisó a los técnicos de farmacia. Pero una investigación dejó al descubierto su secreto: no tenía título de farmacéutica. El caso no deja de sorprender, y es un llamado de atención en el país, que quiere convertir a empleados en licenciados a través de un curso no habilitado.

Kim Thien Le presentó supuestamente su titulo de farmacéutica obtenido en la Universidad de Creighton, pero una investigación los registros revelaron que nunca se había graduado. Cuando se le solicitó su número de licencia farmacéutica, descubrieron que había usado los números de dos especialistas con nombres similares. De 2006 a 2017, la empleada se desempeñó como farmacéutica y Gerente de Farmacia en las localidades San José, Milpitas y Fremont. Según las estimaciones, en ese tiempo firmó ilegalmente o repartió 745.355 recetas. Además, muchas de esas prescripciones se verificaron de forma electrónica y remota, y unas 100 mil fueron indicadas para sustancias controladas como el alprazolam, un sedante para tratar la ansiedad y el trastorno de pánico.

De acuerdo con la investigación que dio con el fraude, durante el interrogatorio la empleada hizo un pedido a la Junta: “Mi hijo y yo estaríamos muy agradecidos si pudiera olvidarse de esto“. La mujer californiana no es la única en problemas. La Junta deberá determinar si suspende o revoca la licencia de farmacia de Walgreens en las tiendas donde Le trabajaba.

La mentira de Le se reveló hace 2 años cuando inspectores estatales de farmacias realizaron una visita de rutina a una tienda de Fremont, a raíz de una queja presentada ante la oficina del fiscal general. Descubrieron que la farmacia había dispensado recetas de alprazolam pero no cumplía con los requisitos estatales. Por ejemplo, a las recetas les faltaba la marca “Prescripción de seguridad de California“, casillas marcadas y otros datos necesarios. Jim Cohn, portavoz de la cadena Walgreens, confirmó que, en su momento, la cadena emprendió una nueva verificación de licencias de sus farmacéuticos en todo el país para asegurarse de que este caso se trataba de un incidente aislado.