Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 13/3/19
#pami
La industria farmacéutica ataca al PAMI usando de “escudo humano” a las farmacias
13/3/19, 10:27, BUENOS AIRES, marzo 13: Laboratorios emitieron débitos por un descuento de casi 3 millones de pesos en contra de las farmacias, correspondiente a medicamentos aceptados, dispensados y tomados por los los jubilados en febrero argumentando que esos fármacos están fuera del convenio. De esta forma, presionan a la obra social en plena negociación por la renovación del convenio 2019. En el medio, las farmacias suman otro golpe en un contexto de crisis que se profundiza.
#Cannabis
Nuevo decreto para regular el cultivo de cannabis para uso medicinal
7/3/19, 11:23, BUENOS AIRES, marzo 7: Se publicó en el Boletín Oficial una nueva reglamentación para quienes quieran cultivar marihuana para producir aceite medicinal. El autocultivo estará permitido, pero deberá ser autorizado por el Instituto Nacional de Semillas (INASE).
13
#Sida
Insisten con poner “en la justa medida” el caso de la persona curada de HIV
19/3/19, 11:31, BUENOS AIRES, marzo 19: El “paciente de Londres” tiene carga negativa del virus sin necesidad de tomar medicamentos. Es el segundo de su tipo, pero esto está lejos de haber avanzado hacia una cura. “Hicieron un ruido bárbaro por una noticia que hay que poner en su justa medida”, dijo Pedro Cahn, que criticó el rol de los medios en la difusión de la noticia.
Un dicho periodístico suele decir que en la guerra, la primera víctima es la verdad. En el caso del enfrentamiento del PAMI con la industria farmacéutica, en el marco de la negociación por un nuevo convenio de medicamentos, las primeras bajas están en el lado de las farmacias. Es que los laboratorios (FARMALINK) iniciaron una fuerte ofensiva contra la obra social nacional PAMI usando de “escudo humano” a los mostradores, a través descuentos en las notas de crédito de febrero, por un valor de casi 3 millones de pesos. La medida se tomó cuando los productores decidieron quitar de esa facturación medicamentos que vienen reclamando sean excluidos del vademécum actual, algo que está expresamente prohibido por el convenio vigente a menos que sea aceptado por PAMI. Ante esta situación, que se cristalizó esta semana con el giro de las notas a las droguerías, la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) le reclamó al PAMI que abone ese monto, que afecta a unas 5 mil farmacias.

Con la firma de maría Isabel Reinoso, la COFA intimó al PAMI para que la obra social pague los casi 3 millones de pesos que los laboratorios descontaron de la liquidación de la primera quincena de febrero, de medicamentos que consideraba fuera del vademécum. “Hemos recibido un archivo con notas de débito aplicables a la 1° quincena de febrero, en tanto las droguerías ya se encuentran aplicando el citado débito a las farmacias prestadoras. Estos débitos podrían estar originados en la dispensa de productos que diversos laboratorios consideran han sido dados de baja del vademécum y ascienden a la suma de 2.968.814,50 de pesos”, confirmó el documento de la COFA, al que tuvo acceso MIRADA PROFESIONAL. Más allá de las circunstancias que han generado estos débitos, aclaró la entidad farmacéutica, la situación real es que “más de 5 mil farmacias de nuestra red han visto afectados sus anticipos de la 2° quincena de febrero, quedando por debajo del 70 por ciento que establece el anexo VI del convenio”. Por esto, se reclamó que “se arbitren las acciones para que a la mayor brevedad el instituto abone las diferencias aludidas producto de cada nota de débito”. De igual forma, La Federación Farmacéutica de la República Argentina (FEFARA) reclamó por estos descuentos, en su caso a la empresa Farmalink, recordando que los laboratorios no pueden excluir tratamientos del actual convenio.

En los primeros días de febrero de este año, el PAMI y los laboratorios se intercambiaron cartas acusatorias, por la intención de los productores de excluir varias presentaciones del actual convenio. En ese caso, otra vez dejaron a las farmacias en el medio de “fuego cruzado”. Mediante una comunicación dirigida a la COFA, se le pidió a los mostradores que excluyan de la atención del PAMI a ciertos medicamentos, que reclamaban sean sacados de los descuentos correspondientes. En el caso de Roemmers, por ejemplo, se envió una carta con 21 presentaciones, donde le pidió que “en forma inmediata se haga efectiva la baja de los medicamentos que se indican”. De inmediato, la Comisión de Seguimiento de Dispensación del convenio de medicamentos Ambulatorios, Clozapinas y Diabetes del PAMI respondió que por “los vínculos jurídicos establecidos en el marco de funcionamiento del convenio”, sólo se permite “que la comunicación a las farmacias sobre los productos incluidos en el vademécum sea realizada de forma exclusiva y excluyente por el instituto”, y pidió que no se tenga en cuenta el pedido de la industria. “El instituto es el único autorizado a dar de alta o baja productos o farmacias”, remarcó el PAMI. Por seguir al pié de la letra esta comunicación, los farmacéuticos recibieron estos importantes descuentos.

No es la primera vez que las farmacias son víctimas de la guerra entre los firmantes del convenio PAMI. La disputa entre el gobierno y la industria, en especial la de bandera nacional, terminó afectando al sector minorista, que en muchos casos ni siquiera tiene poder de decisión. Este es un caso ejemplar. Los laboratorios presionan realizando descuentos en las notas de débitos, dejando a las farmacias sin recursos vitales para sostener la atención y así poderles comprar a la propia industria los fármacos para los jubilados. Antes, cuando se inició el pedido de exclusión de algunos tratamientos, el PAMI amenazó con sanciones a quienes atiendan el pedido. “Se tomarán medidas sobre aquellas farmacias que en función de comunicaciones que provengan de terceros ajenos al presente convenio perjudiquen, atenten, menoscaben y/o dilaten la debida atención a los afiliados del instituto”, remarcó la obra social. En medio de la guerra, los mostradores deben afrontar las consecuencias del enfrentamiento, en un contexto de crisis económica sin precedentes. Ahora, en plena discusión por el nuevo convenio (ver sección Esto que Pasa), esta medida genera más tensión, y anuncia un nuevo vendaval en una relación compleja, que afecta de manera directa a jubilados y a las farmacias, los eslabones más débiles de un sistema –la seguridad social –que cruje por efectos de la crisis.