Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 1/3/19
#Cannabis
Cannabis medicinal: un nuevo proyecto reclama permitir el autocultivo
1/3/19, 11:29, BUENOS AIRES, marzo 1º: Lo presentó el senador nacional Alfredo Luenzo. Es para evitar casos como los de Francisco Giovanoli, un hombre con epilepsia que esta semana comenzó a ser juzgado por posesión de marihuana, que usaba para su tratamiento. La ley aprobada hace dos años dejó de lado el cultivo personal. Crece en todo el país este reclamo.
23
#Patentes
Patentes de medicamentos: en la cumbre Mercosur-Unión Europea la región “flexibilizó su postura”
21/3/19, 12:36, BUENOS AIRES, marzo 21: Organizaciones que rechazan un Tratado de Libre Comercio entre los bloquees afirman que en la última reunión de negociación los países sudamericanos fueron receptivos de los pedidos de mayor exclusividad en materia de patentamiento. “Nuestro derecho a la salud está en manos de los poderes trasnacionales”, dijeron.
19
#SeguridadSocial
Obra social provinciales intercambian experiencias para la compra conjunta de medicamentos
19/3/19, 12:29, BUENOS AIRES, marzo 19: En el marco de una reunión de la Organización Iberoamericana de la Seguridad Social (OISS), las entidades analizaron los pasos a seguir para lograr un menor impacto en sus gastos por la cobertura de tratamientos. Quieren llevar adelante un mecanismo similar al del PAMI.
Esta semana, la justicia de Chubut llevó a juicio a Francisco Giovanoli, un hombre que padece epilepsia y que para tratarse decidió cultivar marihuana, para producir el aceite que sirve para tratarse. Como la ley de cannabis medicinal, aprobada en 2017, no permite que las personas realicen su propio cultivo de la droga, por eso la causa judicial iniciada al hombre en Puerto Madryn. Ante esto, el senador nacional chubutense Alfredo Luenzo presentó un proyecto para permitir el autocultivo, y así evitar que activistas, padres de niños con patologías graves y otras personas terminen presos por buscar una solución de salud para sus seres queridos. El pedido para que se amplíe el uso del cannabis se extiende en todo el país, y organizaciones se movilizan, como sucedió esta semana en Santa Fe, donde piden que se permite la compra de marihuana al laboratorio estatal.

La iniciativa del senador Luenzo autorizar “el uso, autocultivo y posesión de semilla y flores de cannabis un fin exclusivamente medicinal o terapéutico o de investigación científica”. “Es un Estado contradictorio que te reconoce su uso mediante SEROS (obra social pública de Chubut), pero que por el otro actúa del lado de lo represivo como pasó con Francisco. Hay que darle coherencia normativa y entender que al aceite de cannabis hay que verlo en un contexto sanitario”, sostuvo Luenzo tras presentar el proyecto en el Senado. Además, el legislador subrayó que “desde que los chubutenses nos han dado esta responsabilidad de representar a la provincia en esta Cámara hemos militado fuertemente por este derecho que piden los pacientes y sus familias, entendiendo que el cannabis medicinal como tratamiento que contribuye a mejorar la salud y sobretodo mejorar la calidad de vida. Por eso, vamos a darle una impronta muy fuerte a esta iniciativa”.

Entre las complicaciones que se enfrentan por la falta de reglamentación, Luenzo señaló que “se ha excluido al autocultivo, se han olvidado de la importancia de promover la investigación científica como se está haciendo en otros países de la región y se restringió los beneficios de la provisión gratuita exclusivamente a casos de epilepsia refractaria”. El chubutense señaló además complicaciones en el registro que centraliza la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). “Hay solamente 80 personas anotadas. Según nos dicen los familiares, los trámites son engorrosos y solo pueden ingresar aquellos que padecen epilepsia refractaria, la cual representa una mínima parte de las alrededor de 15 tipos de enfermedades que se podrían tratar con cannabis”. También remarcó las dificultades en el interior del país “donde deben viajar primero para anotarse y después viajar de nuevo para retirar el producto”.

Esta semana, Francisco Giovanoli será juzgado bajo el artículo quinto de la ley de estupefacientes de siembra, cultivo de planta o guarda de semillas y podría afrontar una condena entre 4 y 15 años de prisión. Ayer jueves comenzó el proceso judicial a cargo de un Tribunal Oral Federal (TOF) en Comodoro Rivadavia. El imputado sufre epilepsia, y comenzó a usar cannabis hasta lograr una mejora sostenida de su condición, e incluso dejó los medicamentos. Pero en 2014 la Policía Federal realizó un allanamiento a partir de la denuncia de una vecina. Encontraron seis plantas a punto de cortar, otras diez en macetas de diez litros, en estado vegetativo (antes de la producción de flores psicoactivas) y unos 30 plantines en vasos de 500 centímetros cúbicos. Ante esta situación, se volvió a debatir sobre el autocultivo. “El caso de Francisco no hace más que poner en evidencia la necesidad de reglamentar con urgencia y en forma íntegra esta ley que fue sancionada por el Congreso Nacional en 2017. Decidimos avanzar en un proyecto que retome lo que ha quedado afuera de la promulgación con el objeto de dar un marco jurídico adecuado que pueda corregir las barreras que se le están presentando a las familias”, añadió Luenzo.

El pedido para ampliar la ley aprobada en 2017 se extiende en el país, ante las dificultades que existen para que las personas accedan a los tratamientos necesarios. Este jueves, autoridades del Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) de Santa Fe recibieron a integrantes de las organizaciones que conforman la Red Cannábica Santafesina, quienes previamente realizaron una jornada en las puertas del laboratorio para visibilizar el reclamo al gobierno nacional para que autorice la importación de flores de cannabis para la investigación y elaboración de medicamentos, como está previsto en leyes nacionales y provinciales. El LIF presentó hace más de un año la autorización a la ANMAT pero hasta el momento no hubo respuestas y sí muchas trabas para importar las flores que fueron donadas desde Uruguay. “Claramente es una decisión política del gobierno nacional, hay mucha dejadez y eso no puede escapársele a nadie, debemos tener una respuesta porque estamos hablando de salud pública”, denunció Laura Acosta, referente de la Mamás Cannabis Medicinal Santa Fe (MACAME).