Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 12/2/19
#NuevasTerapias
Destacan el uso en el país de un tratamiento no invasivo para los trastornos neurológicos infantiles
12/2/19, 09:31, BUENOS AIRES, febrero 12: La oxigenación hiperbárica gana terreno para tratar pacientes con patologías como la parálisis cerebral o trastornos del espectro autista. Su uso estimula el crecimiento de la fibra nerviosa en el cerebro, que favorece la función neuronal.
#SeguridadSocial
En Mendoza, las obras sociales provinciales debatieron sobre cobertura de medicamentos
15/4/19, 11:25, BUENOS AIRES, abril 15: En el marco de una jornada organizada por el Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina (COSSPRA), se volvió a reclamar soluciones respecto de la cobertura de los tratamientos, en especial los de alta complejidad. Pidieron que el gobierno tenga una política nacional sobre esta temática.
#NuevosTratamientos
Llega a España un fármaco biosimilar para trata del cáncer de mamas
8/4/19, 13:00, BUENOS AIRES, abril 8: Se trata de Trazimera, un fármaco que acaba de recibir el visto bueno de la autoridad sanitaria de ese país para distintas variedades de esta enfermedad.
Según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los trastornos neurológicos son “enfermedades del sistema nervioso central y periférico, es decir, del cerebro, la médula espinal, los nervios craneales y periféricos, las raíces nerviosas, el sistema nervioso autónomo, la placa neuromuscular, y los músculos”. Existe una gran variedad de trastornos, incluso entre niños, entre ellas la parálisis cerebral y los males del conocido espectro autista. El tratamiento para estos pacientes es variado, e incluye una mirada multidisciplinaria. Desde hace un tiempo, los especialistas recomiendan en la Argentina el uso de un tratamiento no invasivo, que permite mejorar la calidad de vida de estos niños. Se trata de la oxigenación hiperbárica, que diversos estudios en distintas partes del mundo mostraron los beneficios de su uso en varias condiciones de la neurología infantil.

La oxigenación hiperbárica consiste en respirar oxígeno puro en una sala presurizada o un tubo presurizado. Utilizada para tratar problemas de salud derivados de la despresurización (la terapia es bien conocida entre buzos), desde hace tiempo su uso se amplió a diversos males, desde infecciones a heridas que no cicatrizan. Ahora, estudios recientes demuestran que este tipo de terapia puede atenuar las dificultades cualitativas de interacción social, disminuir falta de empatía y reciprocidad social, mejorar la capacidad para reconocer, responder a gestos y expresiones y mejorar la comunicación y la flexibilidad en razonamientos y comportamientos. Por eso, especialistas nacionales recomiendan su uso en casos de autismo, parálisis cerebral y cefaleas, entre otras patologías neuronales infantiles.

“El uso de cámara hiperbárica estimula el crecimiento de la fibra nerviosa en el cerebro y el resto del cuerpo, disminuye la inflamación, favorece la oxigenación y función neuronal, mantiene la integridad y protección del cerebro y tejido nervioso y aumenta el flujo sanguíneo en el cerebro. Estos efectos solo se logran con tratamientos realizados en cámara a menos de 2 atm, debido a que de esta manera se logra conseguir el oxígeno diluido a dosis adecuada y no tóxicas para la rehabilitación de las neuronas”, explicó Leonardo Ramallo, médico de BioBarica, empresa nacional que produce las cámaras que realizan este tratamiento, y que hoy se venden en todo el mundo. Según sus promotores, a largo plazo ofrece beneficios evidentes en la mejora de la función motora. Según se aseguró, el tratamiento con oxigenación hiperbárica (TOHB) es un método no invasivo que consiste en suministrar oxígeno a altas concentraciones en una cámara hiperbárica presurizada a un mínimo de 1.4 atmósferas ATM (superior a la presión atmosférica ambiental normal que es de 1 atmósfera). Así, la persona está respirando oxígeno cercano al 100 por ciento. En el interior de la cámara los niños pueden estar acompañados por adultos e ingresar con objetos para lograr una estadía placentera.

Desde BioBarica destacaron que el grupo de investigadores de Paul Harch en varios trabajos científicos y en su libro “The oxygen revolution” detalla su experiencia con el tratamiento de oxigenación hiperbárica en la rehabilitación de hipoxias cerebrales en niños por ahogamiento, hipoglucemias severas y traumas cerebrales severos, además de niños con parálisis cerebral y autismo. La conclusión es que esta terapia logra avances en la rehabilitación, incluso tiempo después de haber sufrido la lesión o el accidente en el cerebro, e igualmente disminuye los síntomas del síndrome tardío post trauma cerebral. Además, en el 2014 el investigador Arun Mukherjee y su equipo presentaron evidencia convincente de que, en combinación con la rehabilitación intensiva estándar (SIR), el tratamiento en cámara hiperbárica puede ser un método neuro terapéutico efectivo para niños que padecen disfunciones neurológicas debidas a parálisis cerebral. Lo más relevante de este estudio es que los resultados a largo plazo fueron muy beneficiosos, específicamente en la mejora de la función motora.

Los trastornos neurológicos infantiles son enfermedades del sistema nervioso central y periférico que afectan el cerebro, la médula espinal, los nervios y los músculos del niño. Pueden ser congénitos o de nacimiento, por herencia, causados por un traumatismo, por exposición a productos químicos tóxicos, tumores e infecciones. Entre las condiciones neurológicas infantiles más comunes se encuentran la parálisis cerebral (afección permanente causada por una lesión neurológica en el período prenatal), las patologías del espectro autista (grupo de trastornos del desarrollo que incluyen el trastorno autista, el síndrome de Asperger y el trastorno generalizado del desarrollo no especificado) y la cefalea (dolor o malestar referido a la cabeza).